Bosque Nancuchiname “excelente destino turístico”

Para aquellos que disfrutan el compartir y entrar en contacto con la naturaleza, recomendamos los bosques de El Salvador; espacios ideales para practicar ecoturismo, además de conocer las diferentes especies del entorno. Es por eso que les presentamos el bosque Nancuchiname, un ambiente colmado de oxígeno y vegetación; el cual recorrerás, solo si visitas al pulgarcito de América.

Ubicación del bosque Nancuchiname

Si deseas conocer otra de las Áreas Naturales Protegidas de El Salvador, debes acudir al departamento de Usulután; allí conocerás el bosque Nancuchiname, el cual es bordeado por diferentes municipios. Hablamos de Santa Elena, San Rafael Oriente, Jiquilisco, Santa María y Usulután, entre otros; además de ser un vecino cercano del río Lempa, por lo que su paisaje se vuelve más interesante.

Características del área

El bosque Nancuchiname es impresionante en sí mismo, comenzando por las casi 1200 hectáreas que posee; territorio amplio, en el que verás diferentes especies arbóreas, las cuales son exóticas por demás. El mismo posee un clima tropical húmedo, de allí su fascinante flora, siendo considerado un bosque aluvial; ya que, se nutre del agua. Presenta una vegetación de árboles frondosos y de gran tamaño, así como también, otros más pequeños; los cuales representan los hogares de la fauna que hace vida en la zona.

Se puede decir que el bosque es el protector de las comunidades cercanas; puesto que durante el invierno evita que el agua llegue hasta los poblados. Así que, durante esta estación del año se convierte en un paisaje digno de admirar; pues, llega ser una hermosa laguna con ramas. Lo que cambia durante la época de verano, siendo un espacio ideal para observar los animales y dar una buena caminata. Fue creado en el año 1983, cuyo nombre proviene de la lengua náhuatl, que significa “cerro de flores y nances”.

Recreación en el bosque Nancuchiname

Los espacios del bosque Nancuchiname son ideales para acampar; solo debes preguntar a los guarda parques por el sector indicado para ello. Debes preguntarte ¿Por qué? y es que se debe solicitar un permiso al Ministerio del Medio  Ambiente para realizar la visita; el ambiente del bosque se presta para la práctica de senderismo. Si esta actividad esta en tus planes, es recomendable que te asista un guía turístico; por otro lado, las largas caminatas estarán a la orden del día, así que no olvides llevar ropa cómoda.

Si te agrada observar la vegetación, entonces llegaste al lugar indicado; aquí conocerás diferentes especies, como lo son guayacarán real, indio desnudo y el pochote. De la misma manera, verás surgir otro tipo de árboles, hablamos de trepadoras, arbustos y bejucos; aunado a esto encontramos la espectacular fauna, quienes son los reyes del lugar. Algunas por estar en peligro de extinción; el bosque Nancuchiname es el hábitat de jacanas, quetzales y colibríes. Mientras que las aguas cercanas  del río Lempa son el hábitat natural de cocodrilos y tortugas; esto es solo el comienzo de todo lo que puedes observar en el lugar.

Para culminar el recorrido, podrás disfrutar de la presencia de osos hormigueros, y lo mejor de todo son los conejos; los cuales se escabullen de forma misteriosa entre los visitantes. Si corres con suerte, podrás ver el fascinante venado cola blanca; especie que por lo general es cauteloso en su andar; lo anterior es solo una pequeña muestra de todo lo que observaremos en el bosque Nancuchiname. Paraíso y hábitat de muchas especies de fauna y flora, atrévete a caminar en este territorio.

¿Qué puedes comer en Nancuchiname?

Dentro de las instalaciones del bosque Nancuchiname, no encontrarás comedores ni lujosos restaurantes; recordemos que el espacio es un entorno natural, destinado solo para aquellos que aman compartir con la vegetación. Sin embargo, si decides visitarlo, al finalizar la jornada puedes recorrer los locales cercanos al área; los visitantes disfrutan de la buena comida que ofrecen los restaurantes de la Bahía de Jiquilisco. Donde degustarás desde la comida típica de la región hasta platillos gourmet, todo queda a tu elección; los precios son bastante accesibles, así que no debe ser tema de preocupación.

Recordemos que esta reserva natural es cercana a una de las zonas costeras más visitadas de El Salvador; es por ello que después de recorrer el bosque, puedes darte un buen chapuzón en las playas de El Salvador. Lugar ideal para consumir el mejor platillo de mariscos frescos; pero si no eres asiduo a este tipo de producto, entonces solicita en los comedores aledaños la rica sopa de frijoles. Así que no lo pienses más y organiza tus vacaciones.

¿Dónde dormir?

Al ser una de las Reservas Forestales más importantes de El Salvador, no está permitido acampar en la zona;  solo puedes asistir al espacio para compartir con la naturaleza. Sin embargo, su ubicación permite encontrar muchos locales que ofrecen el servicio de hospedaje; así que hallarás hoteles, hostales, ranchos, cabañas en los alrededores. Todos ellos muy bien equipados, con habitaciones cómodas, baños y hasta servicio de restaurante; incluso, si das un breve recorrido por el municipio de Jiquilisco, conocerás otros lugares agradables.

Si logras registrarte en algún hotel cercano  a las costas, matarías dos pájaros de un solo tiro; ya que, no solo conocerías el bosque Nancuchiname, sino que también disfrutarás del hermoso paisaje playero salvadoreño. Recuerda que El Salvador es el cofre del tesoro centroamericano, hay variedad para elegir en cuanto a turismo.

Problemas que ha afrontado el bosque Nancuchiname

Aunque parezca mentira, no solo el Ministerio del Medio Ambiente se encargan del cuidado de este bosque; sino también los jóvenes pertenecientes a las comunidades cercanas al lugar, quienes concientizan a los más pequeños. Realizando una serie de charlas y consejos en las escuelas, puesto que consideran que los niños son los más perceptivos. De acuerdo con los guarda parques, las lluvias no solo afectan a las comunidades próximas; sino también a la fauna que hace vida en el bosque, donde el más afectado es el cusuco.

Tanto aves como otras especies se han visto amenazadas por las acciones del hombre; ejemplo de ello es que los loros son cazados para ser vendidos como mascotas. Mientras que los cocodrilos son cazados para alimentación, donde la cola es la única parte del animal que se puede comer; por otro lado, el resto del cuerpo es vendido para fabricar calzados y otro tipo de productos.

De igual forma los árboles también han tenido grandes daños, esto a causa de la tala; situación que ha disminuido en la actualidad, gracias a la colaboración del Ministerio del Medio Ambiente y los lugareños. Puesto que todos colaboran en la preservación del espacio a cabalidad, una buena combinación que beneficia el medio ambiente. Por lo que, se puede decir que el bosque Nancuchiname se encuentra bien cuidado y en buenas manos.

Otros lugares que visitar en El Salvador

¿Sabes porque los visitantes dicen que El Salvador es un país mágico? La respuesta es sencilla; es que el país centroamericano tiene lugares turísticos para todos los gustos. Sobre todo, para los amantes de la naturaleza; infinidades de playas como La Perla, Los Cobanos y Barra San Diego esperan por ti con las puertas abiertas. Todo para que disfrutes del mejor entorno natural jamás visto; pero si estos lugares no son suficientes, ten en mente visitar el bosque El Imposible. Otro entorno natural que a la vista parece mágico, así que no lo olvides; tu viaje vacacional debe iniciar en El Salvador.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *