Las formas de gobierno han marcado la historia del mundo. Cada una es diferente a las otras. Movimientos como la revolución cubana, el pinochetismo y el trujillato son un claro ejemplo. Lo que caracteriza al autoritarismo es que domina de forma autoritaria y violenta.

¿Qué es el autoritarismo?

Existen muchas formas de poder. El autoritarismo es una de ellas y se basa en dirigir y administrar el poder de una manera autoritaria. En otras palabras, el autoritarismo es abusar del poder que tenga una persona o gobierno sobre otras. El autoritarismo se suele usar para catalogar tipos de gobierno en un determinado país.

Los gobiernos que establecen dictaduras en su nación son ejemplos claros del autoritarismo. Además de los gobiernos, también se puede dar en la familia. Se considera a los padres como autoritarios cuando atacan con reglas estrictas, de forma represiva y con violencia.

Características del autoritarismo

A lo largo de la historia han existido varios gobiernos autoritarios. Todos se pueden distinguir de manera clara por evidentes características y rasgos. Estas son:

  • Persiguen los intereses de una minoría: la ideología de los regímenes no es tan fuerte. Con frecuencia van detrás de las ideas del líder o de las personas que son dueñas del poder. De igual forma, también se pueden incluir los sectores económicos que tengan influencia en la política y la economía.
  • Ser terroríficos: para poder representar su poder, estos generan terror como principal recurso. Estos dejan de lado cualquier idea antigubernamental y agreden e incluso le quitan la vida a cualquier persona que se les oponga.
  • Poder militar constante: se encargan de que los militares siempre estén constantemente en las calles, hospitales y hasta en escuelas. El fin de esto es el de impregnar miedo en las personas y ejercer el poder en todas partes. En algunos casos, dichos militares se meten en asuntos de carácter político.
  • Influencia sobre los medios de comunicación: estos influyen en los medios de comunicación con el fin de que estos los coloquen en una buena posición. Este método lo usan para enaltecer lo que logran, hacer que el líder resalte y dejar fuera las cosas negativas. Con esto tratan de convencer a los ciudadanos a su favor.
  • Se revoca el voto popular: al elegir e líder del gobierno no se tiene en cuenta la elección de los votos del pueblo. En este caso, es un partido político específico el que se encarga de darle legitimidad a un gobierno. Para lograrlo, hunde las ideas y las opiniones de otras ideas políticas.
  • Manipulan la constitución a su favor: modifican algunos aspectos y leyes de la constitución con el objetivo de lograr obtener todo el poder su favor.

Tipos de autoritarismo

Los gobiernos que establecen regímenes autoritarios, aunque suelen tener las mismas características, no suelen ser iguales. La diferencia está en el tipo de autoritarismo que se establezca. Los tipos de autoritarismos que existen son:

  • Estatalismo orgánico: el orden de jerarquías las establece la persona que lidera o la que impone sus intereses.
  • Movilización post independencia.
  • Burocrático militar: la participación política de este tipo es muy leve. Dominan varios partidos políticos y no tienen ningún tipo de competencia.
  • Movilización post democrática: es el típico régimen fascista.
  • Post totalitarios: en los países comunistas se hace visible de manera clara este tipo de autoritarismo.

Ejemplos de autoritarismo

El autoritarismo se ha hecho evidente en varios tipos de gobierno a lo largo de la historia. Los regímenes que han desempeñado un papel de autoritarismo son muchos. No obstante, ahora mismo tendrás la oportunidad de ver los más significativos. Estos son:

El régimen de Robert Mugabi

A partir del año 1987, Robert Mugabi estableció un régimen de carácter militar. El fue el causante de que su país se independizara, pero dominó con mano dura a la nación. Su gobierno personalista ha sido culpable de que su país tenga malas condiciones económicas.

Su forma de gobierno se ha establecido de tal manera que se ha sufrido de los mismos efectos durante 30 años consecutivos.

El trujillato

Desde el año 1930 hasta el año 1961, Rafael Leónidas Trujillo hizo historia, al establecer una de las peores dictaduras de América Latina. Esta tuvo lugar en Republica Dominicana. Finalmente terminó cuando “el chivo”, como se le conocía a Trujillo, tuvo muerte al ser asesinado.

La revolución cubana

Desde 1952, en Cuba se había instaurado una Dictadura militar. Fulgencio Batista fue el director de la misma. Fidel Castro, en el año 1959 inició una revolución socialista con el fin de derrocar la dictadura de Batista. A esto se le otorgó el nombre de “Revolución Cubana”.

Del año 1959 en adelante, esta revolución fue el principal método de gobierno de Cuba. Los exilios forzados, fusilamientos por cantidades y por violación de los derechos humanos fueron algunas e las acusaciones hechas hacia Fidel Castro.

El pinochetismo

Augusto Pinochet fue quien tuvo el protagonismo en este régimen. El fue el responsable de derrocar a Salvador Allende y su gobierno socialista. Desde que tuvo a su cargo la presidencia chilena en el año 1973, su junta militar hizo cosas que convirtieron su régimen en algo terrorífico.

Se le acusa de 2.300 personas ejecutadas, 30.000 personas víctimas de tortura y prisión política y una cifra aproximada de 1.200 personas desaparecidas.

El franquismo

En 1936 un suceso marcó la historia de España, llamado la Guerra Civil. Francisco Franco, junto a su gran torre militar conservadora, se encargó de ejecutar un golpe de estado en contra de la Segunda República Española.

Esta guerra civil tuvo una duración de aproximadamente 3 años. Las muertes que se generaron en la misma fueron de aproximadamente 500.000 personas. Luego de todo esto, Francisco Franco, logró ser el líder de España, teniendo el poder hasta el año 1975.

Bibliografía

  • Autoritarismo – significados.com/autoritarismo
  • El Autoritarismo – características.co/autoritarismo
  • Autoritarismo – euston96.com/autoritarismo
  • Autoritarismo – ejemplos.co/15-ejemplos-de-autoritarismo-totalitarismo-y-democracia