México cuenta con una gran historia de sufragio, se dice que tiene un ejercicio de 200 años. Hubo muchos sucesos que ocurrieron durante las votaciones electorales que dejaron una gran huella en la historia de México.

La historia del voto en México

Muchos historiadores dicen que el voto en México existía mucho antes de que llegaran los españoles al país. Estamos hablando del tiempo de las cotizaciones, al parecer los aztecas votaban para escoger cuales serían sus reyes. Ahora bien, una vez que los españoles llegaron a la  región este método no fue de mucha utilidad.

Historia del sufragio moderno en México

Una vez al quedarse atrás la época de la colonia, aproximadamente en 1810 se celebró las primeras elecciones modernas. Tales elecciones se hicieron durante la crisis institucional que se causó por la función de la bonapartista de España.

El resultado de las intenciones al boro de los mexicanos, logro el proceso independista. Además, también inicio el proceso del voto oficial y moderno en México, que después avanzaría poco a poco, a medida que las generaciones avanzaran.

Gran Logro constitucional en los siglos XIX y XX

Tal logro fue unos de los más importantes en la historia del voto en México ya que abría la posibilidad de que todos los habitantes mexicanos pudieran votar. La ley permitía que “todos los ciudadanos mexicanos pudieran votar sin importar su religión, género, orientación sexual, nivel o instrucción socio económico y sin importar su raza”.

Este fue un gran beneficio particularmente para las mujeres, ya que en ese tiempo a las mujeres no se les permitía expresar su opinión mediante el voto. Ahora bien, tal logro no había ocurrido de un día para otro. Sino que requirió de un gran esfuerzo por parte de las mexicanas.

Sin embargo, tal logro no fue del todo completo ya que las mujeres tenían que votar por quien votara su esposo. Es decir, no podían votar por su propia cuenta. A causa de esto, muchas personas decidieron no votar por un largo tiempo. A mediados del siglo XIX las personas no votaban por un presidiario en específico.

Sino que las personas escogían a un representante que posteriormente elegía al presidente. Esto sucedía así debido a que existía la posibilidad de que las personas que eran inmensamente pobres mal influenciaran la votación porque estos no estaban preparados para ser ciudadanos.

La ley muy bien decía que las personas podían votar libremente, pero como tal esta ley nunca se respetó como se debía. Incluso los caciques algunas veces llevaban a todos sus empleados a las a las mesas de votación para que votaran por quien ellos quisieran.

Esta era una costumbre en el siglo XIX y en el siglo XX y que se siguió llevando a cabo.

Una gran cantidad de elecciones

Entre el año 1900 e 1930 se iniciaron al menos unas 10 elecciones, el promedio era de una elección cada 3 años. Esto sucedía a causa de que las personas asesinaban a los presidentes, a los candidatos o destronaban un régimen. Un ejemplo de esto fue “el más grande fraude de la historia”.

Ocurrido en el año 1929, que fue cuando José Vasconselos perdió por un grande margen. Luego, en 1940 un hombre llamado “Manuel Ávila” gano por medio de unos cuantos balazos. Lo que sucedió en aquella ocasión fue que comenzó a dispararles a las personas que apoyaban al postulante opositor. Esto sucedió durante una jornada de votación.

Y de esta manera se quedó con la gran mayoría de los votos, logrando así plantarse como el representante oficial del gobierno. Estos fueron cosas inéditas que son completamente descabelladas, y esta no fue la única vez que sucedieron cosas extrañas.

En el año 1976 el único candidato adversario que tenía PRI era un hombre llamado Valentín Campa, pero hubo un problema en esas elecciones. Y es que el candidato “Valentín Campa” no tenía registros, por eso sus votos no se tomaron en cuenta y se contaron como nulos.

Como resultado el candidato “José López Portillo” pudo competir contra él mismo y ganar tranquilamente la presidencia.

El apóstol de la democracia

Este personaje fue Francisco I. Madero, se le llama el “Apóstol de la democracia” porque él fue capaz de establecer un partido nacional y atraer a las personas a escoger a sus nuevos gobernadores. Él dijo que “Para que México pudiera superar la crisis que vivía era fundamental confiar en la fuerza que tenía el voto”.

Con estas palabras él pudo incitar a las personas a votar y así de esta manera las personas quedarían conformes consigo mismos.

Transición democrática en el país de México

La transición democrática en México comenzó en el año 1990 cuando se creó y se probó una especie de legislación hecha por la IFE (Instituto Federal Electoral). Actualmente, tal instituto es conocido como INE. Dicho instituto se creó para administrar procesos votantes.

Participación libre al voto de parte de las mujeres

La primera vez que las mujeres votaron libremente y tomando ellas su propia elección fue en el año 1958. En tal año en candidato que ganó la presidencia fue “Adolfo López Mateos”. Cabe destacar que para esa época el poder se daba por medio de las urnas.

Sino que más bien se daba en el gabinete lo que significaba que las elecciones eran completamente justas. Debido a las injusticias que se producían a la hora de votar se creó el  Instituto Federal Electoral. Después se crearon simples requisitos que deberían cumplir quienes quisieran votar.

El más importante de estos requisitos era que quien quisiera votar tenía que contar con 18 años de edad. Además, el voto también era libre, así tanto las mujeres como los hombres podrían votar sin ningún tipo de inconvenientes.

Bibliografía

  • Historia del sufragio en México –  revistas.uptc.edu.co/index.php/historia_memoria/article/view/5816/6463
  • Historia del sufragio en México –historico.juridicas.unam.mx/publica/librev/rev/juselec/cont/34/drl/drl6.pdf
  • Historia del sufragio en México –noticieros.televisa.com/especiales/la-historia-voto-mexico/
  • Historia del sufragio en México – deambulario.com/el-sufragio-en-mexico-un-ejercicio-de-200-anos/