La caída del Imperio Romano fue un momento decisivo en la historia, el cual dio inicio a la Edad Media; época que se desarrolló entre los años 476 y 1500 d. C., fechas correspondientes a los siglos V y XV. Por lo que se puede decir que culminó después de la Conquista de América, donde se establecieron colonias de diferentes países; acontecimiento que trajo como consecuencia algunas enfermedades famosas en la Edad Media.

Enfermedades famosas y letales

Entre las enfermedades que causaron mayor mortandad, encontramos las siguientes:

Viruela

La viruela también fue conocida en la antigüedad como peste antonina, fue una de las enfermedades famosas en la Edad Media. La cual apareció por primera vez en el Imperio Romano, durante la administra de Marco Antonio en el año 164 d. C. Solía ser una epidemia mortal, pues dejaba a su paso gran cantidad de muertos; entre sus características encontramos:

  • Fiebre recurrente y muy alta.
  • Gripe.
  • Posteriormente aparecían llagas con pus.

Peste negra

Los investigadores suponen que la peste negra llegó a los países europeos a través de los diferentes puertos comerciales en 1348; considerada una de las pandemias más grandes de la historia al expandirse por todo el continente europeo. La mortandad alcanzó al tercio de la población correspondiente para aquella época; siendo la pulga de la rata negra la causante de la enfermedad, los síntomas hacen referencia a:

  • Dolor de cabeza y pecho.
  • Tos con sangre.
  • Nauseas.
  • Fatiga.
  • Dificultad para respirar.
  • Fiebre.
  • Vómitos.

Sarampión

Otra de las enfermedades famosas que dejó gran mortandad fue el sarampión; la cual llegó a tierras mexicanas a través de los colonizadores, al igual que la viruela, esta dolencia colaboró en la caída del Imperio Azteca. Lucha que lideró Hernán Cortés, entre los síntomas que presentaban los enfermos tenemos:

  • Gripe.
  • Manchas blancas con rojo.
  • Fiebre.
  • Inflamación de los ojos.
  • Tos seca.
  • Dolor de garganta.

Fuego de San Antón

La enfermedad del cornezuelo o fuego de San Antón, cuyo nombre se le atribuyó debido a sus síntomas; producido por el consumo del hongo cornezuelo del centeno, cuyo origen es europeo. Sin embargo, puede cultivarse en Argentina, Canadá, Brasil y Estados Unidos, áreas netamente colonizadas. Entre los síntomas encontramos:

  • Calor corporal semejante al fuego de las brasas, tan intenso que podían morir de dolor.
  • Produce gangrena, por lo que las extremidades eran cortadas.
  • El tratamiento consistía en el consumo de trigo, producto que evitaba que se propagase la enfermedad.

Sudor del Inglés

El sudor inglés o también conocido como gripe fue une epidemia que apareció a mediados del siglo XV; exactamente en agosto del año 1485, desarrollándose por primera vez en tierras inglesas. En países como Italia fue conocida con el nombre de influenza, dolencia que produjo los siguientes síntomas:

  • Cuadro febril.
  • Dolores musculares y de cabeza.
  • Cansancio o agotamiento.
  • Congestión nasal.
  • Tos.
  • Escalofríos.

Entre los años 1400 y 1500, dicha epidemia afectó a la gran mayoría de jóvenes ingleses pudientes.

Peste blanca

A comienzos del siglo XVII aparece una nueva enfermedad en Europa, llamada peste blanca o tuberculosis; convirtiéndose en otra de las enfermedades mortales que acabó con la vida de muchos indígenas. Al surgir en la época colonizadora su propagación fue a través de las conquistas portuguesa, francesa y holandesa; cuyos síntomas son:

  • Tos con sangre.
  • Piel rojiza.
  • Cuadros febriles.
  • Peso extremadamente bajo.

La enfermedad se trataba con productos americanos como el café, té y cacao, también usaban pulmones de animales.

Peste de Justiniano 

La presencia de la peste de Justiniano apareció en el año 521, afectando al Imperio Romano; gracias a ella los niveles de mortandad fueron extremos, hasta llegar a perder la cuarta parte de la población capitalina. Esta enfermedad se repitió en 2 oportunidades más, en los años 594 y 558, causando los mismos estragos; debe su nombre al emperador Justiniano, entre sus síntomas se encuentran:

  • Aparición de llagas con pus en la fase terminal de la enfermedad.
  • Fiebre alta.
  • Diarrea.
  • Infamación de la garganta.
  • Mucha sed.
  • Inflamación del área bucal.

Paludismo

El paludismo, es conocido en la actualidad como malaria, la cual apareció entre los siglos XV y XVI; enfermedad que en su fase terminal presenta:

  • Inflamación del bazo e hígado.

Mientras que en sus inicios, los pacientes solían presentar las siguientes dolencias:

  • Anemia.
  • Fiebre.
  • Falta de concentración.
  • Sobresaltos.

En tiempos antiguos se le adjudicó la epidemia a los malos olores del ambiente; sin embargo, con los avances de la ciencia, se dio a conocer que el mosquito Anopheles la producía. Por lo tanto era una enfermedad de tipo parasitaria, la cual se produjo por primera vez en Italia, para luego propagarse por el continente europeo.

Lepra

La lepra apareció por primera vez en Egipto y Grecia en el año 250 a. C. y continuó su recorrido hasta el año 1000 d.C; llegando al continente europeo a través de las cruzadas, fue una de las pestes mortales de la antigüedad. Sus síntomas más visibles eran la aparición de gránulos circulares en algunas partes del cuerpo; entre otros síntomas tenemos:

  • Enrojecimiento del rostro.
  • Perdida de las cejas.
  • Mirada perdida.
  • Nariz hinchada.

Esta Enfermedad fue una de las causas de marginación social en aquella época; puesto que los enfermos eran remitidos a un proceso de aislamiento, en mucho de los casos se convirtieron en indigentes.

Carbunco

El carbunco fue otra de las enfermedades contagiosas de la Edad Media, también conocida como ántrax maligno; la misma produjo grandes epidemias, propagándose a través de los animales, los cuales eran portadores de la enfermedad. Los pacientes presentaban los siguientes síntomas:

  • Cuadros que van desde lo agudo a lo grave.
  • Alcanzaban la muerte entre 3 y 7 días.
  • La presencia de ulceras color negro acompañadas de pus, era uno de los signos de la enfermedad.
  • Posterior a ello, se presentaban cuadros febriles.
  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Dolor muscular.
  • Escalofríos.
  • Hemorragia.

Garrotillo

El garrotillo también recibe el nombre de difteria, una de las enfermedades famosas de la Edad Media que atacó de forma aguda; cuyo síntoma más letal es la inflamación de las mucosas que recubren las fosas nasales, lo que puede generar la muerte. Entre sus síntomas encontramos los siguientes:

  • Vómitos
  • Ulceras de mal olor en la boca.
  • Fiebre alta.
  • Pérdida del color de la piel.

Enfermedades famosas recurrentes

Entre las enfermedades famosas de la Edad Media, podemos mencionar las siguientes:

Piojo guerrero

Una de las enfermedades famosas en la Edad Media fue el piojo guerrero o mejor conocido como tifus;  llegó al continente europeo gracias a los conquistadores españoles en el siglo XVIII, producida por un piojo que portara la bacteria. Produciendo síntomas como:

  • Manchas rojas.
  • Dolores musculares.
  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza.

Por lo general, solo se contagiaban las personas que vivían en extrema pobreza, aquellos que tenían problemas de higiene y los soldados. Era una enfermedad que reinaba en los lugares pobres.

Hernias

Las hernias por lo general eran de tipo abdominal, presentando una protuberancia observable a simple vista; su tratamiento en la Edad Media consistía en aplicar vendajes, hacer una dieta, colocar cataplasmas y realizar una purga.

Baile de San Vito

Baile de San Vito es otra de las enfermedades famosas de la Edad Media, originaria de Italia; cuyos síntomas producían movimientos involuntarios y muy rápidos, los que eran producidos por una tarántula. Su tratamiento implicaba el uso de la música, con la que solicitaban a San Benito su intervención para la cura del afectado.

Hipopresia

Otra de las enfermedades famosas en la Edad Media fue la hipopresía; la cual afectaba a uno de los órganos más importantes del cuerpo humano, el hígado. Produciendo los siguientes síntomas:

  • Inflamación del vientre y las extremidades.
  • Grandes cantidades de gases.

Gota

Otra de las enfermedades famosas en la Edad Media fue la gota, denominada también como artritis; la cual produce los siguientes síntomas:

  • Enrojecimiento de la piel.
  • Niveles elevados de ácido úrico.
  • Inflamación y dolores en las articulaciones.

En tiempos modernos se determinó que dicha dolencia es provocada por los cambios del metabolismo; en la actualidad los pacientes con artritis rondan entre los 50 y 60 años.

Escorbuto

Entre los años 1095 y 1492 se llevaron a cabo las cruzadas, guerra que trajo consigo más enfermedades famosas en la Edad Media; una de ellas identificada como escorbuto, dolencia que causó terror entre los navegantes. Quienes basaban su dieta alimenticia en carnes y granos, lo que generaba la falta de vitaminas en el organismo; obtenidas a través de hortalizas y frutas, de modo que los exploradores y su tripulación eran los más afectados. Entre sus síntomas tenemos:

  • Inflamación de las encías.
  • Manchas rojas que cambian de tono hasta ponerse amarillentas.
  • Depresión.
  • Dolores articulares.
  • Hemorragia.

Sífilis

Esta enfermedad recorrió toda Europa después del descubrimiento de América entre los siglos XV y XVI; donde cada continente le dio una denominación relacionada con su nacionalidad, por ejemplo en España la llamaron “mal de los españoles”. De igual forma hicieron los alemanes, franceses e ingleses, entre sus síntomas tenemos:

  • Fuertes dolores de cabeza.
  • Perdida del cabello.
  • Llagas en la boca, nariz y genitales.
  • Dolencias en las articulaciones.

Origen de las enfermedades famosas en la Edad Media

Las enfermedades comienzan a aparecer en el año 3000 a . C en Sumeria, una antigua región de Asia; esparciéndose en el mundo en forma de endemias, epidemias  y pandemias. Entre las causas que originaron las enfermedades famosas en el mundo, encontramos las siguientes:

  • Abandono del sistema nómada para convertirse en sedentarios.
  • Establecimiento de sociedades.
  • Aumento del número de habitantes.
  • El comercio.
  • La domesticación de animales.
  • Viajes de Exploración.
  • El uso de granjas.

En cuanto a la Edad Media, los investigadores explican que muchas de las enfermedades padecidas por las culturas precolombinas vinieron de manos de los europeos; lo que indica que llegaron a través de los viajes de exploración. Una muestra de ello fue la viruela propagada en el Imperio Azteca, después del viaje de exploración de Hernán Cortés; lo cual fue de ayuda para lograr la Conquista de México. Sin embargo, el proceso real de esparcimiento comenzó con la llegada de Cristóbal Colón a América; quien propagó la influenza en Santo Domingo en 1493, durante su segundo viaje.

En tiempos de la Edad Media, el comercio entre colonias era realizado a través del istmo de Panamá; lo que hacía más fácil el esparcimiento de las enfermedades. Esto lo encontramos cuando Francisco Pizarro visita territorio azteca; encontrando a sus habitantes enfermos con viruela y sarampión, lo que da la idea de contagio y propagación de dichas dolencias.

De acuerdo con los investigadores, los europeos pudieron haber obtenido dichas enfermedades a través del contacto con los africanos; recordemos que en aquella época, el comercio de personas era una práctica habitual. De modo que los africanos pudieron ser portadores de virus, los cuales serían transmitidos a sus amos en tiempos de esclavitud.