Francisco Pizarro

Francisco Pizarro, conquistador del Perú, nació en Trujillo, España en 1478. Fue hijo ilegítimo de  Gonzalo Pizarro y Francisca González. En su adolescencia, se dedicó a la crianza de animales. Desde muy temprana edad se marchó a Italia para alistarse al ejército. Con Nicolás Ovando emprendió su primer viaje al nuevo continente.

En el año 1502 marchó a su primera expedición rumbo a Urabá y luego participó en la fundación de Panamá donde se instaló por un tiempo. Luego se asoció con Diego de Almagro para ir al Perú, tierra de la que había oído hablar. Pero en su primer intento fracasó resultando gravemente herido por los nativos.

¿Qué se sabe sobre Francisco Pizarro?

Tras un segundo fracaso después de quedar milagrosamente con vida y con solo 13 compañeros decidió regresar a España. Concretamente a Toledo, para hablar con el gobernador de esta ciudad y buscar ayuda contándole las maravillas que había visto en las nuevas tierras y el provecho que se podría obtener de las mismas.

Publicidad de Google AdSense

Después de lograr su objetivo, se embarcó nuevamente rumbo al Perú con 180 hombres en tres navíos, contando con  algunos caballos. Después de muchos contratiempos y penalidades, logró entrevistarse con el gran emperador Atahualpa, apodado “el hijo del sol”, a quien le tendieron una emboscada para tomarlo preso y saquear la ciudad.

Atahualpa quien era muy astuto, le ofreció a Pizarro darle una gran cantidad de oro y plata a cambio de su libertad. Pero el día 23 de julio de 1533 fue condenado a muerte sin previa explicación. Después de este vil asesinato, se marcharon al Cuzco, la “ciudad sagrada”, donde pactaron con Manco Cápac con la intención  de utilizarlo como títere.

Francisco Pizarro, estaba asociado con Diego de Almagro en esta conquista del Perú. Pero muy pronto tuvieron serias diferencias por ambición de poder. Esto los llevó a un fuerte enfrentamiento que los llevó a tomar caminos diferentes. Ya que no lograron ponerse de acuerdo en reparto de las tierras, el lite. Fue de tal magnitud, que esto fue llevado al consejo de Indias y el emperador Carlos VI en el año 1534, dividió la comarca en dos zonas.

Francisco Pizarro y la Nueva Castilla

A Francisco Pizarro, le entregaron  “Nueva Castilla”, la parte norte con 270 leguas de costa, y la parte sur con el nombre de “Nueva Toledo”, le fue cedida a Almagro. No obstante el rey Carlos V, no definió a quien de los dos le correspondería la parte del Cuzco y esto trajo nuevas querellas entre ambos conquistadores.

Publicidad de Google AdSense

El día 18 de enero de 1535, Francisco Pizarro fundó su propia ciudad, llamándola “La Ciudad de Los Reyes”, que es hoy día, Lima la capital del Perú en el valle de Rímac. El hermano de Pizarro partió para España ese mismo año trayendo consigo  el título de marqués  para el gran conquistador  por toda la colaboración en favor de la corona después de haber entregado el quinto real.

Pasado algún tiempo, Manco Cápac, se alzó con los Incas al darse cuenta de que lo estaban utilizando sin provecho alguno para él y corriendo el  peligro de perder la vida como Atahaulpa. Y sitiaron a Cuzco, logrando la aprehensión de Hernando , lo que obligó a Francisco a venir desde Lima para firmar un acuerdo de paz en la ciudad de Mala.

Pizarro, entre tanto envió a su otro hermano llamado Gonzalo Pizarro,  a inspeccionar la ciudad de Quito y  la ciudad de Valdivia. Donde resultó atacado por unos almagristas que acabaron con su vida. Hecho este que endureció el carácter de Francisco por el resto de sus días. Pues le sobrevino un gran sentimiento de culpa.

Francisco Pizarro y Diego de Almagro

La querella entre Francisco Pizarro y Diego de Almagro recrudeció las viejas rencillas. Entonces, Diego de Almagro, juzgó que El Cuzco estaba dentro de sus límites. Y se enfrentó con los hermanos de Francisco Pizarro que allí se encontraban. Estuvo a punto de atacarlos para hacer valer sus derechos, pero Francisco pacificó los ánimos y acordaron una tregua.

Mientras tanto para distraer un poco la contienda, Diego de Almagro, que era muy astuto. Decidió emprender un viaje hacia otras tierras aledañas llamadas Chili. Ya que era también muy ambicioso y se decía que estas tierras estaban demasiado enriquecidas  por metales como la plata de alta pureza y muy codiciada en Europa.

Diego de Almagro, se fue por el este de la cordillera andina buscando la provincia de Salta. Por la Quebrada de Humahuaca, sin esperarse que fuera a tener una feroz resistencia indígena. La cual se intensificaba a medida que este avanzaba en esta travesía, perdió gran parte de su tropa hasta lograr llegar con vida al Valle de Copiapó, hoy día perteneciente a la república de Chile.

Mientras tanto, los indios peruanos se habían sublevado sitiando al Cuzco. Mientras Francisco Pizarro se hallaba en Lima totalmente incomunicado con sus hermanos y compañeros de acción. Este conflicto duró unos cuantos meses durante los cuales, tuvieron la pérdida de Juan Pizarro, también hermano de Francisco.

Entre tanto, Hernando Pizarro, aprisionó a Almagro que ya estaba cansado y gravemente enfermo. Y fue  llevado a la horca, no contentos con esto. Su cadáver fue decapitado públicamente en la plaza para escarmiento de sus seguidores, quienes se escurrieron momentáneamente.

Motivo por el cual Hernando Pizarro tuvo que viajar a España para dar al rey cuenta de sus actos y fue condenado a veinte años de prisión, donde murió sin bienes de fortuna.

Muerte de Francisco Pizarro

Francisco Pizarro fue asesinado en junio de 1541 a pesar de su bravura.  Por un grupo de 18 hombres al mando de un hijo  de Diego de Almagro. El mismo nombre de su padre, quienes le infirieron múltiples heridas. Este joven se apoderó de la vacante  y creó un virreinato al mando de Blasco Núñez de Vela.

Toda esta contienda con su ola de asesinatos Trajo como consecuencia,  que de  España se emanaran unas nuevas leyes. Estas les quitaba una serie de privilegios a los gobernantes europeos y les era garantizada la vida a los nativos. Al igual que garantizaba el pago de un salario “justo” por los servicios prestados a sus amos. Aunque estos seguían siendo esclavos al igual que los negros africanos.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *