Juan Manuel Rodríguez

Fue un reconocido líder en la política salvadoreña. También reconocido como un prócer importante en la independencia del país. Juan Manuel Rodríguez fue un miembro activo de los movimientos por la independencia de El Salvador y toda Centroamérica. Los cuales se llevaron a cabo en 1811 y 1814.

Procer de El Salvador

Tuvo participación junto a otros próceres independentistas, como José Matías Delgado y el general Arce. También acompañó a los hermanos Vicente, Manuel y Nicolás Aguilar y Bustamante.

Su nacimiento

Juan Manuel llegó al mundo en la ciudad de San Salvador el 31 de diciembre del año 1771. Era considerado un hijo bastardo al ser concebido fuera del matrimonio del panameño conocido como don Pedro Delgado y la oriunda de El Salvador, doña Josefa Rodríguez.

Publicidad de Google AdSense

Su aporte en cada cargo que desempeñó.

Rodríguez trabajó como secretario de la junta que se estableció en noviembre de 1811. Siendo el primer gobierno  de la provincia contrario a la corona española, y totalmente independiente de España. Además, llegó a ocupar el puesto de Alcalde de San Salvador durante 1814.

Rodríguez fue preso y enjuiciado por seis años, sin embargo fue indultado en el año 1819. Su salida de prisión prácticamente coincidió con la firma de la declaración de independencia guatemalteca. Es por ello que su nombre estuvo como vocal de la Diputación Provincial. La que fue instalada en San Salvador a partir de noviembre de 1821.

En enero de 1822 respaldó el Acta de separación de El Salvador del Reino de Guatemala.Conocida con ese nombre en aquella época. Todo para libertar a los salvadoreños de la opresión del imperio de México.

También fue comisionado a la par de otros diputados del Congreso Temporal de 1822. Esto con el fin de acceder a Washington, y así negociar la alianza de El Salvador con la Federación Norteamericana. La cual no tuvo lugar por la caída del imperio mexicano en 1823.

Publicidad de Google AdSense

Rodríguez Cayetano Bedoya, Rafael Castillo, Arce y varios más se trasladaron hasta Washington y Filadelfia. Teniendo como objetivo solicitar la inclusión de la antigua intendencia de San Salvador a los Estados unidos de América.

Su labor como Jefe de Estado

Fue elegido por la Asamblea Constituyente como el jefe de Estado el día 22 de abril de 1824. Juan Manuel Rodríguez, desde su puesto como jefe de Estado decreta, por primera vez, que toda persona en el país es totalmente libre. Por lo que no podían ser esclavos de nadie que ingrese a sus territorios.

El gobierno de Juan Manuel Rodríguez también decretó ese mismo año, la elección del Obispado de San Salvador. Designando como Obispo al doctor y presbítero, José Matías Delgado.

Además, también fue quién propició la creación de un Tribunal Supremo de Justicia. También tuvo mucha importancia en la redacción y divulgación de la primera constitución de El Salvador. La cual fue redactada en el convento antiguo de San Francisco, en mayo del año 1824.

Durante su periodo administrativo, también se inauguró la primera imprenta totalmente salvadoreña, en 1824. Ahí se editó y publicó el primer periódico de El Salvador. Siendo nombrado «El Portador de la Buena Nueva», una forma de decir que todo lo que vendría para el país sería mejor.

Dicho periódico se trataba de un semanario político y mercantil, el cual empezó a promulgarse el 31 de julio de 1824. El mismo estaba dirigido por el presbítero y diputado, Miguel José de Castro y Lara.

Dando inmensas garantías a sus ciudadanos, Rodríguez convocó las primeras elecciones nacionales. En las que resultaron electos Juan Vicente Villacorta como Vicejefe y Mariano Prado como Jefe de estado.

Después de las elecciones, don Manuel Rodríguez entregó el poder supremo a Don Mariano Prado y a Juan Vicente Villacorta. Quienes empezaron a ejercer en sus puestos desde diciembre de 1824.

Su retiro y su fallecimiento

Sin duda alguna, Juan Manuel Rodríguez fue un prócer que se preocupó en todo momento por una mejor calidad de vida y condición social de su pueblo.

Después de ser un miembro activo del partido de los «fiebres» y ejercer en el cargo de inspector general de Hacienda y Rentas Federales Estancadas, Juan Manuel decidió retirarse a una vida mucho más privada.

Por ello pasó sus últimos años de vida en su hacienda, la cual era conocida como «San Jerónimo», en la jurisdicción de Cojutepeque, lugar donde portó el hábito de terciario franciscano y se dedicó a las obras de caridad.

El prócer muere de cólera morbus dentro de su hacienda a los 70 años de edad, en 1847. Sus restos fueron enterrados en el cementerio de la parroquia local, su muerte fue registrada en los archivos eclesiásticos de la localidad por Blas Roca. Documento que fue descubierto alrededor del año 1960 por un investigador oriundo de El Salvador, llamado Julio Escamilla Saavedra.

Acerca del autor
Comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *