Otro de los personajes políticos implicados en casos de corrupción en El Salvador es Elías Antonio Saca; quien durante su administración realizó malversaciones de fondos públicos. Caso donde el propio ex mandatario declaró los delitos cometidos en un juicio abreviado; donde consiguió reducir la pena inicial de 30 años de cárcel a 10 años, 5 de ellos por lavado de dinero y los otros 5 por peculado.

Sin embargo, es un logro efímero, pues en septiembre del pasado año se le fueron agregados 2 años a su condena; solo que esta vez van relacionados con el soborno realizado a una empleada pública de la Cámara Primero de lo Civil.

Nacimiento, estudios, profesión y matrimonio

Elías Antonio Saca nace un 9 de marzo de 1965, siendo oriundo de Usulután; a sus escasos 18 años inicia sus estudios en periodismo, carrera que no logra culminar con éxito. Es así que llega a laborar como narrador deportivo tanto en televisión como en radio; posterior a ello, creó su propia emisora radial y participó en la creación de Radio América.  Además, se adentra en el área de comunicaciones, a través de la cual inicia su carrera empresarial; finalmente, contrae nupcias con Ana Ligia Mixco Sol, con la que tuvo 3 hijos.

¿Quién es Elías Antonio Saca?

Elías Antonio Saca es conocido como empresario, político y presidente salvadoreño; quien ejerció la presidencia del país desde el 1 de junio del año 2004, recibiendo el poder de manos de Francisco Flores. Para el 1 de junio de 2009 culminó su mandato, dejando la responsabilidad del poder en Mauricio Funes; su carrera política inició en el año 1989 con el partido ARENA, donde se mantuvo hasta el año 2009. Son estas acciones las que le permiten lanzarse a las elecciones en el año 2003.

Periodo presidencial de Elías Antonio Saca

Durante la administración de Elías Antonio Saca se mantuvo la oposición a los partidos de izquierda; es así que no tiene ningún tipo de relación con Venezuela y Cuba. También, se encargó de mantener sus tropas  en Irak para dar continuidad a la gestión del gobierno anterior; de acuerdo con su discurso político, su presidencia estaba encaminada hacia los temas sociales. Por lo que se dedicó a ayudar a los poblados que se encontraban en pobreza extrema; otorgando a dichos poblados un subsidio mensual que correspondió a una suma entre 10 y 20”.

Entre sus estrategias económicas se encontró la reforma fiscal, la cual fue duramente criticada por la empresa privada; una de sus promesas de gobierno fue mejorar la seguridad. Es así que crea las unidades policiales para investigar homicidios y despliega las tropas de la Fuerza Armada; sin embargo, estas acciones no tuvieron mucho efecto, ya que las tasas de criminalidad se mantuvieron en el mismo porcentaje.

Corrupción desde la presidencia

Durante su mandato se le acusó de malversar los fondos destinados a la creación del hospital de maternidad; hecho que involucró a varios entes gubernamentales, entre ellos el Banco Multisectorial de Inversiones. Acompañándolo en el delito el Ministerio de Educación, la presidencia de la república y el Ministerio de Salud; a consecuencia de esto, la Corte Suprema demanda al partido ARENA por una suma millonaria.

Donde salen implicados varios ex presidentes pertenecientes a dicho partido; siendo algunos de ellos Armando Calderón Sol y Alfredo Cristiani. De modo que la lista de presidentes corruptos en El Salvador es encabezada por Elías Antonio Saca; quien se convirtió en el primer presidente salvadoreño enjuiciado y encarcelado por dichos delitos.

Encarcelamiento de Elías Antonio Saca

Con los cargos de lavado de dinero, peculado y asociaciones ilícitas es apresado Elías Antonio Saca por órdenes de la Fiscalía General; siendo detenido el 30 de octubre de 2016, 3 meses después es enviado a un centro penitenciario, conocido como La Esperanza en el año 2017. Donde ha permanecido por más de 2 años, para el 2018 es condenado a 10 años de prisión. Además se le impuso la devolución de más de 200 millones de dólares.

La mayoría de sus cómplices pertenecían a su gabinete de gobierno; entre ellos se encuentran los ex secretarios de Juventud y Comunicaciones y Pablo Gómez; quien era colaborador de la presidencia. Los cuales también fueron enjuiciados bajo el delito de corrupción, por lo que deberán cumplir una condena entre 5 y 16 años de prisión. Una vez admitidos los delitos, se pactó la condena y se renuncia a la apelación de la decisión judicial.