Chasca la Virgen del Agua es una de las tantas leyendas emblemáticas de El Salvador; la cual relata una historia de amor entre la hija de un magnate precolombino y un humilde pescador. Que por supuesto tuvo un desenlace muy triste y conmovedor.

Como inicia la historia de Chasca la Virgen del Agua

Cuentan las historias que hace tiempo, en la Barra de Santiago, en el departamento de Ahuachapán, vivió un jefe indígena; un poderoso magnate precolombino que había amasado sus riquezas a base de tortura y esclavización de sus hermanos nativos. Este poderoso hombre era llamado Pachacutec, tenía una hija que estaba comprometida con el príncipe Zutuhil, de una tribu local. La hija de Pachacutec era la más hermosa de la región y nombre era Chasca.

La hermosa joven sabía muy bien que estaba comprometida con Zutuhil, sin embargo, ella no sentía amor por él; simplemente se casaría porque eran las órdenes de su padre y era necesario fortalecer los lazos políticos entre los reinos. Pero, una noche, Chasca decidió salir a dar un paseo a la luz de la luna; y estando en una de las playas de la Isla Zanate,  vio a lo lejos un pescador.  Cuando éste vino a la orilla vio que era un apuesto joven de nombre Acayetl o Ayacetl.

Nace el amor en Chasca la Virgen del Agua

Después de aquella noche, platicaron bajo las estrellas varias noches consecutivas; hasta que un día el joven Acayetl, comenzó a dedicarle canciones, así que se enamoraron. Sus repetidas y repentinas salidas nocturnas hicieron crecer las sospechas en su padre; así que decidió preguntarle a Chasca ¿Por qué salía todas las noches a la playa de la isla Zanate? la joven doncella le contestó con la verdad, le dijo que había conocido a un joven y estaba enamorada de él.

Al darse cuenta de esto Pachacutec, se opuso a tal romance, pero Chasca continuó escapándose por las noches; prolongando sus salidas hasta el amanecer y así pasaron los días. Cada uno se enamoraba más del otro en aquella playa de la Barra de Santiago.

Sucede lo inesperado

Una dorada mañana que traía consigo un gélido viento del norte, movía las olas de una posa ahí presente; de pronto a la orilla de la playa se acercaba aquel joven pescador Acayetl. Este regresaba de una jornada de trabajo mar adentro; repentinamente, el joven comenzó a correr por la playa, parecía feliz y que salía al encuentro de alguien. De pronto, una flecha salió de entre unos juncos de la orilla; un hombre oculto había disparado una flecha envenenada contra Acayetl.

Un fuerte grito de una mujer se escuchó en la cercanía, era Chasca; quien estaba por recibir a su joven pescador entre sus brazos, sin saber que sería presa de la muerte. Puesto que la flecha se incrustó en su pecho y el veneno comenzó a correr por sus venas, Acayetl cayó muerto.

Desenlace de la historia

Al ver morir a su amado, Chasca regresa a la morada real; entonces, se entera que su padre era quien había dado la orden de matar al novio de su hija. La joven, al darse cuenta salió corriendo lejos de la aldea; tanto era el dolor que sentía que se amarró una pesada roca a la cintura; luego, se asomó a un acantilado cercano a la costa y se arrojó mar adentro. Las olas se llevaron el cuerpo de la muchacha.

Lo curioso, es que todas las noches a la luz de la luna los lugareños dicen  ver una joven que aparece en la playa en un vestido de plumas blancas y a veces se le puede ver con su amado pescador Acayetl. Por esa razón, las personas hoy en día le conocen como «Chasca, la virgen del Agua o la diosa del agua».

Bibliografía

Chasca – https://es.wikipedia.org/wiki/Chasca

La virgen del agua, chasca – https://escuelaparatodos.cr/10923-2/

Chasca del agua, leyenda – https://www.elsalvadormipais.com/chasca-del-agua-leyenda