Américo Vespucio

Américo Vespucio fue un gran comerciante italiano que nació en Florencia  el 9 de marzo  del año 1454. Participó en al menos dos expediciones al nuevo continente dándole el nombre de América en honor a él. Sus padres eran ciudadanos italianos, Nastagio Vespuci y Lisabetta Mini respectivamente. Pero el adoptó la nacionalidad castellana posteriormente. Muere en Sevilla, España en el año 1512 a consecuencia de la malaria.

 ¿Qué se sabe sobre Américo Vespucio?

Venezuela, debe también su nombre a este cosmógrafo. Ya que sus paisajes se le parecieron a Venecia ciudad de su tierra natal. Y Venezuela quiere decir pequeña Venecia. Américo Vespucio llegó a España procedente de Italia como comerciante junto con su esposa. Entonces, por medio de un gran amigo, se conectó en la corte, haciendo beneficiosos contactos con gente importante.

Cuando Cristóbal Colón llegó de su primer viaje y habló sobre las riquezas de la tierra descubierta, Vespucio informó a los Médicci en Italia. Estos eran gente de mucha  influencia. Con la finalidad de poder invertir en las futuras expediciones con fines de abultar aún más su ya inmensa fortuna.

Con la ayuda financiera de los Médici, Colón zarpa el 4 de mayo de 1499 desde el puerto de Santa María en una expedición comandada por Alonso De Ojeda. Llega a la desembocadura del río Orinoco en Venezuela después de más de veinte días de navegación.

Publicidad de Google AdSense

Del gran rio Orinoco, navegaron hacia el lago de Maracaibo.  De allí pasaron a lo que son hoy en día tierras colombianas. Fue entonces cuando trazaron los cartógrafos su primer mapa de las tierras descubiertas. En el viaje siguiente, se cree que llegaron a Brasil al mando de una expedición financiada por Portugal y cuyos tripulantes eran en su mayoría portugueses.

¿Cuál es la importancia de Américo Vespucio?

Fue Américo Vespucio, quien aseguró a Lorenzo de Médici que entre Europa y Asia, existían nuevas tierras, las cuales conformaron el continente nuevo que llevaría su nombre.

Américo fue abandonado por su padre siendo aún un adolescente junto con sus hermanos Girolamo, Bernardo y Agnoletta. Así quedaron estos al cuido de su tío Giorgo Antonio. De quien aprendió muchos de sus conocimientos que le abrirían más tarde muchos caminos y puertas para sus relaciones como comerciante y navegante.

Publicidad de Google AdSense

Cuenta la historia que Giorgio Antonio, el tío de Américo frecuentaba la casa de los Médici, Del mismo Leonardo Da Vinci y el gran Sandro Botticelli. O sea, se codeaba con altos personeros forjadores de la cultura más selecta de la época. Motivo por el cual Américo contrajo nupcias con una dama de la alta sociedad.

Influencias y relaciones de Américo Vespucio

Los grandes pintores florentinos se interesaron mucho en la familia Vespucio y esto contribuyó altamente a su auge económico y de todos sus hermanos. Contrariamente a los pronósticos de parientes y amigos. Debido al abandono por  parte de su padre, quien después de haberse separado de su esposa.  Solo se hizo cargo del hijo mayor llamado Antonio, quien no corrió con la misma suerte.

El tío de Américo, se lo llevó para Francia. Donde se relacionó con gente de la corte y llegó a servirle  como secretario de la embajada francesa. Un año después, se tuvo que regresar a Italia, para hacerse cargo de los asuntos sucesorales  por la inesperada muerte de su padre. Allí conoció a Cristóbal Colón. Y comenzaron una intrincada amistad que lo llevó a apoderarse de uno de los negocios más lucrativos de la época.

Américo personalmente se encargó de las embarcaciones que transportaban negros para el nuevo continente. Ya que los esclavizaban y los sometían a trabajos forzados que los indígenas se resistían a hacerlos, aún a costa de su propia vida. Este comercio enriqueció enormemente las arcas de la familia.

No era Américo precisamente un hombre de hogar y por el contrario enemigo del matrimonio. Pero si se le  conoció como un gran casanova. Y siempre se le veía acompañado de chicas muy bellas que despertaban la envidia entre sus más caros amigos, ocasionándole inclusive algunas disputas en las que se vio envuelto. De hecho,  en Barcelona de España, fue retado a duelo por un marqués.

Lorenzo de Pier Francesco

En una de las cartas dirigida a su gran amigo Lorenzo de Pier Francesco, Vespucio revela maravillosos descubrimientos tales como; la hoja de coca, el tomate, el uso de la hamaca, feroces combates con tribus caníbales. Además de  animales salvajes desconocidos en el viejo continente.c

Cuando regresa a Sevilla se encuentra con la desagradable noticia de que la reina Isabel la católica había muerto.  Esto lo desmotiva para continuar con sus viajes. Ya que la reina era un gran apoyo en todas las permisologías y empresas imprescindibles para el tráfico de esclavos.

No obstante, en el año 1505 el rey de España pone a Américo y a Vicente Yáñez Pinzón al frente de una empresa en cuya expedición. Estos fungirían  como capitanes. Pero  este proyecto tuvo que ser abandonado debido a la muerte del rey Fernando en noviembre del  mismo año.

Papel  de Américo Vespucio

Después de la muerte del rey Fernando. Vespucio tuvo que conformarse con los relatos de los otros navegantes. No pudo volver a poner pié en aquellas tierras de las cuales tenía tantos buenos recuerdos.

En el año 1509,  recibe la nefasta noticia de la muerte de su madre.  Esto lo sume en una gran depresión que casi lo lleva al abandono. Llegando los allegados a confundirlo con un orate y algunas veces tildarlo de  charlatán. Cuando contaba sus vivencias en América, pareciendo a veces exageradas o magnificadas.

El hecho de que el nuevo Continente heredara el nombre del comerciante, trae mucha controversia después de su muerte.  Ya que no faltó quien alegara que este merito, se lo debía llevar Cristóbal Colón que fue el descubridor. Pero es que no faltó quien presentara pruebas de dudosa credibilidad sobre si realmente fue o no Cristóbal Colón quien descubrió la América.

Américo Vespucio muere en Sevilla el 22 de febrero de 1512 a consecuencia de una gran peste que azotó a España.

 Antes de esto  dejó un testamento de su cuantiosa fortuna a favor de sus hermanos y una de sus amigas de farra.

 

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *