La brújula es un instrumento utilizado por el hombre para orientarse, tiene una aguja imantada que gira libremente sobre un eje y señala la dirección del norte magnético; puede usarse tanto en la navegación como en vías terrestres, indicando la dirección del lugar de búsqueda.

Origen

Los hallazgos arqueológicos han permitido determinar quiénes fueron los primeros en utilizar la brújula; de modo que se puede ubicar el instrumento en diferentes fechas y continentes, lo que servirá para llegar a una conclusión.

  • De acuerdo con los historiadores, los chinos construyeron su primera brújula entre los años 1040 y 1044 a.C; la cual constó de una aguja imantada dentro de un envase con agua, lo que sirvió para orientarse durante la noche. Posteriormente, en el año 1117 la utilizaron en la navegación.
  • Se considera que las culturas precolombinas de América utilizaron u instrumento parecido a una brújula en el año 1000 a.C; exactamente la cultura olmeca, los antepasados de los aztecas, maya e incas.
  • En los países del Próximo y Oriente medio apareció la brújula entre los años 1232 y 1282, usada como instrumento de navegación.
  • Mientras que Europa recibió la influencia del instrumento en el año 1117, siendo modificado para el año 1300.

Todas estas fechas demuestran que China fue la primera en crear la brújula, desde allí sería distribuida a otros mundos; donde cada territorio perfeccionaría la herramienta para su mayor beneficio, como fue el caso de los españoles. Quienes para el año 1492 trazaron la historia de los conquistadores españoles en América; iniciada con la llegada de exploradores como Cristóbal Colon, Hernán Cortes, Francisco Pizarro y Américo Vespucio.

Aportes de la brújula

La invención de la brújula contribuyó con la orientación, es decir, permitió seguir un rumbo determinado; sobre todo en tiempos del descubrimiento, cuando los franceses, portugueses y españoles fueron movidos por el comercio para encontrar riquezas en otros lugares. Demostrando la importancia que tuvo dicho instrumento para la navegación a partir del siglo XIII; fecha que algunos historiadores citan para exponer su invención.

Esta junto al astrolabio, representó un gran avance durante la búsqueda de nuevos territorios; la cual a su vez añadió poderío a las civilizaciones, quienes lograron expandirse tan grandemente que se convirtieron en imperios. Puesto que al consolidar sus conquistas incrementaron sus tierras, ejemplo de ello fue el Imperio Español e Imperio Británico; los cuales establecieron gobernaciones en cada zona conquistada, denominados virreinatos que a su vez eran controlados por el virrey.

También, permitió establecer una economía estable a las naciones, gracias a la continuidad del intercambio y los viajes; además brindó seguridad a los marineros a la hora de llegar a su destino, pues evito grandemente los extravíos. Incluso, fue la responsable de completar el año náutico, donde se pone de manifiesto información sobre puertos y mareas; el cual también muestra algunas predicciones de los cuerpos celestes en el año.

Se dice que la brújula dio un vuelco a la navegación porque antes de su llegada, los viajeros se guiaron por mapas y la posición de los astros;  instrumentos que generaron algunas veces datos inexactos, produciendo una gradual desviación en el destino. En otros casos el extravío de navíos, puesto que la nubosidad obstaculizaba la lectura de los cuerpos celestes.

Consecuencias

Entre las consecuencias que se pueden mencionar sobre la brújula, podemos encontrar las siguientes:

  • La exploración de nuevos territorios introdujo cambios en la cultura de otros pueblos.
  • Concentración de riqueza en sectores determinados, desembocando en el capitalismo.
  • Explotación no solo del recurso natural sino también del humano.
  • Aparición de la esclavitud en América.
  • Jerarquización de la sociedad basada en la distribución desigual de las riquezas.
  • Exterminio total de algunas civilizaciones americanas, conocidas como indígenas.

Evolución de la brújula

De acuerdo con los expertos, la brújula mejoró gradualmente, paso por una primera fase; donde el instrumento estuvo compuesto por una aguja imantada que flotaba dentro de un envase con agua. Posterior a eso, apareció  una aguja sobre una púa dentro de una caja con tapa de vidrio en entre los años 1302 y 1303; elaborada por el marino napolitano Flavio Gioja durante la edad media, quien se propuso aplica mejoras a dicho instrumento.

Finalmente, la brújula toma nueva forma y se le agrega un disco capaz de indicar más de 30 direcciones celestes, divisiones y subdivisiones de grados; este se identificó como la rosa de los vientos y se utilizó hasta finales de la edad contemporánea. Un siglo más tarde, la brújula vuelve a evolucionar, ya que, ahora señalaba el norte real y no el norte magnético; esto fue posible gracias a que se incorporó a los barcos y buques de forma eléctrica;  siendo identificada como brújula giroscópica, un modelo desarrollado después de la edad contemporánea.