El feudalismo es una forma de gobierno que se inició durante la caída del Imperio Romano y el comienzo de la Edad Media; caracterizado por una sociedad donde predominaron los señores feudales, los vasallos, cambios políticos y sociales en Europa.

Origen               

De acuerdo con los historiadores, el feudalismo apareció realmente a partir del año 476 d.C después de la caída del Imperio Romano; por lo que para los inicios de la Edad Media aún se estaba gestando. Sin embargo, fue fortaleciendo sus bases gradualmente, apoyándose en poderosos señores feudales; quienes absorbieron y monopolizaron las tierras productivas en cuanto al aspecto agrícola y se encargaron de dirigir y manipular a sus trabajadores.

Entre los años 900 y 110 d.C, el feudalismo afianza sus bases en Europa durante la Edad Media como resultado del choque cultural entre romanos y bárbaros; quienes invadieron el territorio romano después de ser desplazados por los pueblos nómadas de las estepas asiáticas, el clima, búsqueda de riquezas y tierras fértiles. Lo que ocasionó un cambio en la estructura social, política y económica europea, donde los bárbaros se adaptaron a la cultura reinante en el imperio.

El feudalismo se mantuvo sólidamente entre los siglos XI y XV, donde se establecía una relación de poder entre dos personas; conocidas como el señor y el vasallo; este último prometía someterse al señor feudal a cambio de su protección, prometiendo ser fiel a su amo. De modo que el más fuerte siempre prevaleció sobre el más débil.

Historia del feudalismo

Para el año 409, el Imperio Romano hace un pacto con los grupos barbaros conocidos como visigodos; con el fin de tomarlos como colaboradores en guerra, de modo que defendieran sus territorios al momento de las invasiones de pueblos como los vándalos, suevos y alanos. Es así que para ese año, se les entrega el poder sobre Galia y algunos espacios de Hispania; a partir de este pacto pacifico, comienza el feudalismo, entregando territorios por protección.

Para el año 476 invaden territorios occidentales del Imperio Romano, causando su caída y posterior cristianización; aunado  a esto originan la separación de dicha sociedad, estableciendo dos pueblos o razas, identificados como invasores y dominados; la división racial ocasionó múltiples conflictos que llevaron a la dependencia entre hombres;   solicitando la protección del más fuerte en términos económicos, de modo que se da continuidad al feudalismo como otra salida pacífica a los conflictos de la época.

Para ese entonces, el Imperio Romano de Occidente enfrentaba una crisis política al ser dirigido por 2 jefes barbaros, Odoacro y Ricimer; quienes ocasionaron el colapso del imperio al apartar del cargo al último emperador romano. Con lo cual reconocieron el poderío del Imperio Romano de Oriente que para ese mismo año era gobernado por el rey visigodo Teodorico; este decidió obtener por la fuerza los territorios romanos occidentales, derrotando a Odoacro y estableciendo un reino que se mantuvo hasta el siglo VI.

Las ansias de poder de los pueblos de oriente crecieron después de dominar al imperio de occidente;  se embarcaron en una travesía de conquista que implicó la dominación del territorio de Hispania, donde permanecieron hasta el año 711. Año en que se efectuó la batalla del río Guadalete. Donde Rodrigo fue derrotado por los musulmanes  después de los reyes de Witza se aliaran con líderes musulmanes.

Los reinos durante el feudalismo

La creación o instauración de reinos diferentes en búsqueda de expansión genero el sistema económico establecido en el feudalismo; algunos de estos reinos formados a través de invasiones fueron los siguientes:

Reino ostrogodo

El reino ostrogodo se formó a partir del año 493 después que el rey Teodorico lideró la invasión dirigida a Italia, la cual era gobernada para el momento por Odoacro; sus ideales estaban encaminados a la creación de un Imperio germánico igual que el romano. Sin embargo, sus deseos se vieron truncados al enfrentar resistencia de parte de la iglesia y la nobleza de Roma; lo cual causó conflictos bélicos que produjeron la caída del reino en 526. Un año más tarde apareció Justiniano, quien finalmente se convierte en emperador en el año 527.

Reino de los francos

El reino de los francos se fundó a partir de los pueblos franceses, después que Clodoveo lideró un invasión para unificar Galia en el año 481; formando a partir de allí, la primera dinastía de reyes franceses. Sus invasiones siempre estuvieron dirigidas hacia los visigodos y los alemanes, quienes fueron derrotados bajo su mano; se convirtió al cristianismo en el año 496, por ende la religión de su reino fue católica. Al lograr la unificación, dividió el mismo en diferentes sectores que fueron gobernados por sus hijos.

La división desembocó diferentes guerras civiles que conllevaron a la reunificación de Clotario II; quien fue sucedido por los reyes que dejaron el poder en manos de sus mayordomos, por lo que se identificaron como los reyes holgazanes. Este hecho dio origen al Imperio Carolingio en el siglo VIII, lo que comienza una nueva dinastía.

Reino de los lombardos

El reinado de los lombardos se estableció en Italia, entre los años 568 y 569 por la invasión liderad por el rey Alboíno; para el año 572, este muere y los duques lombardos se reparten las ciudades de Italia, originando ducados independientes en la zona septentrional del país. 

Reinos anglosajones

Por su parte los anglosajones impusieron sus reinos entre los siglos VII y VIII, donde crearon gran cantidad de dominios alrededor de Gran Bretaña; área en la cual predominaron 7 reinos exactamente, entre los cuales predominaron Wessex, Northumbria y Mercia.

Características del feudalismo

Entre las características que se pueden mencionar sobre el feudalismo, encontramos las siguientes:

  • Su base económica se identificó como el latifundio laico o eclesiástico,  basándose en la producción del miso, consumiendo solo lo que este producía.
  • Los poseedores de pequeñas porciones de tierra entregaban sus tierras a los más ricos a cambio de su protección; a pesar que esto significara perder su libertad.
  • El estilo de vida de los pueblos paso de urbano a rural, puesto que el modo de subsistencia que predominó fue la agricultura.
  • Su aparición con llevo al establecimiento de un nuevo estrato social, conocidos como los siervos, quienes formaban parte de la clase campesina.
  • Se estableció la dependencia de un hombre con otro hombre, gracias a la relación entre señor y vasallo.
  • El poder absoluto de la nación pasó de las manos del rey a los señores feudales, los cuales determinaban impuestos, impartían justicia y legislaban.
  • El primer escalón de la pirámide social estaba compuesto por la nobleza, la cual dominaba el ámbito social.
  • Los beneficios se convirtieron en bienes hereditarios, donde las tenencias eran repartidas entre los vasallos; quienes al convertirse en señores feudales podían tener sus propios siervos.

Personajes del feudalismo

Dentro de la historia feudal europea, los personajes se diferencian de acuerdo a la posición en la sociedad, entre ellos presentamos los siguientes:

Nobles

Constituido principalmente por el rey, convirtiéndose en la cabeza de la pirámide social; quien cedió el cobro de impuestos, la legislación e impartir justicia a  los señores feudales. Dentro de este mismo escalón social encontramos a los condes, duques, marqueses y vizcondes; todos ellos representaban el poder económico de la nación. Por lo tanto integraron el feudalismo, es decir, los señores feudales o grandes vasallos. En tercer y cuarto lugar se encontraban caballeros e hidalgos respectivamente.

Clero

El sector eclesiástico tomo gran importancia económica, política y social dentro de la sociedad feudal; sectoriza a sus integrantes de acuerdo al nivel político y económico, donde los obispos y cardenales se encontraron en la cúspide de la pirámide. Mientras que en segundo lugar se hallaban abades y abadesas y en tercer lugar los frailes, curas y monjes.

Campesinos

Dentro del campesinado se ubicaron a todas aquellas personas que vivían de su sustento; clasificándolos en ricos, modestos y pobres; donde se ubicaron banqueros, comerciantes, dueños de pequeños almacenes, labradores, artesanos, obreros, agricultores y empleados de la ciudad.

Derechos en el feudalismo

Durante la época feudal, los señores feudales tenían ciertos derechos sobre sus siervos, entre los cuales se pueden mencionar los siguientes:

Derecho de pernada

El derecho de pernada hace referencia al derecho que tenía el señor feudal de tener relaciones sexuales con las esposas de sus siervos; solo se llevaba a cabo en el día de su boda, es decir, que el siervo no sería el primero en compartir el lecho nupcial con su esposa. Además de esto, debía cumplir con un pago especial de dinero, prácticamente debía pagar para casarse y permitir que su esposa perdiese su virginidad con el señor feudal.