Cultura Thule “pueblo ancestral”

Muchos historiadores e investigadores han estudiado las diferentes culturas de América. Donde se incluye la cultura thule, la cual no deja ser menos importante. Pues dejó un legado al ser los antepasados de otra etnia bastante conocida por todos. Hablamos de los inuit,  quienes se atrevieron a cruzar el estrecho de Bering para asentarse en Norteamérica.

¿Qué es la cultura thule?

Cuando hablamos de la cultura thule, nos referimos a los ancestros de los inuit, etnia que hace vida en Canadá. Estos atravesaron por Alaska en el año 500, también atravesaron Nunavut en el año 1000. Llegando a Groenlandia en el siglo XIII, zona donde investigadores encontraron los primeros hallazgos arqueológicos. Información decisiva que permitió determinar la existencia de este pueblo.

La conexión entre los thule y los inuit no es solo biológica, sino también cultural y lingüística. Lo que quiere decir que los inuit reúnen toda la herencia de los thule, y su cultura simplemente posee las características de sus ancestros.

Ubicación de la cultura thule

La cultura thule logró expandirse hacia el oeste por todo el Ártico, para el año 1200 se encontraban en Groenlandia. Asentándose exactamente  al noroeste de la isla norteamericana, justo en frente de Canadá. Para luego ubicarse al sur de la cultura Dorset, allí ocuparon la costa este y oeste de la isla. Zona que también estaba ocupada por los vikingos, quienes mantuvieron contacto de intercambio con los thule, de acuerdo con los investigadores.

Publicidad de Google AdSense

Para el año 1902, la cultura Dorset había desaparecido a causa de las enfermedades traídas de Europa. Las cuales llegaron con los barcos balleneros que estuvieron de paso por la isla Southampton, lugar donde tenían su asentamiento. Los vikingos también desaparecieron, y finalmente, fueron reemplazados por los thule. El nombre thule proviene de su lugar de asentamiento, la actual Qaanaaq, una localidad ubicada en Groenlandia.

Modo de vida de la cultura thule

Los integrantes de la cultura thule poseían los instrumentos necesarios para sobrevivir en aquel medio geográfico. Entre ellos resaltan perros domésticos, que eran usados para la caza y la tracción. Además de conocer el arte de construcción de los kayaks, lo cual era algo fundamental para sobrevivir en aquel ambiente. Dotes que no poseían ni los vikingos ni los Dorset, lo que los hacía ver en desventaja ante sus vecinos.

Otra de las ventajas de la cultura thule, era que sabían cazar ballenas, las cuales obtenían en la época de invierno. Usaban dichos animales para la construcción de sus viviendas, siendo netamente una construcción de huesos de ballenas. Un punto más a su favor era el hecho de poseer trineos, los cuales eran arrastrados por sus perros.

Viviendas

La cultura thule tenía diferentes tipos de vivienda, siendo una de las más típicas la construida con huesos de ballena. También tenían en su haber campamentos de tiendas transportables, que por lo general estaban hechas de pieles. Los thule se caracterizaron por poseer depósitos y estructuras estratégicas para matar animales. Otra forma de vivienda eran los iglúes, además de algunas chozas subterráneas, que poseían entradas muy estrechas y plataformas para dormir.

Publicidad de Google AdSense

Para la época invernal se encargaban de construir entre 1 y 4 casas, en las que cabían fácilmente 10 habitantes. Algunas veces el número ascendía, llegando a tener 12 casas, donde sus habitantes eran un total de 50 personas.

Alimentación

De acuerdo al medio donde vivían, su alimentación era básica, pues dependía de animales marinos y terrestres. Entre ellos la caza de focas, efectuada a través de agujeros en el hielo, metodología aprendida de los Dorset. Conclusión  a la que llegan los historiadores al saber que en Alaska no se practicaba esta técnica, y solo los Dorset la conocían. Lo que termina por demostrar que la interacción entre ambas tribus fue de intercambio de saberes.

La cultura thule y el primer contacto con los españoles

Sabemos que la cultura thule estaba centrada en la captura de ballenas y focas. Por lo que se presume que sus desplazamientos venían dados al perseguir estos animales. Siendo un pueblo nómada, que llegó al estrecho de Belle Isle, estableciendo el primer contacto con los colonizadores españoles. Exactamente con pesqueros de vasco de España, quienes buscaban nuevos territorios de pesca.

La indumentaria utilizada por los españoles llamó la atención de los thule, así que en periodo de invierno visitaban la estación. La cual había sido creada por los españoles para la obtención del aceite de ballena destinado a la exportación. En aquel lugar, la cultura thule buscaba herramientas, equipos de pesca y todo tipo de material que les fuese de utilidad. Siendo este uno el inicio de diferentes conflictos entre la etnia y los españoles.

Organización social

La cultura thule no difiere mucho de la cultura Inuit, pues son los antepasados de estos, y sus costumbres fueron transmitidas a través de las generaciones. Al igual que los Inuit, los thule basaban su sociedad en la familia, formando lazos sólidos y solidarios. No tenían un jefe tribal, simplemente reconocían al mejor cazador. El cual debía alimentar a los demás integrantes de la tribu, sin mostrar orgullo de sus acciones. De igual forma daban reconocimiento a los miembros más sabios, quienes estaban prestos a aconsejar a los necesitados.

Por otro lado, tenían como costumbre cultivar la humildad y la generosidad, por lo que el egoísmo era mal visto. Mantener la paz y la unión de su grupo era lo más importante, así que por lo general los problemas se resolvían de forma pacífica. Una de sus prácticas más comunes para corregir a aquellos miembros que cometían faltas eran ridiculizados. Al superar este hecho, y mejorar su conducta, inmediatamente el hecho era olvidado. Pero si el delito era referido a un asesinato, la única sanción era la muerte.  Donde el agresor debía pagar con su vida, siendo la familia afectada los encargados de cobrar venganza.

Aspectos del matrimonio

La práctica del matrimonio se usaba para ampliar los lazos familiares, y así tener ayuda de otros en tiempos de escasez. El matrimonio era concertado basándose en las necesidades familiares. La mujer tenía edad para casarse desde el primer día que veía la menstruación. El hombre por su parte debía tener alrededor de 20 años, edad que le permitía cazar en solitario. La cantidad de habitantes en la cultura thule no era muy grande, así que solían practicar la poligamia.

Hecho que se ponía de manifiesto cuando el hombre salía de caza, llevando consigo a la esposa de otro hombre. Quien poseía grandes habilidades en la cocina, y además presentaba otras virtudes. También compartían sus esposas como muestra de agradecimiento, aprecio, amistad y por intereses comerciales.  Otro acto muy común en la cultura thule era el divorcio. El cual, por lo general, se generaba debido a los maltratos del marido.

Llegaban a un acuerdo sin conflictos, allí cada quien mantenía sus bienes y no perdían relación con las familias. Lo que era legal, pues era lo convenido al concertar el matrimonio. En dicha cultura existían madres solteras, situación que no era juzgada por el entorno. Por el contrario, siempre había algún hombre que quisiese hacerse cargo de ella.

Organización laboral

Las actividades eran organizadas de acuerdo al sexo, los hombres se dedicaban a la caza y la talla de artesanía. Mientras que las mujeres se dedicaban a la cocina y a la preparación de las pieles. Siendo considerada la comida como un bien común, y se repartía en función de las necesidades.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *