Ángel Guirola es oriundo del departamento de La Paz, exactamente de la ciudad de Zacatecoluca; lugar que también es uno de los municipios de El Salvador. Nació la mañana del 15 de agosto de 1826, mientras que su muerte fue en la ciudad de Nueva San Salvador, 27 de abril de 1910.

Fue un prominente político Salvadoreño que gobernó como presidente provisional; cargo que ejerció desde el 6 de abril, fecha en que recibió el poder de manos de Rafael Zaldivar. Quién se convierte nuevamente en uno de los presidentes de El Salvador el 21 de agosto de 1884; época en que Ángel Guirola entrega el mando.

Desarrollo económico de Ángel Guirola

No solo se destacó en la política, también fue un excelente banquero y cafetalero. Como muchos otros altos dignatarios de la época, en su infancia estudió en la Ciudad de Guatemala. Trabajó como dependiente  en una botica. Después de algunos años, con el dinero ahorrado, invirtió en el negocio del añil a nivel internacional.

Este negocio floreció y se extendió a nivel internacional en La Habana, Panamá (ciudad) y Estados Unidos. Con el tiempo, en el año de 1852 pasó a residir en San Vicente, uno de los departamentos de El Salvador; donde estableció su negocio en esas instancias.

En 1866 inició formalmente su negocio al abrir una mansión en la ciudad de Nueva San Salvador, la cual posteriormente fue reemplazada por la llamada Casa de las Águilas.

Fundación de entidades bancarias

Para el año de 1885, junto con otros Empresarios de la época, se reúnen para fundar una institución bancaria, esta institución originalmente se denominó Banco Particular de El Salvador, cambiando su denominación en 1891 por Banco Salvadoreño.

Mediador político

Durante los meses de marzo y junio del año 1885, ejerció como mediador durante la invasión del general Rufino Barrios y la revolución encabezada por el general Francisco Menéndez; con el triunfo de la revolución del general Menéndez, abandonó el país y viajó por Estados Unidos y Europa.

En medio de la guerra con Guatemala durante 1906 su amado hijo Adalberto falleció producto de las revueltas; era graduado de la academia militar de West Point, quien peleaba bajo las órdenes del general Tomás Regalado.

Posteriormente se retira de la política y se dedica de lleno a sus negocios hasta su muerte el 27 de Abril de 1810.