Argentina

Argentina es uno de los países de América del Sur, ubicado en la parte meridional del Continente. Se extiende desde la Cordillera de los Andes hasta el Océano Atlántico, por el Norte, apenas rebasa el trópico de Capricornio y por el Sur, a los 55° de latitud sin contar el Territorio Antártico, que llega hasta el Polo sur.

Este país limita por el Oeste con Chile, separados por la Cordillera de los Andes; al Norte con Brasil, Bolivia y Paraguay; al Este con Uruguay, Paraguay, Brasil y el Océano Atlántico y al Sur con Chile. Por su gran extensión, Argentina es el segundo más grande del Continente de América del Sur.

El desarrollo de su Economía la coloca en primer plano entre las naciones sudamericanas y es la única de ellas que se cuenta entre las diez primeras potencias comerciales del mundo. Esto se debe a la situación del país, en su mayor parte dentro de la zona templada con condiciones geográficas óptimas para la explotación de la agricultura.

Los Andes argentinos se caracterizan al Norte, por su relieve macizo, estando representados por la Puna de Atacama, altiplano de 4.000 metros de altura sobre el nivel del Mar, prolongación de altiplanicie boliviana.

La Puna está flanqueada al Este por Sierras, con cumbres de hasta 6.720 metros de altura, como lo es el Nevado y al Oeste por Conos Volcánicos, como lo es el Llullaillaco a 7.723 metros de altura. Los Andes céntricos de Argentina, presentan los Picos más altos de toda América:

Aconcagua con 6.959 metros.

Bonete con 6.872 metros.

Tupungato con 6.800 metros.

Mercedario con 6.770 metros.

Toro con 6.380 metros.

Símbolos Patrios de Argentina

Los símbolos patrios de Argentina para representar su independencia son: la bandera, el escudo de armas y el himno nacional

Bandera de Argentina

La primera Bandera de Argentina, fue creada por el general Manuel Belgrano el día 27 de febrero del año 1812. Esta, fue consagrada con los mismos colores celeste y blanco, por el Congreso de Tucumán el 20 de julio del año 1816, luego fue ratificada por el mismo cuerpo en Buenos Aires, el 25 de febrero de 1818.

La actual bandera de Argentina tiene sus colores distribuidos en tres franjas horizontales, blancas, con un Sol en el medio que figura una moneda de Oro de ocho puntas y celestes en sus costados inferior y superior.

Para glorificar a esta bandera, el gobierno promulgó  el 8 de junio de 1938 una ley que fija  este día como el día de la bandera. Posteriormente declara el 20 de junio como día feriado, en honor a la muerte de su creador.

Escudo de Armas de Argentina

Este fue la fiel reproducción del Sello que utilizó la Soberana Asamblea General constituyente de las Naciones Unidas del Río de la Plata, el día 12 de marzo de 1813. Antes de ser instalada esta asamblea, no existía un sello para legislar los actos gubernamentales, para lo cual usaban las armas reales que implementaron durante el Virreinato.

Ante tal necesidad de no poseer un sello propio, la Asamblea comenzó a utilizar este  como Escudo Nacional de la Nación.

Himno nacional de Argentina

El himno nacional fue escrito por Vicente López hacia el año 1812. Así mismo, fue  compuesto por Blas Parera en el año 1813. Su versión oficial dura unos 20 minutos, pero posteriormente se redujo a tan solo 3 minutos y medio.

 ¡Oíd, mortales!, el grito sagrado:
¡libertad!, ¡libertad!, ¡libertad!
Oíd el ruido de rotas cadenas
ved en torno a la noble igualdad.
Se levanta a la faz de la Tierra
una nueva y gloriosa Nación
coronada su sien de laureles
y a sus plantas rendido un león.

De los nuevos campeones los rostros
Marte mismo parece animar
la grandeza se anida en sus pechos
a su marcha todo hacen temblar.
Se conmueven del Inca las tumbas
y en sus huesos revive el ardor
lo que ve renovando a sus hijos
de la Patria el antiguo esplendor.

