Conquistadores españoles en América

Al Continente americano, llegaron conquistadores españoles de diferentes países procedentes del viejo continentes. Pero en este artículo, vamos a hacer mención de los más destacados Conquistadores españoles.

Entre ellos podemos nombrar a Cristóbal Colón, quien además fue el descubridor de estas tierras; Vasco Núñez de Balboa, Hernán Cortés, Martín Fernández de Enciso, Francisco Pizarro, Diego de Almagro, Lope de Aguirre, Cabeza de Vaca, entre otros…

¿Qué se sabe sobre los Conquistadores españoles en América?

Después del año de 1452, en que se produce el descubrimiento por parte del navegante Cristóbal Colón. Comenzaron una serie de expediciones financiadas en su mayoría por la corona española.

Supuestamente con el fin de evangelizar a los nativos y llevar a cabo un intercambio cultural, cosa que se desvirtuó totalmente cambiándolo por un terrible exterminio de la población indígena.

Vasco Núñez de Balboa

Haciendo un breve recuento de cada uno de los citados anteriormente, comenzaremos por; Vasco Núñez de Balboa quien nació en España, el día 21 de diciembre de 1475. Su figuración más resaltante, fue haber alcanzado las tierras panameñas a través del Océano Pacífico donde se erigió como gobernador de Santa María de Darién en el año 1510. Muere en Sevilla a avanzada edad.

Hernán Cortés

Hernán Cortés, nació en Castilleja de la Cuesta en Sevilla, en el año 1485. Tiene el mérito de que a pesar de no  haber contado con los medios económicos, ni apoyo de la corona española, logró casi por sí mismo realizar sus expediciones basándose en su inteligencia y en su intuición militar.

En solo dos años logra poner a los pies de España todo el imperio azteca que estaba conformado por más de quince millones de habitantes. Por su ambición de poder, cometió innumerables abusos en contra de los nativos. Abandonó Tenochtitlán en la llamada “Noche Triste”.

El año 1528 fue obligado a regresar a la península por órdenes del rey Carlos V, quien en su afán de gobernar más directamente a las Indias, envió gente nueva para destituir a los originales quienes se sentían con mucho poder. Al cabo de un tiempo después de varios intentos por recuperar su poderío,  muere en Sevilla.

Martín Fernández de Enciso

Martín Fernández de Enciso, fue un geógrafo y conquistador que nació en Sevilla en el año 1470, condujo la expedición que fundó la primera ciudad en tierra firme, y fue el creador de la primera geografía del Continente Americano. No llegó a alcanzar su título de bachiller, pues su espíritu de viajero, las ansias de poder y de enriquecimiento rápido, lo empujaron a zarpar a muy temprana edad en busca de fortuna. Cosa que no tardó en lograr al asociarse con Alonso de Ojeda.

Estuvo en El Cabo de La Vela donde se dedicó afanosamente a la extracción de perlas. Después  tuvo fuertes enfrentamientos bélicos con los indígenas  y confrontaciones con otros conquistadores con quienes rivalizaba. Después de haber apresado a Pizarro y a Corral, pero no habiendo tenido éxito, regresó de nuevo a la península donde lo sorprendió la muerte mientras organizaba una nueva expedición.

Diego de Almagro

Diego de Almagro, nace en España en el año 1475, sus orígenes son muy turbios, se desconoce a ciencia cierta quienes fueron sus padres. En el año 1514, zarpa en una expedición al mando de Pedro Arias Dávila rumbo a Panamá. Donde se dedicó a reclutar hombres para continuar su viaje rumbo a Chile, allí logró llegar hasta la Aconcagua.

En el año de 1535, es favorecido por el rey de España, Carlos I, quien le da la gobernación de Nueva Toledo al Sur de Perú. Más adelante, obtiene dominio sobre tierras que están más allá del Lago de Titicaca. En el año 1538, fue apresado por los hermanos Pizarro y ejecutado sin honores.

Francisco Pizarro

Francisco Pizarro, nació en la ciudad de Trujillo, España el 16 de marzo en el año  1478. Este conquistador, llegó a ser gobernador de Nueva Castilla en la Cuidad de los Reyes en Perú. Sus descendientes, llegaron a tener títulos de marqueses. Dentro de sus huestes indígenas, llegó  a ser reconocido como “Apu” (Jefe). Su padre fue de noble cuna, el hidalgo Gonzalo Pizarro Rodríguez de Aguilar, y  su madre fue Francisca González Mateos.

A los veinte años de edad, se alistó  en el ejército español para luchar contra los franceses. Luego pasó a Sevilla para embarcarse rumbo al Nuevo Continente llegando a La Española en el año 1502 en una expedición al mando de Nicolás de Ovando, donde llegó a ser gobernador. El día 26 de Junio de 1541, fue asesinado en el Perú, dentro de su propia casa.

Lope de Aguirre

Lope de Aguirre, llamado también “El Tirano Aguirre” o “El Loco Aguirre”, nació en Oñate, España en el año 1511, y murió en Barquisimeto, Venezuela a los 50 años de edad. Entre sus características más resaltantes, se destaca su ferocidad, no solo con los indígenas. Sino con cualquiera que se atravesara en su camino para evitar que saciara sus ansias de riqueza, llegando así a asesinar a su propia hija.

Por sus hechos de crueldad tan evidentes y sostenidos. Fue condenado por un juez a recibir unos azotes en una plaza pública. Por lo que decidió perseguirle hasta darle muerte. Mediante una amnistía, fue liberado de este delito y se enrumba hacia Venezuela sin arrepentimiento alguno, continuó cometiendo sus desmanes y en la ciudad de Valencia Del Rey, saquea la ciudad, manda a violar a las damas de la alta sociedad y comete múltiples asesinatos.

Álvaro Núñez Cabeza de Vaca

Álvaro Núñez Cabeza de Vaca, su Hazaña más importante. Fue descubrir y conquistar más de La mitad del territorio que hoy ocupa  los Estados Unidos de América. Era un hombre apuesto, de alta estatura, cabellos rubios y ojos de un azul tan profundo como el mar. Quedó huérfano y a muy temprana edad pasa al cuidado de una tía. Esta a pesar de no haberle podido costear estudios, sí que le inculcó principios cristianos.

A los 16 años, miente sobre  su verdadera edad.  Logra enrolarse en el ejército para zarpar rumbo a Las Américas en una expedición al mando de Pánfilo Narváez. Llega a Florida en el año 1528. Pasa los últimos años de su vida en un convento, donde muere con la conciencia tranquila. Pues asegura haber realizado toda su conquista sin derramar ni una sola gota de sangre inocente.

Acerca del autor