La Cultura Chibcha

Las Tribus de la Cultura Chibcha pertenecían a los pueblos amerindios precolombinos que habitaban en los altibajos de la Cordillera Oriental de Colombia. Específicamente en el Departamento de Cundinamarca y en la parte Norte de Santander.

Las características físicas de los indios de la Cultura Chibcha aún se conservan casi intactas. Su medida es mediana y robusta, cabello negro y lacio, nariz corta y ancha, pequeños ojos, boca y dientes bastantes grandes con los pómulos salientes.

Muchos científicos identifican a la Cultura Chibcha con los Muiscas, como un pueblo que emigró a los Altiplanos Cundí boyacense entre el año 5.000 y 1.000 antes de Cristo. Igual ocurrió con las demás Culturas PreClásicas de América.

Los indigenas de la Cultura Muisca se encontraban en una constante transición entre el sedentarismo y el nomadismo. En Zipacón hay evidencia datada desde el 1.270 a.C, que prueba la existencia de agricultura y cerámica de esta cultura. Se encuentran ubicados en los más antiguos asentamientos de las tierras altas.

Hallazgos artísticos atribuidos a la cultura Chibcha

Idioma de la Cultura Chibcha

El término Chibcha deriva del idioma muisca, que significa hombre del báculo, también puede significar nuestra gente. Los habitantes de esta cultura, se comunicaban con facilidad, ya que su idioma era rico en matices.

No usaban la escritura, pero si utilizaban figuras y signos específicos. Desafortunadamente y culpa de la extinción de su raza, tales sistemas comunicativos dejaron de existir.

El Chibchano, Muisca Cubun o Muisk Kubun, pertenecen a la familia lingüística del idioma Chibcha. Esté, se extendió por varias regios de Centroamérica y Norte de Suramérica.

El Muiskkubun de la familia lingüística de la Cultura Chibcha, fue hablada por el pueblo Muisca en territorio de la confederación Muisca, en la actual Colombia. Esto ocurrió durante los Siglos V antes de Cristo hasta el Siglo XVIII.

El Rey Carlos III de España prohibió el uso de cualquier lengua o idioma indígena según Real Cédula. Se firmó en Madrid el 16 de abril del año 1770. A partir de allí, fueron desterrados los diferentes dialectos indígenas, para obligarlos aprender el castellano.

El nuevo idioma, se les enseñaba a través del vocabulario, gramáticas y catecismo. Para el año 1580 el Rey Felipe II de España, mando a redactar estas clases, para enseñar a sus misioneros católicos con el fin de que estos pudieran enseñar a los indígenas.

Aspectos Sociales de la Cultura Chibcha

La sociedad Muisca se dividía de una forma estratificada muy rígida y de manera piramidal. En la cúspide estaba el Zipa, quien era el soberano absoluto de todos, a esté se le debía acatar incondicionalmente.

Dada la jerarquía que tenían los Chibchas para vivir religiosamente, en el segundo puesto de la pirámide, seguían aquellos que alcanzaban la dignidad de jeques. Estos, también se le conocían como mohanes en su idioma, que para el castellano seria sacerdote.

Hasta lo que se conoce por parte de la historia, la Cultura Chibcha vivió en un estado de guerra permanente. Se enfrentaron en batalla, tanto con las otras Confederaciones como con los invasores extranjeros.

Esto, traía como consecuencia, que los guerreros o guechas, ocupaban la tercera posición de la escala del rango de la pirámide. Lo que les daría un alto rango de respeto en la sociedad Chibcha.

Tanto guerreros como ministros de culto eran improductivos. De allí para abajo, vendrían los productores de las riquezas Chibchas, los cuales si tributaban. Ellos, los pecheros del reino muisca, eran los siguientes:

Trabajadores del Campo, trabajadores de las Minas de Esmeraldas y Sal, los Mercaderes, Alfareros y Orfebres, Tejedores y Artesanos. Por último, en la base de la pirámide, estaban los esclavos. También cabe destacar, que a lo largo de todo el reino, había Caciques de mayor y menor rango de las Tribus que tributaban al Zipa.

Los indios de la Cultura Chibcha no eran belicosos, las luchas que se veían con frecuencia ocurrían entre Zipa y el Zaque, los cuales eran permanentes enemigos. Sus armas eran varas de macanas puntiagudas o con puntas de piedra, dardos, hachas de piedra, hondas y arcos y flechas. Cada Soberano, tenía a su disposición un Ejército que utilizaba para defenderse en caso de algún ataque o guerra declarada.

Costumbres de la Cultura Chibcha

Una de las costumbres que se conoce de la Cultura Chibcha, es que no conocían la vestimenta, fuera de lo que fuera, un simple taparrabos. Estos indios, eran aficionados a los Tatuajes corporales, orejeras, narigueras, collares y pectorales.

Los jefes indígenas tenían una gran autoridad, al igual que los guerreros más destacados y la casta principal. Por lo general, tenían muchas mujeres y esclavos; los matrimonios entre hermanos y sobrinos, era común en la Cultura Chibcha.

También existía el aborto provocado, ya que las mujeres chibchas, no querían cargarse de hijos demasiado pronto. Esto conllevaba, a la práctica de sacrificios humanos, pero también, tenían un templo dedicado al Sol. Aquí, inmolaban a niños con mucho esmero, o eran vendidos a los Caciques a un alto costo.

Estos niños desempeñaban en el templo sagrado, oficios y cantos divinos y al llegar a la pubertad eran sacrificados por los jeques sin clemencia alguna. Sacrificaban también, a esclavos sobre altos palos, para luego atormentarlos con disparos de flechas dirigidos a la cara y al pecho.

Creencias de la Cultura Chibcha

Los indios de la Cultura Chibcha tenían una cierta creencia por un ser superior, invisible y omnipotente, pero también le rendían culto al Sol y a la Luna por ser su esposa. Aparte, tenían numeroso dioses subordinados, señores de la lluvia y fenómenos de la naturaleza.

Religión 

Unos de los aspectos más relevantes de la Cultura Chibcha fue su religión. Tanto en creencias elevadas como en lo formal de sus cultos. La multiplicidad de pequeños adoratorios era muy común entre éstos. Igual que sus fiestas religiosas y sacerdotes, cosa que aproxima más a esta cultura a las conocidas Azteca o Inca.

Los Chibchas rendían tributo a los héroes legendarios que dieron origen a sus ceremonias y costumbres. Aparte de artesanías y oficios. Uno de los mitos y leyendas más conocidos de esta tribu, era el de Nemquetebeda u hombre blanco de largas barbas. Venido desde la era cristiana, que hacía una especie de evangelio misterioso.

Por otra parte, la Cultura Chibcha tenía cierta creencia, de que la muerte daba suerte, según la conducta de vida que habían llevado en este mundo.

Acerca del autor
Comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *