La cultura cacaopera

La cultura cacaopera trata sobre  una serie de pueblos indígenas pertenecientes a una etnia que habitaba algunas zonas de lo que actualmente es El Salvador. Aunque hay que destacar que Moseley situó un brote de esta civilización en lo que viene siendo el estado mexicano de Colima.

Su gran desarrollo generó que pudieran comunicarse y crear su propia lengua. Estos se llamaban asi mismos como Kakawiras; En este sentido, muchos expertos en la materia, destacan que esta lengua cacaopera es perteneciente al grupo de lenguas que son consideradas –misumalpas la cual se encuentra totalmente extinta y, estando fuertemente emparentada con el idioma Matagalpa. Se sabe que la lengua Misulpa se habló en la costa este de Nicaragua.

La-Cultura-cacaopera

Historia de la Cultura cacaopera

Según los expertos, en la época precolombina, específicamente hacia lo que se conoce como el periodo clásico.  Lo miembros de la Cultura cacaopera pudieron emigrar a lo que actualmente se conoce como El Salvador. Este hecho se dio durante los siglos V-VII después de Cristo.

Estas comunidades pudieron asentarse en algunas zonas de los departamentos Morazán, La Unión y San Miguel. Así mismo, también se tiene conocimiento que habitaron en el Municipio Jucuarán del departamento de Usulután. Esta civilización, viniendo de Nicaragua se convirtió en el segundo grupo indígena más numeroso en El Salvador.

Gracias a la inmensa cantidad de yacimientos arqueológicos atribuidos a la Cultura cacaopera, se tiene un conocimiento formidable sobre estas comunidades. En este sentido, entre los sitios de arqueología más destacados que se le atribuyen  a estos hombres destacan; Siriwal, Yarrawalaje, Xualaka y la Cueva Unamá.

Con respecto a estos lugares que hemos mencionada. Se puede destacar que  Xualaka es considerado como el sitio de dominio y poder de esta cultura. Mientras que los otros tres eran más bien destinados a otros fines. Puesto que se pudo comprobar que tanto Siriwal, Yarrawalaje y la Cueva Unamá, eran sitios puramente ceremoniales.

La Cultura cacaopera y la conquista española

Inmediatamente después de darse el proceso de la conquista española, se empezó a producir lo que se conoce como la extinción de la legua cacaopera. No obstante, los problemas no se dieron solo en esta remota época. Sino que la situación empeoró mucho después con el proceso de la Independencia.

De hecho, se sabe perfectamente que hacia el año de 1974 murió el último hablante de esta lengua, el cual vivía en el Departamento de Morazán. De hecho, según el recopilador Miguel Ángel Amaya, tan solo se han podido salvar unas 3.000 palabras de todas las que pudo utilizar esta lengua.

Sin embargo, aunque esta gente perdió su lengua, no ha pasado así con sus costumbres y tradiciones. Una gran muestra de esto es lo que en la Etnia cacaopera se conoce como la “ Danza de los emplumados”.

Estos están representados  por una organización llamada Winaka. La mismo cuenta  con un museo que está especialmente dedicado a la Cultura cacaopera o Kakawira; Encontrándose ubicado en el municipio de Cacaopera.

La-Cultura-cacaopera

Costumbres y tradiciones de la Cultura cacaopera

Como lo mencionamos arriba, una de las más representativas costumbres de la Cultura cacaopera,  es precisamente la de la “ Danza de los emplumados”.

La misma tiene unos remotos orígenes que nos llevan hasta la época de la colonia. Donde se cree que nació de la alegría que provocó la construcción de un templo.

Conforme a esta leyenda, se cree que ocho caciques acompañados cada uno de sus ejércitos se dirigieron a este lugar todos. Ataviados con finas plumas para tan bonita celebración. Es por esta razón, que los danzantes van acompañados con una especie de casco muy bien adornado con plumas. Mostrando una forma que emula una copa sobre su cabeza.

La-Cultura-cacaopera

 ¿Qué se sabe sobre esta celebración de la Cultura cacaopera?

Sobre esta celebración, actualmente se usan plumas de muy distintos materiales. Sin embargo, se tiene conocimiento que en épocas pasadas las plumas que se usaban eran las de guara.

Teniendo entre 48 y 50 centímetros de largo, el casco es sujetado a la cabeza por medio de una especie de pañoleta o pañuelo que amarran en la quijada. Esta bonita celebración destaca por su gran alegría y entusiasmo. Es por eso que los protagonistas del baile explotan de emoción al ritmo de la guitarra, el violín y el tambor.

Referente a la fecha de estas festividades. Informamos que se suele realizar entre los días 15, 16 y 17 del mes de enero.

Entonces, hacia el día 15 se tiene por costumbre realizar un rosario por la mañana. Y la respectiva danza dentro de lo que viene a ser el templo religioso, recordando la antigua leyenda. Un poco después, se estila que salgan a las calles hasta la caída de la tarde.

Ya hacia el último día; Estos coloridos danzarines son acompañados por unos personajes enmascarados a los cuales se les ha dado el nombre de Tapojiados. Estos últimos se distinguen por bailar y torear un cuerno colocado en un palo hasta que el sol se vaya.

Acerca del autor
Comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *