Brasil

Brasil es el país más grande de América del Sur, situado al Este del Continente, con una extensión territorial casi equivalente al tamaño de éste. Dos grandes unidades morfológicas constituyen la estructura del país.

Al Norte de este enorme país, se encuentra la cuenca del Amazonas o Amazonía y al Sur el Escudo brasileño, región de penillanuras conocida por la meseta. La Amazonía constituye un tercio del país y es una inmensa llanura drenada por el río Amazonas y sus afluentes.

Brasil limita al Norte con Colombia, Venezuela y las Guayanas. Al Sur con Uruguay, Paraguay y Argentina. Al Este con Bolivia, Perú y Ecuador, mientras que al Oeste sus costas chocan con el Océano Atlántico.

Brasil es una república federal de tipo presidencialista y está dividido en 22 Estados, 4 territorios y un distrito federal. La Constitución liberaldemocrática vigente desde el año 1946 fue reemplazada por otra, promulgada por el régimen militar, que entró en vigor el 15 de mayo del año 1947, fecha de la toma de posesión del presidente Coste e Silva.

Actualmente, el presidente de Brasil es el abogado y político Michel Temer, nacido en el Estado de Sao Paulo el día 23 de septiembre del año 1940. Este, ocupó el cargo de vicepresidente del país desde el 1 de enero del año 2011 hasta el 31 de agosto del año 2016.

Símbolos Patrios de Brasil

Los principales símbolos patrios de Brasil son utilizados para representar al país en todo el Planeta, dando fe de su total independencia, entre ellos encontramos: la bandera, el escudo de armas y su himno nacional.

Bandera de Brasil

La bandera actual de Brasil está basada en la antigua bandera del imperio del Brasil, la cual fue creada por JeanBaptiste Debret en el año 1820. Los cambios que se le hicieron a la bandera, fueron ideados por Manuel Pereira Reyes, Raimundo Teixeira Mendes y Miguel Lemos.

La bandera fue adoptada oficialmente por el decreto 4, el día 19 de noviembre de 1899. Dicho decreto, fue redactado por Benjamin Botelho de Magalhaes, quien era a su vez miembro del gobierno provincial

Esta Bandera de Brasil se originó de la del imperio de Brasil diseñada en el año 1822. Sus colores verde y amarillo, representan a las familias reales de Braganza y Habsburgo, ambas pertenecientes a la primera casa imperial.

Esta bandera de tres colores, posee en su centro un disco de color azul, que representa el cielo de Río de Janeiro. El mismo disco, en su interior posee 27 estrellas que representan los distintos Estados y el Distrito Federal.

Escudo de Brasil

Al igual que la Bandera de Brasil, el Escudo de Armas fue creado en el mismo decreto 4 el día 19 de noviembre del año 1889. La espada que hay en él, representa la justicia; la esfera central de color azul en su interior, contiene la Constelación de la Cruz del Sur, siendo éste, uno de los símbolos consagrados en el país. La esfera está rodeada, por 20 Estrellas de Plata, representando los 20 Estados del país, actualmente son 27 Estados.

La esfera reposa sobre una Estrella de 5 puntas con los colores representativos de Brasil; Verde y Amarillo, los colores que representan la unión federativa del país. A sus costados hay dos plantas, Café y Tabaco, éstos representan los dos principales productos en el año 1889.

En su parte trasera el Escudo de Brasil, tiene otra Estrella, pero está vez, está tiene 20 puntas, con rayado de Oro, que representa la alborada de la República. Posee una cinta de color Azul claro, con la el siguiente enunciado: República Federal Do Brasil 15 de Noviembre de 1889.

Himno nacional de Brasil

El himno nacional de Brasil fue compuesto por Francisco Manoel da Silva, luego de independizarse de Portugal en el año 1822. Pero éste no fue oficial hasta el año 1890. El himno que estuvo anterior al himno actual de Brasil era el himno de independencia compuesto por el emperador Pedro I.

Ouviram do Ipiranga às margens plácidas
De um povo heróico o brado retumbante,
E o sol da liberdade, em raios fúlgidos,
Brilhou no céu da Pátrianesse instante,

Se o penhor dessa igualdade
Conseguimos conquistar com braço forte,
Em teu seio, ó, Liberdade,
Desafia o nosso peito a própria morte!

Ó Pátria amada, Idolatrada, Salve! Salve!

Brasil, um sonho intenso, um raio vívido,
De amor e de esperança à terra desce,
Se em teu formoso céu, risonho e límpido,
A imagem do Cruzeiro resplandece.

