Cultura Ortoiroide

Los avances tecnológicos han permitido que el hombre indague sobre su existencia, haciéndolo de tal forma que han preparado una variedad de profesionales. Todos ellos capaces de estudiar las culturas americanas que nos muestran cómo, cuándo y dónde apareció el hombre por primera vez. Ejemplo de esto es la cultura Ortoiroide, una civilización arqueológica que data del año 2000 a. n. e. Fecha que demuestra la antigüedad del hombre en la tierra, a continuación desvelaremos la procedencia de esta antigua cultura.

¿Quién fue la cultura Ortoiroide?

Se dice que los Ortoiroide fueron los primeros grupos de personas que llegaron a las Antillas. De ellos se presume que fueron originarios del valle del Orinoco en Sudamérica y migraron desde Trinidad hasta Puerto Rico.  De acuerdo con el arqueólogo y botánico Irving Rouse, la cultura Ortoiroide se estableció primeramente en América del Sur.  Un tiempo después fue que lograron trasladarse a las Indias Occidentales.

Una de las hipótesis que sostiene este investigador es que los Ortoiroide fueron desplazados por la cultura Saladoide. Civilización compuesta por un grupo de Arahuacos provenientes del noroeste de Venezuela. Su nombre proviene de Ortoire, lugar arqueológico de conchas donde fueron encontrados los restos, ubicado al sureste de la Isla Trinidad. Los vecinos más cercanos de la cultura Ortoiroide fueron los Barrancoide y Mayoide.

¿Cómo fueron los asentamientos de la cultura Ortoiroide?

De acuerdo con los hallazgos arqueológicos encontrados en la Isla de Trinidad, la presencia de los Ortoiroide data desde el año 5230 a. n. e.(antes de nuestra era). Los investigadores concuerdan que la aparición de dicha cultura inició en América del Sur. Pero al ser nómadas se trasladaron hacia  el mar Caribe, donde encontraron dos lugares que demuestran la existencia de esta etnia. Ambos sitios se ubican en la Isla de Trinidad, y llevan por nombre Banwari Trace y Saint John’s Road.

Los estudios indican que estos lugares existen desde el año 5500 a. n. e.(antes de nuestra era) así que su conexión con los Ortoiroide es innegable. También existe la posibilidad que para esa época la Isla de Trinidad estaba conectada al continente Sudamericano. De allí que se les hiciese tan fácil atravesar la zona, sin embargo, Trinidad no es el único lugar con evidencias arqueológicas de los Ortoiroide. También se han encontrado presencia de ellos en Tobago, Martinica y Antigua, estableciéndose finalmente en la Isla de San Cristóbal. Donde permanecieron desde el año 2000 hasta el 400 a. n. e.(antes de nuestra era).

Hasta la fecha se ha logrado localizar los sucesores de los Ortoiroide, hablamos de la cultura Coroso. Quienes se desarrollaron en la isla de Puerto Rico entre los años 1500 y el 200 a. n. e.(antes de nuestra era), encontrándose sus datos arqueológicos en el sitio de Angostura. Por otro lado, también se encontró restos de la cultura de la bahía de Krum, localizados en las Islas Vírgenes. Estos se extendieron hasta la Isla Saint Thomas, cuyo auge comprendió entre el 800 y el 225 a. n. e.(antes de nuestra era).

Alimentación de los Ortoiroide

Esta civilización fue considerada desde hace muchos años como los primeros pobladores del archipiélago de Puerto Rico. Eran cazadores y recolectores, los sitios arqueológicos de la cultura presentan restos de mariscos, por lo que se puede pensar que era el alimento básico de su dieta alimenticia. Por otro lado, consumían tortugas, peces y cangrejos, concluyendo con esto que practicaron la pesca.

Los habitantes de esta cultura se encargaron de explotar los recursos costeros, entre ellos encontramos mamíferos y aves. Además reptiles marinos y otras especies de peces, en su mayoría crustáceos, moluscos y conchas. Un animal muy cazado por los Ortoiroide fue la foca monje, especie que se adaptó a la vida cálida y templada. Mayormente es conocida como “león marino” y fue altamente cazado por esta cultura.

Tecnología Ortoiroide

Los integrantes de esta cultura no llegaron a desarrollar la cerámica, su arte iba implementado en otro tipo de indumentaria. Como lo fue el uso de la piedra, con la elaboraban herramientas como manos y metates. Incluso a base de estas piedras construyeron plomos para redes, majas, picadores, piedras de martillo y piedras de moler. En la lista de productos debemos incluir la elaboración de puntas de lanza hechas de hueso y dientes de animales perforados; estos últimos eran usados como joyas.

Vivienda de la cultura Ortoiroide

Su modo de vivienda indica cuevas al aire libre, sin mayor elaboración de las mismas. Lo que indica que no desarrollaron una arquitectura como tal, solo sobrevivían del entorno. Al ser los primeros pobladores de las Antillas, sus inicios fueron bastante difíciles. Son considerados primitivos, es por ello que tampoco poseen una religión como tal. No existe evidencia alguna de la práctica de rituales y mucho menos creencias en dioses.

Funerales de la cultura Ortoiroide

Al ser una cultura poco avanzada, se desconoce hasta el momento que tipo de rituales o ceremonias realizaban. Pero, lo que sí se sabe es que enterraban a sus muertos en tierra debajo de basureros de concha. Encontrándose en las zonas arqueológicas ocre rojo, lo que indica este material era usado como pintura corporal.

Características de los Ortoiroide

  1. Considerados nómadas que viajaban en grupos pequeños
  2. Caracterizados por la movilidad entre territorios
  3. Su práctica reproductiva era la endogamia, es decir, contraen matrimonio con personas de su misma etnia.
  4. Se caracterizaron por el uso de la piedra, las conchas de caracoles, huesos de animales y el caparazón de las tortugas.
  5. Clasificada como una cultura primitiva o simple
  6. Su único medio de subsistencia comprendió la caza, la pesca y la recolección.

Organización social de los Ortoiroide

La civilización Ortoiroide generalmente se ordenaba en bandas de cazadores, pescadores y recolectores. Siempre dispuestos en grupos pequeños en búsqueda de tierras que le ofrecieran mejor subsistencia, estos grupos eran llamados clanes. Una de las prácticas habituales en su comunidad era el matrimonio, pero solo podía llevarse a cabo entre los miembros de un mismo clan. Pues creían en la reproducción como medio de preservar su raza, y así incrementaban el número de habitantes de su casta.

Sus viviendas al aire libre les permitieron acceder de forma más fácil a los recursos costeros que le ayudaran en la alimentación. Así como también la elaboración de otros productos que les permitieran subsistir ampliamente. Ejemplo clásico son las piedras del entorno, de las cuales elaboraban sus herramientas. Otro ejemplo clave es la pesca de crustáceos, de donde obtuvieron conchas para elaborar brazaletes y puntas de lanzas.

Son considerados una cultura pre cerámica, ya que  no llegaron a desarrollarse en este ámbito. Simplemente su área de trabajo estaba destinada a la pesca, la caza y la recolección, de la naturaleza obtenían sus alimentos. Así como también para la elaboración de diferentes implementos de caza.

Evidencia arqueológica de la cultura Ortoiroide

Hasta el momento, los historiadores pensaban que la mayor muestra de evidencia arqueológica se encontraba en la isla de Trinidad y Tobago. Sin embargo, han surgido nuevos estudios que demuestran que Cuba es el segundo lugar con mayor hallazgo arqueológico Ortoiroide. El lugar es llamado Levitas, y sus pobladores no llegaron desde Sudamérica sino de América Central. Es posible que arribaran desde Belice o la Península de Yucatán. También se han encontrado vestigios importantes en Haití y Mordán en República Dominicana.   

Se puede decir por su antigüedad que la cultura Ortoiroide es una de las más arcaicas y antiguas culturas encontradas por el hombre. La cual logró expandirse de manera rápida por diferentes áreas del continente americano. Entre ellas Trinidad y Tobago, Cuba y República Dominicana.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *