Entre los dictadores salvadoreños encontramos a Jorge Meléndez Ramírez; personaje que formó parte de la dinastía conocida como Quiñones -Meléndez. Los cuales se apoderaron del panorama político de El Salvador entre los años 1913 y 1927 gracias a sus riquezas; donde fueron apoyados por una organización sindical llamada Liga Roja.

Nacimiento, padres y muerte

San Salvador fue la ciudad que vio nacer a Jorge Meléndez Ramírez, justo el 15 de abril de 1871; siendo su madre Mercedes Ramírez, quien fuera hija del ex presidente  Norberto Ramírez. Mientras que su padre fue Rafael Meléndez, quien ejerció la profesión de sastre; muchos años después de cumplir su rol presidencial, muere el 22 de noviembre de 1953.

Hermanos de Jorge Meléndez Ramírez

Jorge Meléndez Ramírez es conocido por pertenecer a la dinastía de los Meléndez; sus hermanos fueron otros actores políticos muy conocidos, entre ellos Guillermo Meléndez y Carlos Meléndez; este último, también cumplió funciones como presidente de la república entre 1913 y 1918. Otros de sus hermanos fueron Francisco Meléndez y Rafael Meléndez; entre sus hermanas destacan Sor Meléndez, Leonor Meléndez, la cual contrajo nupcias con Alfonso Quiñones Molina; para completar la cadena de consanguinidad tenemos a Carmen de Letona.

Matrimonio e hijos

Entrado en la edad adulta contrajo matrimonio con Tula Mazzini, personaje que da a luz 3 hijos; identificados con los nombres de María de los Ángeles Meléndez Mazzini, Ricardo Meléndez Mazzini y Jorge Meléndez Mazzini.

¿Quién fue Jorge Meléndez Ramírez?

Los hechos históricos de El Salvador exponen que Jorge Meléndez Ramírez fue uno de los presidentes del país; personaje que se hizo del mando de forma fraudulenta, periodo que inició el 1 de marzo de 1919. Recibiendo el mando de manos de Alfonso Quiñones Molina, quien a posterior sería su sucesor el 1 marzo de 1923; dicho periodo se llevó a cabo después de la muerte de su hermano Carlos Meléndez.

Periodo de gobierno

El mandato de Jorge Meléndez Ramírez estuvo centrado en una constante violación de las leyes; donde el ingreso económico de la industria cafetalera  solo beneficiaba a la familia Meléndez, y por supuesto a los Quiñones. Su gestión se basó en una dependencia de capital internacional, para ser exactos, los Estados Unidos; por lo que sumergió al país en un gran préstamo en el año 1922. Cuya finalidad era cancelar una deuda de la Federación Centroamericana.

Como si fuera poco, durante todo su mandato violó a diestra y siniestra las garantías constitucionales; además de esto, entregó al país antes mencionado, los intereses producidos por las aduanas. Por lo que El Salvador se sumió en un momento de emergencia económica, dando como resultado un estallido social; es así que nace la Federación Regional de Trabajadores en el año 1923, con el objetivo de defender sus derechos. Sin embargo, no fue hasta 1927 que la dinastía Meléndez llega a su fin; gracias a Pío Romero Bosque, quien inició un proceso democrático en El Salvador.