La historia de la ganadería se remonta a hace más de 10 mil años durante la era del hombre primitivo. Con el pasar del tiempo, esta práctica se fue mejorando y se consiguió incluir más especies. Las más importantes de la ganadería son los bovinos, porcinos y ovinos.

Origen de la ganadería

La ganadería surgió en el Neolítico, cuando los seres humanos sustituyeron la caza de animales por la crianza de estos. Para ello, tuvieron que domesticar a una gran diversidad de especies. Por ejemplo, los cerdos fueron domesticados hace más de 10 mil años.

A partir de eso, estos debían alimentarlos y cuidarlos para conservar su supervivencia. De esta manera, no tendrían que cazar, sino que los criaban en grandes cantidades y podían aprovecharse de sus recursos. La producción de carne fue lo que más impacto tuvo.

¿Qué cambios sufrió la ganadería?

La ganadería comenzó con las bases de domesticación de las especies más importantes. En la Medialuna Fértil fueron domesticadas las especies de las cabras, ovejas, cerdos y asnos. Casi al mismo tiempo, las vacas estaban siendo domesticadas en los territorios de la India y el Oriente Medio.

La especie del pavo fue domesticada en Mesoamérica hace un poco más de 8 mil años. Asimismo, la alpaca, la llama y el cuy fueron domesticados en los Andes. Estas principales especies fueron las fuentes principales para obtener carne.

Terminando el siglo XV, fue que se comenzó con la producción de carne como resultado de la ganadería. Más adelante, en la época colonial, esta práctica se intensificó al igual que las producciones agrícolas

La ganadería como base de las sociedades antiguas

Junto con la agricultura, la ganadería se convirtió en la base económica para los pueblos en sociedades antiguas. Gracias a esto, las sociedades pudieron gozar de una vida sedentaria. Los cambios que se vivieron fueron radicales. Para alimentarse, los humanos debían buscar frutos en el suelo y cazar animales salvajes.

En cambio, ahora debían trabajar la tierra para conseguir vegetales, frutas y alimentos producidos por la tierra. Lo más curioso es que la agricultura favorecía a la ganadería y la ganadería a la agricultura. Los restos de alimentos o alimentos no aptos para el consumo humano eran destinados para el ganado.

A su vez, los desechos del ganado, es decir, el estiércol, servía como un gran abono para potenciar el crecimiento de las plantas. No obstante, eso no fue lo único. Los animales tenían papeles más importantes.

Del trabajo manual al trabajo con animales

El ganado fue utilizado como herramienta para impulsar la producción de la agricultura. Los animales grandes como los toros o bueyes eran usados para cargar con grandes pesos o arrastrar herramientas para sembrar o cultivar. Gracias a estos avances en la ganadería y la agricultura, los humanos lograron desarrollarse intelectualmente.

Uno de los primeros avances se dio en Oriente, ya que fue la zona que tuvo un desarrollo cultural más temprano. Los pastores ya existían allí y a partir de eso se empleó un método de domesticación de otras especies para la producción cárnica y la obtención de sus productos.

La ganadería durante la época colonial

Mientras la época colonial se desarrollaba, la ganadería tuvo un gran impulso, al igual que la agricultura. Los ganaderos contaban con grandes extensiones de terreno y criaban animales a gran escala. Sus productos iban destinados de manera directa al comercio. Como esto les aportaba grandes ganancias, siempre estaban desarrollando mejor los métodos de cuidado.

Además de eso, la población creció de manera inimaginable, por lo que la demanda de alimentos se intensificó y la producción de la agricultura y la ganadería se elevó en gran manera.

La ganadería en la actualidad

Aunque en el pasado la agricultura era un área mucho más extensa que la de la ganadería, en la actualidad la ganadería extendió sus horizontes. Las zonas en las que se pueden criar se han ampliado. Asimismo, se cuenta con vitaminas y vacunas que hacen posible el cuidado de la salud de estos y que obtengan defensas ante enfermedades.

Otros avances que tienen gran importancia son los de estabulación y técnicas de alimentación novedosas. Ya estos no dependen de un clima en específico para poder mantenerse con vida y salud. Por lo tanto, se redujeron los esfuerzos para adaptar el entorno para las especies. Asimismo, la tasa de mortalidad es mucho menor, logrando tener mejores ganancias.

Bibliografía

  • Historia de la ganadería – es.wikipedia.org/wiki/Ganadería
  • La historia de la ganadería – curiosfera-historia.com/historia-de-la-ganaderia-origen/
  • Historia de la ganadería – www.ujaen.es/huesped/planestra/2/2i.html
  • Historia de la ganadería – socindiana.hypotheses.org/tag/ganaderia-y-sociedad-colonial