Pero sierras y muros se sienten
retumbar con horrible fragor
todo el país se conturba por gritos
de venganza, de guerra y furor.
En los fieros tiranos la envidia
escupió su pestífera hiel.
Su estandarte sangriento levanta
provocando a la lid más cruel.

¿No los veis sobre México y Quito
arrojarse con saña tenaz,
y cuál lloran bañados en sangre
Potosí, Cochabamba y La Paz?
¿No los veis sobre el triste Caracas
luto y llanto y muerte esparcir?
¿No los veis devorando cual fieras
todo pueblo que logran rendir?

A vosotros se atreve, argentinos
el orgullo del vil invasor.
Vuestros campos ya pisa contando
tantas glorias hollar vencedor.
Mas los bravos que unidos juraron
su feliz libertad sostener,
a estos tigres sedientos de sangre
fuertes pechos sabrán oponer.

 

El valiente argentino a las armas
corre ardiendo con brío y valor,
el clarín de la guerra, cual trueno,
en los campos del Sud resonó.
Buenos Aires se pone a la frente
de los pueblos de la ínclita Unión,
y con brazos robustos desgarran
al ibérico altivo león.

San José, San Lorenzo, Suipacha.
Ambas Piedras, Salta y Tucumán,
la colonia y las mismas murallas
del tirano en la Banda Oriental,
son letreros eternos que dicen:
aquí el brazo argentino triunfó,
aquí el fiero opresor de la Patria
su cerviz orgullosa dobló.

La victoria al guerrero argentino
con sus alas brillantes cubrió,
y azorado a su vista el tirano
con infamia a la fuga se dio;
sus banderas, sus armas se rinden
por trofeos a la Libertad,
y sobre alas de gloria alza el Pueblo
trono digno a su gran Majestad.

Desde un polo hasta el otro resuena
de la fama el sonoro clarín,
y de América el nombre enseñando
les repite: ¡Mortales, oíd!
Ya su trono dignísimo abrieron
las Provincias Unidas del Sud!
Y los libres del mundo responden:
¡Al gran Pueblo Argentino, salud!

Sean eternos los laureles
que supimos conseguir:
coronados de gloria vivamos,
o juremos con gloria morir.
(Se canta después de cada estrofa)

 

Historia de Argentina

Los datos más antiguos de existencia humana hallados en Argentina, fueron encontrados en el Sur de la Patagonia. Siendo uno de éstos Piedra Museo, ubicado en la Provincia de Santa Cruz con una data cercana al 11000 antes de Cristo. A estos pueblos, se le suman Monte Verde en Chile y Furada en Brasil.

Los primeros habitantes argentinos, se dedicaban a la caza de Milodones. Este, es un mamífero parecido a un Oso con cabeza de Camello, el cual ya se encuentra extinto. También, cazaban Caballos llamados Hippidions, extintos hace 8000 años. Además de Guanacos y Ñandúes.

Para el año 9000 a.C, ya había habitantes en la Pampa y en la zona del Noreste argentino ya se había habitado hacía el año 7000 antes de Cristo. Aquí, se ubicaba Tastil, siendo esta la ciudad precolombina más grande ubicada en el territorio argentino, llegando a tener 3.000 habitantes. Para esta época, los pueblos nativos de Argentina se dividieron en tres grandes Culturas:

La primera de estas Culturas se constituía por Cazadores y Recolectores. Éstos habitaban el Chalco, la Pampa y la Patagonia.

Otra de estas Culturas, eran los Agricultores andinos, los cuales habitaban las Sierras de Córdoba, Cuyo y toda la parte Norte del país.

Por último, estaban los Agricultores de las llanuras en la Mesopotamia, que pertenecían a la Cultura TupiGuaraní.

Descubrimiento y Colonización de Argentina

Antes de la llegada de los conquistadores españoles, la población de Argentina estaba constituida por numerosas tribus indias, independientes entre sí, de las cuales sólo los guaraníes conocían el arte de cultivar la tierra. En 1516 Juan Díaz de Solís, buscando un paso hacía el Océano Pacífico, descubrió el Río de la Plata.

El veneciano Sebastián Cabot adentrándose en el año 1526 por el Río de la Plata, remontó el Uruguay y el Paraná y construyó el fuerte de Sancti Spiritus. Diez años después, Pedro de Mendoza, acompañado de su hermano Diego y de unos 1.000 hombres, fundó la ciudad de Santa María del Buen Aire. Pero tuvo que abandonarla ante la hostilidad de los indígenas querandíes.

Por otro lado, Pedro de Gasca, presidente de la Audiencia del Perú, creó la Gobernación de Tucumán en el año 1549 y Francisco de Aguirre, procedente de Chile, fundó Santiago del Estero en el año 1553. Progresivamente se fueron creando nuevas ciudades: Mendoza en 1561, San Juan en 1562, Tucumán en 1565 y Córdoba en 1573. Juan de Garay fundó Santa Fe este mismo año y en el año 1580 puso definitivamente los cimientos de la actual ciudad de Buenos Aires.

Durante el Siglo XVII hubo varias rebeliones indígenas que fueron sofocadas. Los Jesuitas desarrollaron una decisiva labor misionera y colonizadora. En el año 1613 se fundó la Universidad de Córdoba del Tucumán, y en 1617 fue creada la Gobernación del Río de la Plata, dependiente del Virreinato del Perú.

Los colonizadores se repartieron entre sí los territorios indígenas. En el año 1767 se llevó a cabo la expulsión de los Jesuitas, que resultó un duro golpe para la naciente economía de Argentina, y en el 1776 se estableció el Virreinato del Río de la Plata, cuyo primer virrey fue Don Pedro de Cevallos.

Inversiones Inglesas e Independencia de Argentina

En el año 1806 tropas británicas al mando del General Beresford, lograron apoderarse de la ciudad de Buenos Aires durante un mes y medio; al cabo de este tiempo se produjo la reacción de las fuerzas locales, comandadas por Santiago de Liniers, que lograron la rendición del enemigo el 12 de agosto de ese mismo año.

La segunda invasión británica se produjo en el año 1807 al mando del General Whitelocke, desembarcando en la ensenada de Barragán. El día 2 de junio se libró la batalla de Miserere, que culminó con la represión de las fuerzas locales.

Pese a ello, cuando los británicos intentaron el 5 de julio tomar la ciudad, la heroica defensa que de ella hicieron sus habitantes, acaudillados por el Alcalde Martín de Alzaga, y las fuerzas atrincheradas en las calles obligaron a aquéllos a la capitulación y a firmar el cese de hostilidades el 7 de julio, luego de sufrir cuantiosas pérdidas.

La tirantez entre criollos y españoles culminó el 25 de mayo del año 1810, con la exigencia del pueblo de Buenos Aires de que el Virrey fuera destituido y se creara una Junta de Gobierno integrada por criollos, a semejanza de las entonces existentes en España.

Al triunfar la revolución asumió el ejecutivo la Primera Junta Patria de Gobierno, compuesta de la siguiente manera: Saavedra, Moreno, Paso, Alberti, Azcuénaga, Belgrano, Castelli, Matheu y Larrea. Españoles y realistas se opusieron por las armas a la revolución, pero fueron derrotados por Artigas, Belgrano y San Martín en el año 1812 y 1813. Finalmente, el Congreso reunido en Tucumán en 1816 proclamó la Independencia.

La Organización del país entre los años 1861 hasta 1916

Los Presidentes que se sucedieron a gobernar Argentina desde 1862 hasta 1880 fueron los siguientes:

Mintre, que ya se había apoderado del poder luego de la indecisa batalla de Pavón en el año 1861.

Sarmiento, que mando durante los años 1868 hasta 1874.

Avellana, que recibió el poder del anterior mandatario, duro desde el año 1874 hasta 1880.

Estos tres presidentes, consiguieron poder resolver definitivamente el problema de la organización del país. Durante esta época se produjo la guerra con el Paraguay entre los años 1865 hasta 1870, en la que resultó vencedora la alianza argentinobrasileñouruguaya.

Las dos presidencias de Roca entre los años 1880 hasta 1886 y luego desde 1898 hasta 1904, se caracterizaron por el desarrollo de las obras pública y, sobre todo, por la avanzada legislación que dieron al país. No obstante, Roca centralizó el poder y gobernó dictatorialmente bajo una falsa apariencia de legalidad y democracia.

Las presidencias de Figueroa Alcorta desde los años 1906 hasta 1910 y Roque Sáenz Peña entre los años 1910 hasta 1914 marcan el principio del fin de la oligarquía y vuelta a la libertad política.

Radicales y Conservadores

La Unión Cívica Radical, dirigida por Alem e Hipólito Yrigoyen, conspiró contra el régimen y exigió elecciones limpias, que se realizaron en el año 1916. Aquí quedó triunfador el radicalismo y las dos presidencias de Yrigoyen en los años 1916 hasta 1922 y luego en 1928 hasta 1930 y las de Alvear entre los años 1922 hasta 1928, a pesar haber afirmado el principio democrático, no modificaron la estructura socioeconómica ni extirparon la corrupción administrativa.

La crisis del año 1929 provocó una serie de golpes de Estado. Hasta que en el año 1930 un movimiento militar conservador, encabezado por el General Uriburu, derrocó al gobierno constitucional. Pronto el gobernador Uriburu entre los años 1930 hasta 1932 se vio envuelto en la crisis económica. Aparte se vio obligado a hacer frente a la oposición declarada de sindicatos y universidades, que se rebelan contra la orientación política del gobierno.

Una conspiración militar, encabezada por el General Rawson acabó con el gobierno de Castillo, el cual estaba lleno de corrupción. Después de dimitir Rawson, ocupó la presidencia el General Ramírez entre los años 1943 hasta 1944. Aquí fue disuelto el Congreso y gobernó sobre decreto de ley.

Población de Argentina

Argentina es, después del Brasil, el país con mayor población absoluta de Sudamérica, Como en el caso de Brasil, su crecimiento demográfico fue muy rápido a partir de mediados del siglo XIX a causa del flujo de inmigraciones europeas. La primera de ella, tuvo lugar entre los años 1886 y 1890.

En este periodo llegaron a Argentina unos 450.000 europeos, la segunda y más importante, se produjo entre los años 1906 y 1910 cuando llegaron 800.000 europeos más. La población blanca es la mayorista; el número de indígenas amerindios no rebasa los 30.000, lastimosamente a causa de las masacre durante el periodo de colonización.

Actualmente Argentina cuenta con un número de habitantes que supera los 40 millones de habitantes.

Economía de Argentina

La época de mayor auge económico en Argentina fue durante el lapso comprendido entre los años 1888 y 1929. Esto se debió, a la creciente demanda de alimentos. La crisis de 1929 aceleró el proceso de industrialización, la agricultura y la ganadería continúan siendo las actividades económicas más importantes.

El 10 % de la superficie total de Argentina, está dedicado a la agricultura. Más de la mitad del suelo cultivado corresponde a la producción de cereales (Maíz, Trigo, Cebada, Centeno y Arroz).

La producción de Trigo se concentra en casi toda la Provincia de Buenos Aires, al Sur de Santa Fe y al Este de Córdoba. El Maíz, aproximadamente una cuarta parte de la superficie está destinada a prados artificiales y el resto a Plantas industriales de Sémola, Girasol, Maní y Caña de Azúcar.

Aparte de los cereales se cultiva también vides en las Provincias de Mendoza y San Juan, Algodón en las Provincias de Chalco, Formosa y Santiago del Estero y el Tabaco en las Provincias de Misiones, Corrientes, Salta y Jujuy.

Dentro de la Economía de Argentina el mercado más desarrollado es el ganadero. Las zonas más importantes de este aspecto se encuentran en la Provincia de Buenos Aires. Al Sur en Córdoba y Santa Fe.

Acerca del autor
Comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *