La edad de piedra es el primer periodo de la prehistoria que determino avances en la evolución del hombre con respecto a la piedra; el cual se desarrolló entre los años 2.500.000 y 3.000 a.C, antecediendo a la edad de los metales. En ella, se establecen 3 clasificaciones importantes del hombre, identificadas como paleolítico, mesolítico y neolítico.

Cronológica de la edad de piedra

La clasificación del hombre durante la época de la prehistoria, se dio entre los siguientes espacios de tiempo:

  • De acuerdo con los expertos, el paleolítico inferior apareció en el año 2.500.000; siendo esta la fase más primitiva del ser humano, ubicando su culminación en el año 100.000 a.C.
  • El paleolítico medio sucede al anterior, ubicándose en una escala de tiempo del año 100.000 a.C y desapareciendo en el año 35.000 a.C.
  • Entre los años 35.000 y 10.000 a.C, el hombre evoluciona a través de la fase del paleolitico superior; perteneciendo todas las anteriores a la primera época de la edad de piedra.
  • La segunda etapa de la edad de piedra, la compone la fase del mesolítico; desarrollada entre los años  10.000 y 5.000 a.C.
  • El último periodo de evolución del hombre durante de la edad de piedra se conoce como neolítico; establecida entre los años 5.000 y 3.000 a.C.

Características

Entre las características que podemos encontrar sobre la edad de piedra, tenemos las siguientes:

  • Aparecen por primera vez el australopithecus y homo habilis.
  • Uso de la piedra para la elaboración de herramientas durante el periodo paleolítico.
  • Descubrimiento del fuego en el periodo mesolítico.
  • Se comenzó a practicar la agricultura en la etapa neolítica.
  • Se desarrolló después de las glaciaciones, desplazamiento del hielo desde el norte hasta el sur.
  • Paso del nomadismo al sedentarismo.
  • La alimentación se basó en la recolección, la caza y la pesca.
  • Gracias al uso de la madera, practicaron la navegación con el uso de canoas.
  • Se identifica una segunda evolución del hombre, conocida como Homo erectus, quien sustituido por el homo sapiens.
  • Las prácticas religiosas cambian con la evolución del hombre.

Etapas de la edad de piedra

Las etapas que permitieron la evolución del hombre durante la edad de piedra fueron las siguientes:

Paleolítico

Una de las primeras fases del hombre durante la edad de piedra fue el paleolítico, considerada una de las más largas de la historia; ya que se desarrolló hace 2,5 millones, periodo de tiempo en que aparece el hombre por primera vez e inicia una vida nómada. Es aquí, donde establece pequeños grupos humanos que van de un lado a otro en busca de alimento; refugiándose en cuevas al mismo tiempo que se dedican a la caza y recolección.

Uno de los primeros descubrimientos de esta etapa fue la piedra, instrumento que utilizaron para la elaboración de herramientas; posteriormente, desarrollaron la técnica de piedra tallada, logrando utilizarla por ambos lados. Incluso, llegaron a crear puntas de flechas y lanzas. También, avanzaron en otras prácticas como fue el arte o pintura rupestre y descubrieron el fuego al frotar 2 piedras.

Otro elemento fundamental que incluyeron en su vida diaria fue el lenguaje, habilidad que desarrollaron aproximadamente hace 30.000 años a.C;  mientras que el entierro lo comenzaron a implementar hacia el 200.000 a.C. Dentro de la fase paleolítica hicieron uso de la vestimenta, elaborando sus trajes a base de pieles de animales; la evolución paleolítica del hombre se estableció en 3 fases conocidas como paleolítico inferior, paleolítico medio y paleolítico superior.

Mesolítico

El mesolítico fue otra de las etapas que integraron la edad de piedra, donde el clima templado predominó en algunas zonas; lo cual permitió la aparición de nuevo vegetación que serviría de alimento y daría paso a las comunidades sedentarias. Mientras que en las áreas donde el clima era frio, como por ejemplo la zona ártica, se comenzaron a construir los primeros trineos; de modo que la pesca tomó fuerza y empujó al hombre a construir herramientas más efectivas para este campo.

El clima templado prácticamente ayudó a los hombres a salir de sus cuevas y sacar provecho de materiales que tenían a su alrededor; como por ejemplo la madera, la cual usaron para construir canoas, instrumento útil, ya que se ubicaron a lo largo de los ríos. Ubicados muy cerca de la selva, ambiente que proporcionó frutos y animales salvajes para su alimentación.

Neolítico

El neolítico precede al mesolítico y es la última fase de la evolución del hombre en la edad de piedra; en ella aparece un nuevo modo de subsistencia como la agricultura, practicada después de observar la reproducción de las semillas. De las cuales obtienen el maíz, el arroz y el trigo, los cuales integraron los primeros cultivos; actividad que hizo imposibles continuar con el nomadismo, de modo que se convierten totalmente sedentarios.

Practicando la agricultura junto a la ganadería, actividad que inició con la domesticación de perros, cabras, caballos, bueyes y ovejas; dejando atrás el hábito de la recolección, esta evolución les hizo implementar la técnica de piedra pulida y crear herramientas más sofisticadas. De igual modo, crearon prendas de vestir ideales para las temporadas de invierno.

Sociedades de la edad de piedra

Las sociedades de la edad de piedra primeramente eran grupos de personas que vivieron en cuevas; organizadas en comunidades que se trasladaban de un lugar a otro en búsqueda de alimentos. Su organización dependía del trabajo recolector, donde los dirigían los más sabios, quienes para la época eran los de mayor edad;  su permanencia en un lugar determinado dependía de los recursos, puesto que cuando el espacio ya no aportaba lo necesario para vivir se desplazaban a otras zonas.

Entre los años 30.000 y 10.000 a.C logra organizar a los habitantes en torno al núcleo familiar; estableciendo tareas para los integrantes de cada tribu, donde los hombres se encargaban de actividades rudimentarias. Mientras que las mujeres solo se dedicaban a las actividades del hogar, como por ejemplo el cuidado de los niños; a pesar de ello continuaban siendo nómadas y dan vestigios de pequeños grupos sedentarios. Lo que permitió el aumento progresivo de la población, continuando esto hasta la etapa del neolítico.

A través de ella, atraviesan un proceso de cambio social mucho más avanzado que las etapas anteriores; los recursos naturales permitieron mayor cantidad de asentamientos y llevaron a establecer una organización político – social; donde el más fuerte predominaba sobre el otro, así establecieron sociedades tribales y aldeas, en las cuales implementaron la religión. De igual modo adoptaron el comercio como parte de su economía y llegaron a inventar la primera moneda.

Su jerarquización social dependía de lo útil que pudiera ser el hombre dentro de los clanes; es decir, que el trabajo era determinante para poseer determinada posición en la pirámide social. Definitivamente la economía estaba íntimamente relacionada con la posición social, puesto que la piedra hizo posible la elaboración de herramientas; las cuales posteriormente sirvieron para elaborar cerámicas, tejidos y alfarería.