La edad contemporánea o postmodernidad es un periodo de la historia que se originó en Europa Noroccidental; iniciando con la Independencia de los Estados Unidos hasta la actualidad, precede a la edad moderna y algunos autores lo fechan desde el siglo XVIII hasta el siglo XIX.

Cronología de la edad contemporánea

La cronología de la edad contemporánea está determinada por ciertos hechos importantes que  sucedieron entre los siglos XVIII y XIX; entre los cuales podemos mencionar los siguientes:

Características

Entre las características que se pueden mencionar sobre la edad contemporánea, tenemos las siguientes:

  • Aparición de grandes avances tecnológicos, como por ejemplo la pila eléctrica, barco a vapor, teléfono, aviones, bombillo, locomotora, etc.
  • Periodo de grandes conflictos armados que desembocaron en grandes destrucciones, como la Primera y la Segunda Guerra mundial.
  • Avances en la medicina, como la invención y uso de la vacuna contra la rabia, penicilina y aspirina.
  • Surgimiento de diferentes movimientos independentistas en Latinoamérica.
  • Clases obreras totalmente libres después de la abolición de la esclavitud en 1863.
  • Cambios en la organización política, desapareciendo el absolutismo hasta llegar al mandato presidencial de hoy en día.
  • Se establecen los derechos  humanos.

Etapas de la edad contemporánea

Las etapas de la edad contemporánea se pueden identificar de la siguiente manera:

Edad temprana

La edad temprana fue un periodo de transición entre las edades modernas y contemporáneas; donde aún existían secuelas de la reforma, ilustración y renacimiento, la mentalidad del hombre se preparaba para un cambio.  Los ya conocidos avances científicos e industriales terminarían de afianzarse en la edad de la revolución; formando una sociedad confiada en sus propios intereses y habilidades, separándose de la parte teológica. Creencias que fueron parte del hombre desde la época de la prehistoria y que evolucionó con el tiempo; laa misma fue conocida como una época preindustrial

Edad de Revolución

En la edad de la revolución  es cuando realmente comienza la edad contemporánea, entre los años 1776 y 1848; comenzó en Inglaterra y desde allí se extendió por el mundo entero a través del intercambio de tecnología. La elaboración manual de productos se sustituyó por la producción en masa a través de las maquinarias; lo cual afectó el mercado artesanal, pero, produjo empleos en masa, lo que trajo consigo el proletariado. Denominación que se le da a la clase trabajadora del capitalismo, donde parecen las compañías manufactureras.

A partir de aquí la población creció gradualmente, sin embargo, no representó un problema gracias a la existencia del campo laboral; puesto que había industrias de todo tipo, entre ellas minera y textil, destinadas a procesar los minerales y el algodón. Esto junto con las mejoras agrarias como el abono, la rotación de cultivos y el uso de la máquina de vapor, permitió fortalecer la economía;  la cual dejó al descubierto las diferencias sociales de las poblaciones del mundo.

La etapa o edad de la revolución, no solo incluye la parte económica, sino también el aspecto político; donde surgen la necesidad de regir el estado a través de leyes constitucionales que contemplan los derechos del hombre. De allí que muchos países latinoamericanos lucharan por su independencia, como fue el caso de Brasil, Bolivia, Chile y Argentina.

Se le identifica como etapa revolucionaria porque produjo cambios en diferentes ámbitos de las naciones; uno de ellos fue la invención del barco impulsado por carbón, instrumento que dio poderío a los europeos sobre otros pueblos.

Edad capitalista

La edad capitalista se desarrolló entre los años 1848 y 1914, mostrando un aspecto negativo del capitalismo; haciendo que las naciones estuvieran en constante competencia o se sintieran superiores a otras. Internamente, también existían luchas, solo que estas eran de tipo social, dándose controversias entre los diferentes estratos sociales.

Edad bélica

La edad bélica fue el momento de la historia que dio inicio a las guerras, desarrollándose entre los años 1914 y 1945; donde tuvieron lugar múltiples enfrentamientos entre naciones como fue la Primera y Segunda Guerra Mundial. También se desarrollaron guerras civiles y revoluciones en países como Irlanda y México respectivamente; dichos procesos bélicos trajeron consecuencias para los países en cuestión, resultando grandes pérdidas humanas y el empobrecimiento. Determinado a través del llamado Jueves Negro, crisis económica de 1929 producida por las bajas de la bolsa estadounidense.

Sociedades de la edad contemporánea

Las sociedades contemporáneas estuvieron marcadas por un estilo de vida democrático, muy parecido al actual; identificado para ese entonces como la revolución liberal, sus clases sociales se dividieron de la siguiente manera:

  • Clase alta, se distinguía por su modo de vestir, esmóquines los hombres y vestidos de gala las mujeres; se agruparon en dos grupos reyes, nobles y personas con poder económico.
  • Clase media, identificada por el uso de botas y trajes largos, donde se incluye a las personas de medianos recursos económicos.
  • Clase baja, caracterizados por sus ropas andrajosas, pertenecientes a la clase trabajadora denominada como pobres.

La época contemporánea desarrolló en la sociedad un sentido nacionalista, donde los ciudadanos se identificaron grandemente con su nación; el aspecto cultural de los pueblos fue influenciado por el romanticismo que explotó la literatura y las artes. Difundidos a través de los diferentes medios de comunicación existentes, es así, que muchos de los avances de ciertos sectores deslumbrarían a otros tantos;  por lo que las sociedades mundiales terminan por adentrarse en un mismo universo cultural, político, económico y social.