La cultura Tairona

Cultura Tairona. Los Taironas son un grupo o etnia indígena que habitaban en los Departamentos de Colombia conocidos como: Magdalena, La Guajira y el Cesar. Estos se encuentran ubicados en las faldas de la sierra Nevada de Santa Marta.  

La Cultura Tairona es un grupo de filiación Chibcha. Se presume que su nombre puede estar relacionado con los términos conocidos Teyuna y Teiruna, que se han encontrado en varias lenguas que han sobrevivido en la Sierra de Santa Marta.

Entre éstos pueblos se encontraban los Koqui, otro pueblo de descendencia Tairona. Sobre la lengua de los Koqui existe cierto parentesco con la Tairona, hoy en día existen más de 7.000 personas que hablan la lengua Koqui Tairona.

Historia de la cultura Tairona

La Ciudad fundada por los Taironas en el año 800 y habitada hasta el 1600, se le conoce como Ciudad Perdida. Está sociedad se encontraba organizada por varias unidades políticas que ejercían el control total de varios territorios en el macizo montañoso.

Esta población estaba dirigida por su propio Cacique y era completamente independiente, con distintas alianzas y disputas entre ellos mismos. Se encontraban desde el Mar Caribe hasta las Cumbres del Gonavindua, conocido como el Pico Simón Bolívar y el Aloglue, que es el Pico Cristóbal Colón.

La Cultura Tairona y los Conquistadores españoles

El primer contacto que tuvo la Cultura Tairona con los Conquistadores españoles sucedió en el año 1498. La llegada de Francisco Gonzales de Oviedo, trajo nuevas relaciones comerciales con los Caciques de esta tribu.

En el año 1525, la Ciudad de Santa Marta fue fundad por Rodrigo de Batista. Trayendo consigo a más españoles para establecer una fuerte presencia en la zona. A partir de aquí se inicia la empresa española en la parte del Continente Suramericano.

Entre los años 1525 y 1599, las relaciones de los pueblos indígenas y los colones españoles se caracterizaron por inestabilidad. Además de los Tairona, también se encontraban los pueblos de Guanebucán, Malibú, Guajiro, kosina y Chimila.

Conflictos y guerra dentro de la Cultura Tairona

Los intensos periodos de conflictos y de guerra para dominar a los habitantes eran seguidos por años de calma en la que los Conquistadores se veían forzados a establecer buenas relaciones con distintas comunidades.

Los Tairona quemaron varias veces la Ciudad de Santa Marta, logrando conquistar el fuerte español de Bon hida. También establecieron nuevas relaciones con piratas ingleses y franceses, logrando limitar el crecimiento de los españoles en la zona.

El Gobernador de Santa Marta, Juan Guiral Velón para el año 1600 emprendió una campaña militar para frenar a estas poblaciones. El intento fallido de aliarse con la cultura Tairona dio pie a que Velón, pudiera capturar a cada Cacique por separado, cortándole la cabeza y partes del cuerpo.

Los habitantes que no lograron escapar fueron llevados a las cercanías de Santa Marta para ser entregados a encomenderos. Por otra parte, los sobrevivientes se internaron en las partes más altas de la zona para escapar de los españoles. Sus descendientes son los Koquis, éstos se mantienen aislados hasta nuestros días.

El estimado de descendientes puros en la actualidad llega a los 50.000 personas, por otra parte, se suma la mezcla con sangre Tairona a los mestizos y zambos. Estos se encuentran principalmente en la Costa Caribeña de Colombia.

Pueblos-e-Infraestructura--de-la-Cultura-Tairona

Pueblos e Infraestructura  de la cultura Tairona

El territorio ocupado por la Cultura Tairona se comunicaba por una red de caminos de piedra. Se extendía desde las laderas más bajas hasta las tierras más altas de la sierra Nevada de Colombia.

Sus viviendas eran de forma circular, construidas sobre terrazas de piedra y no tenían ventanas. Los techos los fabricaban con palmas de montaña. Los muros eran de adobe, éste era una mezcla de barro con piedras pequeñas. Eran pintadas con cal y agua en las zonas más cercanas al agua.

Para la construcción de las ciudades, los Taironas primero usaban las terrazas que proporcionaban los árboles y su madera. Luego se proseguía a utilizarse para la construcción de las viviendas.

También canalizaban el agua desde las montañas hasta sus hogares. Está canalización fueron diseñadas de tal manera que la tierra no se erosionaba.

La aldea más conocida de la cultura Tairona fue la Ciudad Perdida, éste sitio arqueológico cuenta con 13 hectáreas, en donde se pueden hallar cerca de 184 viviendas redondas construidas sobre terrazas pavimentadas de piedra. Estuvo habitada por más de 2.000 aborígenes.

Orfebrería de la Cultura Tairona

Dentro de las técnicas de Orfebrería utilizadas por la Cultura Tairona podemos encontrar diferentes maneras de trabajar éste hermoso mineral llamado Oro; las más comunes eran:

La Cera Pérdida

Está técnica consistía en la elaboración de hacer moldes de barro rodeado de cera. Está se derretía luego de calentar el molde de barro, seguidamente el Orfebre vertía el Oro líquido en el envase dejado por la cera. Posteriormente se esperaba al enfriado para romper dicho molde, esperando la figura deseada.

La Tumbaga

Está, consistía en una aleación de Cobre y Oro, facilitando el derretido de los mismos como el ahorro de material utilizado para hacer sus piezas únicas.

Tratamientos de calidad

Para mejorar el Oro, se hacían tratamientos de oxidación de cobre. La cual se trataba de calentar al máximo el mineral. Para luego sumergirlo directamente en agua helada, permitiendo conseguir una platina de Oro irrompible. Finalmente pasaba por un proceso de lijado que perfeccionaba la pieza.

Cerámica de la Cultura Tairona

La data existente de la cerámica Tairona es del año 200 antes de la llegada de Cristo hasta el 1650 de la era actual. Para la elaboración de sus trabajos utilizaban Barro o Arcilla. Existen investigaciones en Chengue, Parque Tairona, que demuestran variaciones significativas para una división cronológica dividida en cinco fases.

La fase 1 tiene registros desde el 200 a. C hasta el 500 después de Cristo y la fase 2, desde el año 500 hasta el 900. Ambas forman el periodo Nehuange.

Las fases 3, 4 y 5 fueron desde el año 900 hasta el 1650, llamado periodo Tayrona. Estas se caracterizaron por un aumento de las muchas variaciones de cerámicas existentes

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *