Los Acuerdos de Paz no son más que un conjunto de diálogos que se realizaron entre el FMLN y el gobierno a partir de 1989; siendo la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el intermediario del proceso, mientras que el escenario fue México, justo en el Castillo de Chapultepec.

Teniendo el apoyo de representantes de Venezuela, España y Colombia; inicialmente no tuvieron éxito, no es hasta el 16 de enero de 1992 cuando se pone fin al conflicto a través de la firma de lo firma del convenio.

Origen de los Acuerdos de Paz

Los Acuerdos de Paz se originan a raíz de la iniciativa del ex presidente Alfredo Cristiani y el FMLN; quienes realizaron una convocatoria para comenzar las negociaciones en México, donde la ONU sería el árbitro entre ambas partes. Es así que se da el encuentro entre el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional y la Alianza Republicana Nacionalista; donde las partes acordaron una serie de eventos que serían provechosos para la nación salvadoreña.

Antecedentes históricos

Durante muchos años El Salvador fue víctima de la represión durante los gobiernos militares; algunos de ellos sucedidos mucho antes del periodo de la guerra civil, como es el caso de Maximiliano Hernández Martínez. El cual se desarrolló entre 1931 y 1944, época represiva demostrada a través del Levantamiento Campesino en 1932; año en que fueron asesinados muchos campesinos que se sublevaron en contra del régimen. Lo mismo se puede observar en el año 1979 cuando administraba el país Carlos Humberto Romero; momento represivo que trajo como consecuencia una masacre, conocida como la Masacre de las gradas de Catedral.

Otro ejemplo vivo que muestra los datos históricos salvadoreños es la Masacre del Mozote, ocurrida en Morazán; ejecutada en el año 1981 durante el mandato de la Junta Revolucionario de Gobierno. Además de las anteriores tuvieron lugar muchos más hechos violentos que dejaron centenares de muertes; algunas de ello realizadas por los Escuadrones de la muerte, una organización que actuaba órdenes del régimen, ejecutando actos violentos.

Acciones que llevaron a un despertar en el pueblo salvadoreño, llegando a formar movimientos antidictatoriales; entre los que podemos destacar el Partido Revolucionario de Trabajadores Centroamericanos (PRTC) y el Fuerzas Populares de Liberación (FPL). También, el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) y el Partido Comunista Salvadoreño (PCS); los cuales posteriormente se unieron para formar el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN). Desde allí comienza el enfrentamiento real entre el gobierno y el FMLN, el que dura más de 10 años; finalmente, tratan de poner un punto medio y se inician las conversaciones que pondrían fin a la guerra.

Primeras conversaciones

Después de varios enfrentamientos bélicos, tanto representantes del FMLN como José Napoleón Duarte deciden iniciar las conversaciones; las cuales comenzaron en octubre de 1984 en Chalatenango. Esta vez el sacerdote Arturo Rivera sería el árbitro de las negociaciones;  lastimosamente, el único consenso logrado fue el acercamiento político entre las partes. Es así que se retoman los diálogos en el mes de noviembre en La Libertad; para ese momento se acuerda continuar con las negociaciones, en las que ambos cooperaron.

En septiembre del año 1986 correspondía realizar la tercera reunión en el departamento de San Miguel, pero no se concretó; de modo que reanudarían las negociaciones en Panamá en enero del año siguiente. Donde acordaron intercambiar guerrilleros detenidos por rehenes, uno de ellos el Coronel Omar Avalos. El último conversatorio se llevó a cabo en San Salvador en el mes de octubre de 1987; donde se expone la necesidad de subsanar el conflicto armado a través de nuevos acuerdos. De aquí surge la idea de comenzar las negociaciones en un ámbito neutral, para que ambas partes salieran beneficiadas.

Es así que para el año 1989 el ex presidente Alfredo Cristiani convoca una reunión con el FMLN en México; en la que solicitarían la mediación de la ONU ante el conflicto bélico que enfrentaban. Para el siguiente año, se realizaría la nueva reunión en Suiza para determinar las pautas a seguir en el proceso de negociación;  finalmente, en Venezuela se realiza otro dialogo en el mes de mayo de 1990, cuya finalidad era plantear los temas a discutir. Puntos que se debatieron por todo un año, es por ello que en abril de 1991 se cierran las negociaciones; esperando solo el llamado de la ONU para realizar la firma de dichos acuerdos, la cual se da el 16 de enero de 1992.

Contenido de los Acuerdos de Paz

Dentro de los convenios que se establecieron en México y que hicieron posible los Acuerdos de Paz, encontramos los siguientes:

La Fuerza Armada

  • Eliminación de las fuerzas paramilitares.
  • Cambiar y mejorar la doctrina de la Fuerza Armada, donde se establezca que su única labor es trabajar en pro de la defensa de la nación.
  • Reformar la Constitución en base al objetivo que debe cumplir la Fuerza Armada.
  • Cambiar el sistema educativo de la Fuerza Armada.
  • Creación de una comisión de investigación para estudiar las violaciones de los Derechos Humanos por parte de la Fuerza Armada.
  • Creación de un servicio de inteligencia civil y eliminación del servicio de inteligencia militar.
  • Disminución de la cantidad de efectivos en la Fuerza Armada.
  • Disolución de la Policia de Hacienda, Guardia Nacional y Policia Nacional.
  • Creación de la Comisión de la Verdad para investigar los hechos más graves de violencia durante la Guerra Civil.

Policía Nacional Civil

  • La Policia Nacional Civil surgiría en sustitución de los antiguos cuerpos de seguridad, haciendo uso de la doctrina democrática y civilista.
  • Integrar el 20% de los miembros del FMLN y de la Policia Nacional, quienes trabajarían conjuntamente con participantes sin militancia política.
  • Creación de la Academia Nacional de Seguridad Pública, donde se instruirá a los nuevos agentes de la Policía Nacional Civil.

Sistema Judicial

  • Instituir la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos.
  • Creación de la Escuela de Capacitación Judicial, enrumbada hacia la realidad de la nación.
  • Modificar los periodos y el proceso de elección de los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia.
  • Reorganizar la estructura el Consejo Nacional de la Judicatura para que sea más independiente.

Sistema Electoral

  • Admitir al FMLN como un partido político legal.
  • Creación del Tribunal Supremo Electoral.
  • Garantizar el ejercicio de los derechos políticos y civiles tanto sus miembros como de los dirigentes del FMLN.
  • Instaurar el derecho de los partidos políticos a publicar, actualizar, organizar y elaborar el registro electoral.

Económico y Social

  • Creación de mecanismos que protejan al consumidor.
  • Creación de un Foro de Concertación Económica y Social, donde participarían las asociaciones empresariales, el Estado y los sindicatos; con la finalidad de discutir temas de interés nacional.
  • Distribución de las tierras a los campesinos y agricultores que no constituyesen reserva natural y que estuviesen propiedad del estado.
  • Garantizar a los trabajadores el acceso a la propiedad de las empresas privatizadas.
  • Distribución entre los excombatientes de las tierras en zonas en conflicto.

Participación política del FMLN

  • Creación de la Comisión Nacional para la Consolidación de la Paz.
  • Posibilidad de regreso al país de aquellos que salieron del mismo debido al conflicto armado.

Cese del enfrentamiento armado

  • Desarticulación de ambas fuerzas.
  • Cese del conflicto armado entre febrero y octubre del año 1992.

Conmemoración a los Acuerdos de Paz

Para el 16 de enero de 2017, se cumplieron 25 años de la firma de los Acuerdos de Paz; por lo que el ex presidente Salvador Sánchez Cerén conmemoró el cese del conflicto a través de dichos acuerdos. Aprovechando el momento para inaugurar un parque escultórico, así como también realizar actos públicos culturales; recordemos que el ex mandatario fue uno de los dirigentes del FMLN, quien además participó en los diferentes conservatorios.

En realidad, la firma de los Acuerdos de Paz no solo finalizó el periodo de Guerra Civil en El Salvador; sino que también colaboró en la democratización real del país a través de las elecciones. Donde los excombatientes participarían utilizando la política como única arma para luchar por los derechos de la población; a pesar que aún faltan concretar algunas cláusulas de los acuerdos, se puede decir que se ha andado gran parte del camino.