Gigante pela própria natureza,
És belo, és forte, impávido colosso,
E o teu futuro espelha essa grandeza.

 

CORO

Terra adorada, Entre outras mil,
És tu, Brasil, Ó Pátria amada!
Dos filhos deste solo és mãe gentil,
Pátria amada, Brasil!

Deitado eternamente em berço esplêndido,
ao som do mar e à luz do céu profundo,
Fulguras, ó Brasil, florão da América,
Iluminado ao sol do novo mundo!

Do que a terra mais garrida
Teus risonhos lindos campos tem mais flores,
“Nossos bosques tem mais vida”
“Nossa vida” no teu seio “mais amores”.

Ó Pátria amada, Idolatrada, Salve! Salve!

Brasil, de amor eterno seja símbolo
O lábaro que ostentas estrelado,
E diga o verde-louro dessa flâmula
“Paz no futuro e glória no passado.”

Mas se ergues da justiça a clava forte,
Verás que um filho teu não foge à luta,
Nem teme, quem te adora, a própria morte.

 

Historia de Brasil

Brasil fue descubierto en el año 1500 por el marino portugués Pedro Álvarez Cabral, aunque se cree que un año antes Vicente Yáñez Pinzón había llegado a sus costas. La tierra visitada por Cabral recibió el nombre de Vera Cruz, cambiando más tarde por el de Brasil, debido al árbol Homón que allí abundaba.

Según el tratado de Tordesilla en el año 1494 el nuevo país formaba parte de la zona de ocupación reconocida a Portugal.

Comienzo de la Colonización

En un principio el territorio descubierto, apenas poblado por tribus indígenas nómadas o seminómadas, entre las que se encontraban los Tupíes, los Tapúes, los Caribe y los Maipures, atrajo escasa atención para los colones europeos. Sólo con la expedición de Martín Alfonso de Sousa en el año 1532, de la que resultó la fundación de San Vicente,  promulgó el interés por su colonización.

Para esta fecha, se introdujo el cultivo de la Caña de azúcar, que fue durante más de un Siglo la base de la economía de Brasil. En el año 1532 Juan III decidió organizar la colonia. A tal fin la dividió en 12 Capitanías y confió su explotación a señores con poderes soberanos:

Los donatarios. Este régimen de explotación típicamente feudal fracasó a los pocos años, por lo que en el año 1548 se centralizó el poder, creándose el Gobierno General de Brasil. Su primer representante, Tomé de Sousa, estableció la sede en Bahía en el año 1549 y estimuló la colonización, construyendo nuevas ciudades de amplia autonomía.

Entre los años 1556 y 1567 se produjeron varios intentos franceses de establecimiento en Guanabara, a cargo de Villegaignon y Coligny que fracasaron ante la resistencia brasileña. La unión entre España y Portugal entre los años 1580 y 1640 reportó a Brasil la creación del Consejo de Indias en el año 1604, completamente análogo al español, pero también tuvo que soportar la hostilidad de las potencias coloniales europeas, enemigas de los Austrias.

 

Ocupación de las Mesetas Brasileñas

Durante los Siglos XVI y XVII se desarrolló la agricultura, basada en el cultivo casi exclusivo de la caña de azúcar en núcleos del litoral de la Bahía de Pernambuco. Las explotaciones de gran extensión precisaron abundante mano de obra, que fue reclutada entre esclavos africanos. Pero lo elevado precio determinó la búsqueda de esclavos indígenas.

Con este fin surgieron los Bandeirantes, aventureros que hicieron expediciones por el interior del país para capturar indios, extendiendo así las fronteras de Brasil. Su acción chocó en varias ocasiones con la actividad de los Jesuitas, los cuales estaban establecidos desde la antigüedad en el interior del Continente de América del Sur, desde la fundación de Sao Paulo en el año 1554.

El Virreinato del Marqués de Pompal entre los años 1750 hasta 1777, inauguró una nueva etapa. En ella la Agricultura de Brasil volvió a experimentar un notable impulso. Para esos momentos junto con la Minería, las obras públicas, la enseñanza y la migración. Construyeron a esta recuperación la neutralidad portuguesa en la política europea. Siendo esto, lo que aseguró la regularidad de las relaciones comerciales con Brasil, y el desarrollo del cultivo de algodón.

La expulsión de los Jesuitas en el año 1759 y la abolición de la esclavitud de las tribus indígenas en el año 1775 fueron medidas que muestran el carácter ilustrativo del Gobierno de Pompal, aunque esta última siguió un gran incremento del tráfico de esclavos negros hacia el Brasil.

Al subir al trono María I en el año 1777, Brasil tuvo que soportar un aumento de los impuestos y el duro trato impuesto a la población mestiza, denominados Caboclos. La crisis que atravesó la Minería del país, agravada por el descontento de mestizos y criollos, junto con la difusión de las ideas liberales aparecidas con la Revolución francesa, produjeron el levantamiento de Tiradentes en el año 1792, enérgicamente reprimidos.

El espíritu emancipador cristalizó con la llegada a Brasil de los soberanos portugueses en el año 1808, huidos de la metrópoli ante la invasión de las tropas napoleónicas. Esta coyuntura benefició a Brasil, que acrecentó su importancia y consiguió la liberación de su comercio, concebida por Juan VI. Desde entonces se desligó progresivamente de Portugal, hasta que Pedro, hijo de Juan VI, declaró su Independencia en el año 1822 proclamándose emperador de Brasil.

Imperio

Tras la retirada de las tropas portuguesas se elaboró una Constitución, que concedió al soberano poderes moderadores. Sin embargo, pronto estalló el descontento contra Pedro I al intentar éste ocupar el trono portugués en el año 1826.

La guerra contra el movimiento independentista de la Provincia Cisplatina, apoyado por el gobierno de Buenos Aires, significó el surgimiento de un nuevo estado: la República Oriental del Uruguay, con lo que Brasil perdía su contacto con la orilla izquierda del Plata.

Para está fecha, Brasil tuvo altas y bajas, como por ejemplo: el aumento de la producción del Café y del Tabaco. Pero, de igual modo el emperador perdió su popularidad y fue derrocado por el ejército pronunciado en el año 1889, siendo éste, el que proclamó la república.

República

La Constitución republicana, aprobada en el año 1891, creo un Estado federal que subsistió hasta 1930. En sus primeros años está constitución republicana tuvo que vencer las sublevaciones de la Marina y Ejército. En este periodo la economía brasileña estuvo en alza, a causa del continuo incremento de las exportaciones de Café.

En vísperas de la primera Guerra Mundial, Brasil se convirtió en la primera potencia de América Latina. Un nuevo producto, el Caucho, extraído de la selva del Amazonas, le permitió revalorizar la extensa cuenca y fue el origen de algunas grandes fortunas.

Población de Brasil

Brasil cuenta con la mitad de la población sudamericana, pero su densidad es baja, 10,5 habitantes por kilómetro cuadrado. Las máximas concentraciones corresponden a las costas, por el contrario, en Amazonas las densidades llegan a ser inferiores, estando 10 puntos por debajo.

Globalmente el crecimiento demográfico es espectacular; entre 1950 y 1960 fue del orden del 36 % y el país paso de los 52 a los 71 millones de habitantes. Actualmente la población de Brasil sobrepasa los 200 millones de habitantes.

En el aspecto religioso, actualmente el 57 % de los brasileños son católicos, el 28 % protestantes, ateísmo un 9 %, otras creencia solo 1 % y no sabe o no responde un 5 %.

Entre el 60 y el 70 por ciento de la población brasileña es analfabeta; sólo el 60 por ciento de la población en edad escolar asiste a las escuelas. No existe problema racial alguno, aunque los negros ocupan los puestos inferiores de la escala socioprofesional brasileña, excluidos los amerindios.

 

Economía de Brasil

La Economía de Brasil ha sido típicamente Agrícola. En la actualidad aún cerca del 48 por ciento de la población activa se dedica a la agricultura, aunque el valor de la producción agrícola representa tan solo el 30 por ciento del producto total.

Empero, en el sector exterior la importancia de la agricultura sigue siendo primordial, ya que origina más del 80 por ciento de las exportaciones totales. La existencia de sectores industriales en desarrollo, concentrados en determinadas regiones, no ha afectado al conjunto de la economía. Estas diferencias han convertido a la economía brasileña en dual.

Ejemplo de ello es la región de Río y Sao Paulo, que absorbe el 27 por ciento de la población, la cual concentra el 50 por ciento de la renta nacional y crea el 70 por ciento de la producción industrial.

La economía de Brasil es la mayor economía en toda América Latina y en cuanto al producto interno bruto (PIB), es la segunda de todo el Continente. Desde el año 2003 esta, se ha convertido en una de las principales del mundo, propiciado por un incremento del volumen y precio de la demanda internacional de materias primas como lo son el Petróleo, el Carbón y la carne que a su vez le acompañan la entrada de nuevos capitales.

Actualmente, se puede decir, que la economía de Brasil es relativamente cerrada y posee cerca de los 350.000 millones de dólares americanos en reservas internacionales.

Acerca del autor
Comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *