Departamento de Sonsonate

El departamento de Sonsonate es uno de los 14 que conforman la República de El Salvador. El mismo tiene como cabecera departamental a la ciudad de Sonsonate. Esta para el censo del año 2013 registró un total de 110.501 habitantes.  Este departamento se encuentra al poniente de El Salvador y se divide en 16 municipios.

El departamento de Sonsonate  ocupa el noveno puesto en cuanto a los departamentos con mayor superficie con 1226 km2. Así mismo, tiene el sexto puesto en cuanto a los de mayor población en EL Salvador con 518.522 habitantes en el censo del año 2006.  A este departamento se le adjudica una población densidad poblacional de aproximadamente unos 423 habitantes por km2.

Al encontrarse en la zona occidental del país, limita por el Este con el departamento de la libertad.  Por el Oeste limita con el departamento de Ahuachapán. Por el Sur limita con el Océano pacífico. Mientras que por el Norte colinda con los departamentos de Santa Ana y Ahuachapán.

Publicidad de Google AdSense

Política y administrativamente, el departamento de Sonsonate está regido por un gobernador que reside en la ciudad de Sonsonate. De igual manera, los 16 municipios tienen su respectiva cabecera municipal, la cual está constituida por un alcalde y consejo, un sindicado y algunos regidores.

Historia del departamento de Sonsonate

Históricamente, Sonsonate era una vieja provincia de la Capitanía General de Guatemala. Sin embargo, pudo alcanzar la independencia de los españoles en el año 1821. Pero no fue sino hasta 1824 cuando pudo, conjuntamente con la provincia de San Salvador, llegar a formar lo que hoy se conoce como la República de El Salvador.

Por el lado de su ciudad capital, podemos decir que desde hace mucho tiempo se le considera como un punto de interés comercial debido a los grandes cultivos de café que se dan en las cercanías, encontrándose aproximadamente a unos 19 kilómetros del municipio de Acajutla y 62 kilómetros de distancia de la capital del País, la ciudad de San Salvador.

Según los historiadores, la ciudad de Sonsonate se fundó hacia el año 1552. Pero bajo el nombre de Villa de la Santísima Trinidad de Sonsonate. En este sentido,  para la época de la colonia sirvió como sede de la Alcaldía Mayor de Sonsonate. Ya cuando se alcanzó la independencia de los españoles, hacia el año de 1824, se le asignó el título de ciudad, siendo como la cabecera departamental del departamento de Sonsonate.

Publicidad de Google AdSense

Salvador Efraín Salazar Arrué

Uno de los personajes más destacados que ha salido de estas tierras es Salvador Efraín Salazar Arrué, popularmente conocido como Salarrué. Nace en el municipio de Sonsonate un 22 de octubre del año 1899. Muere en el cantón Los Planes de Renderos del departamento de San Salvador el 27 de noviembre de 1975.

Se le reconoce por ser un destacado artista que dejó un gran legado en el área de las artes plásticas y la literatura. Sin embargo, es en el campo de la narrativa donde alcanzó un mayor éxito, donde salen a relucir sus obras maestras “Cuentos de cipotes” y “Cuentos de barro”.

Cuenta la historia, que los dones artísticos de este personaje salieron a relucir desde muy temprana edad. Es por esta razón que  lo llevaron a estudiar pintura a los Estados Unidos de norte América, lugar donde tuvo acceso al pensamiento costumbrista de Arturo Ambrogi, especialmente a través de su escrito, El Libro del Trópico. Después de haber leído esta obra se vio muy influenciado. Por esto tomó la decisión de  devolverse a su país para consagrase enteramente al oficio artístico.

La ciudad de los cocoteros

También, es importante saber que históricamente a la cabecera departamental del departamento de Sonsonate se le distingue como “la ciudad de los cocoteros”. Esto debido a que antiguamente en esta localidad era muy frecuente ver cantidades de palmeras de coco.

Importancia de Izalco

Por otro lado, se debe tener conocimiento sobre  la importancia histórica que tiene en esta región la localidad de Izalco. La misma fue en la época de la colonia el centro de convergencia indígena de mayor importancia en todo El Salvador. Puesto que contaba con una densa población que se veía beneficiada de los grandes cultivos de cacao que se llevaban a cabo en la zona. Además de estar bastante cerca al puerto de Acajutla.

El Pedregal de San Isidro

Un hecho histórico bastante significativo sucedió en  1783, año en el cual el volcán conocido como San Marcelino tuvo la fuerza para crear una corriente de magma tan grande que pudo desparramarse hasta las tierras bajas.

Esto dio origen a lo que se le ha dado el nombre de “el Pedregal de San Isidro”. Con respecto a este suceso, quedó documentado la versión de los habitantes del lugar, quienes manifestaron que la lava bajaba lentamente, por lo cual pudieron escapar de la muerte. Entonces, lentamente  el calor de la lava fue disminuyéndose, procediendo a solidificarse y pasando a convertirse en piedra.

Después la naturaleza se encargó de poblar este lugar con infinidades de tipos de arbustos, dando como resultado la formación de varios islotes que estaban llenos de vegetación. Así mismo, tanto las rocas como los árboles se fueron embelleciendo con diversos tipos de bromelias, helechos y orquídeas, convirtiendo este lugar en un destino rico en cuanto a su riqueza de su flora.

De hecho, es tanto así, que en un momento se pudieron contabilizar hasta 65 tipos de orquídeas y una gran cantidad de bromelias y helechos. Sin embargo, se debe saber que desde hace muchos años, muchas personas se han dado la vergonzosa tarea de extraer o saquear las más hermosas y atrayentes plantas de este lugar, con lo cual se le ha cambiado y dañado su ecosistema.

El primer ferrocarril en El Salvador

Primero que nada, se debe saber que dentro de la región centroamericana, El Salvador es uno de los países que más desarrollo ferroviario ha alcanzado.

Es el ferrocarril el medio de transporte masivo con mayor antigüedad en todo el país. En este sentido, fueron miles de personas las que se vieron beneficiadas con este servicio llegando hasta los diferentes lugares de destino.

Es allí donde sale a relucir esta región, porque fue precisamente en el departamento de Sonsonate donde se pudo establecer lo que fue el primer ferrocarril de El Salvador.

Sobre este hecho, la historia cuenta que la primera vía que se pudo alcanzar para este tipo de transporte, se inauguró el 2 de marzo de 1882, siendo precisamente la que iba desde la ciudad de Sonsonate hasta el puerto de Acajutla.

Cultura del departamento de Sonsonate

Lo primero que se debe saber en cuanto a la cultura de este departamento, es que por el lado de su religión existen dos tendencias que predominan sobre las demás. En este sentido, los últimos estudios han arrojado que hasta un 75 % de la población dice profesar la fe católica, mientras que por el otro lado, existe un 20% que se inclina por el protestantismo. Así mismo, un 2 % pertenece a otras religiones y el 3% restante manifiesta no pertenecer a ninguna religión.

Por el lado netamente tradicional y cultural, se debe saber que el departamento de Sonsonate es una de las regiones que más danzas tradicionales tiene en todo el país. Sin embargo, se debe saber que la mayoría de estas se suelen poner en práctica para la época del fin de año, o bien, para recibir el año nuevo.

El baile de la vaca

Uno de estas famosas danzas tradicionales se celebra en el municipio de Juayúa para los días del 24 al 25 de diciembre. Este tiene por nombre “el baile de la vaca”, siendo representados por varios hombres. Donde uno de ellos se caracteriza por cargar una especie de enrejado de madera. Entonces, el resto de los integrantes se colocan en dos filas, donde unos están vestidos mujeres y otros de vestimenta normal.  Luego, todos portando lazos para poder capturar a “la vaca” empiezan a bailar al ritmo de una alegre música de cuerdas.

Danza Los pastores

Otro baile típico de esta región es el que se le conoce con el nombre de “los pastores”. El mismo suele llevarse a cabo en la ciudad de Nahuizalco teniendo como fecha para su realización el 6 de enero de cada año.

En esta celebración se puede ver una serie de danzarines vestidos con vestimentas de color brillante y con la cabeza ornamentada con plumas. Estos van haciendo sonidos con  morritos que han sido llenados con piedras y semillas. Son acompañados con alguna música de cuerdas, típica de esta región.

Danza “los diablitos”

Otra de las más representativas danzas de este departamento de Sonsonate es la denominada danza “los diablitos”. La misma se lleva a cabo durante la época decembrina. Sin embargo, en localidades como el municipio de Salcoatitlán se representa el 5 y 6 de enero de cada año.

Se trata de un grupo de bailarines que está conformado por 13 integrantes, los cuales son vistos disfrazados de diablos. Generalmente vestidos con una camisa unicolor roja, una cola negra y un pantalón.

Para aumentar el drama, todos estos portan máscaras con cuernos, un pañuelo y un tridente de madera. Entonces, éstos cantan y bailan las canciones navideñas y generalmente son acompañados por un tradicional grupo de música de cuerdas.

Símbolos patrios del departamento de Sonsonate

Los más importantes y significativos Símbolos patrios del departamento de Sonsonate son precisamente su bandera y su escudo. Por esta razón, a continuación vamos a describir su forma y su significación para esta región de El Salvador.

Bandera del departamento de Sonsonate

Para el año de 1944, específicamente el 29 de enero. El gobierno cargo de Miguel González Delgado, en una sesión extraordinaria que tuvo lugar ese día, acordó los colores que llevaría la bandera del departamento.

En este sentido,  se llegó al acuerdo que se usaría el verde, debido a todas las campiñas que conforman la región.  Finalmente, el blanco y el azul, en honor a los colores de la bandera nacional.

Escudo del departamento de Sonsonate

Fue José Adán Escobar quien creó el Escudo del departamento de Sonsonate.  Esto se dio en año de 1943, luego de que éste hubiera salido victorioso en un concurso que abrió la municipalidad.

Pero esto no fue todo, sino que después el pintor Filemón Mejías  le dio vida y color a este emblema cívico. En este sentido, tenemos que en la parte superior, el color blanco y azul representa a El Salvador. Así mismo, el rojo viene a representar toda la sangre derramada en las batallas de Tacuxcalco y Acaxual.

La antorcha que se deja ver por encima de los tres círculos y por debajo de la bandera, representa la libertad. Así mismo, los tres círculos centrales significan; una brújula que marca al norte en señal de progreso; la unión que experimentaron estos pueblo y la división del departamento de Sonsonate trazada por un catalejo.

Economía del departamento de Sonsonate

Uno de los grandes pilares de la economía de este departamento es, sin lugar a dudas, el puerto de Acajutla. El mismo se encuentra en la la ciudad que lleva el mismo nombre. Está ubicado geográficamente hacia la desembocadura del río Sensunapán o río Grande de Sonsonate, como también se le conoce.

Esta ciudad, estando ubicada a unos 85 kilómetros de San Salvador y unos 20 kilómetros de Sonsonate. 

La misma ha venido experimentando un crecimiento bastante considerable en lo que respecta a los últimos 20 años.

El puerto de Acajutla  es el más moderno y sofisticado en toda la República de El Salvador. Así mismo, también es el de mayor capacidad comercial. Cuenta con cuatro magníficos atracaderos en los cuales pueden llegar embarcaciones de gran tamaño procedentes de todo el mundo.

Ha sido dotado de tecnología de punta en cuanto a la labor de cargar y descargar los barcos que lleguen.

Municipios del departamento de Sonsonate

Administrativa y políticamente, el departamento de Sonsonate se encuentra dividido en 16 municipios que son:

  • Armenia
  • Acajutla
  • Cuisnahuat
  • Caluco
  • Juayúa
  • Izalco
  • San Antonio del Monte
  • Santa Isabel Ishuatán
  • Sonzacate
  • Sonsonate
  • Santo Domingo de Guzmán
  • Santa Catarina Masahuat
  • Salcoatitán
  • Nahulingo
  • Nahuizalco
  • San Julián
Acerca del autor