La Cultura Yanomami

Los Gerard son una etnia indígena dividida en tres grupos: YamanSanumá y Yanomam. Habitan principalmente en el Estado Amazonas de Venezuela y en los estados brasileños de Amazonas y Roraima.

Todas hablan lenguas diferentes, Pero de igual manera se entienden entre ellos al comunicarse. Esta cultura tuvo violentos  contactos con sus vecinos de cultura piaroa, los cuales se caracterizaban por ser muy dados al combate y a la guerra.

El nombre de la Cultura Yanomami o Yanomamos, se debe a que misioneros salesianos italianos se encargaron de las misiones católicas en la región conocida como Yanomamo, que al pluralizarlo al italiano significa Yanomami.

El Padre Cocco, misionero italiano los llamaba Yanomamos,  no como en el  italiano Yanomami.

Los 20.000 habitantes de la Cultura Yanomami viven dispersos por la selva tropical en aldeas. Separadas unas de las otras por muchos kilometros de  tierra deshabitada. Cerca del 70%  de esta etnia ocupa el Sur de Venezuela, mientras que el resto habita los alrededores de Brasil.

Las tribus, etnias o grupos de Yanomami se concentran en la cuenca del Río Mavaca, afluentes del Río Orinoco en la Sierra Parima.

Contacto de la Cultura Yanomami

La sociedad Yanomami dominante se hizo presente hace ya más de dos siglos atrás, a raíz de la llegada de los Conquistadores Portugueses en el Amazonas y Río Negro.

Las familias de esta etnia indígena, se vieron obligadas a permanecer en refugios hasta mediados del siglo XX. Ya para los años cincuenta, comenzaron el contacto más directo con personas no indígenas.

Algunos expertos antropólogos como Jacques Lizot, afirman que la Cultura Yanomami migró de las zonas cercanas del Rió Blanco y el Río Negro en Brasil a lugares más seguros, donde lograron refugiarse en la Sierra Parima. en una cadena montañosa entre las fronteras de Venezuela y Brasil.

Esto trajo como consecuencia que las familias sobrevivientes de la Cultura Yanomami crecieran numerosamente, llegando a expandirse hasta las cercanías del Río Orinoco.

Para los años cincuenta está tribu, tuvo encuentros nada amigables con criollos venezolanos y brasileños.

Ambos habitantes, tanto venezolanos como brasileños se introdujeron en territorio Yanomami para la explotación cauchera (el caucho: es un polimero elástico que surge como una emulsión lechosa en la savia de varias plantas conocida como LÁTEX,) esta explotación conllevo a fuertes enfrentamientos en contra de los indígenas donde hubo varias víctimas mortales y otras raptadas.

Pasado éste desagradable momento para la Cultura Yanomami, un grupo de exploradores venezolanos y franceses entre los cuales se encontraban misioneros religiosos y otras personas no indígenas realizan una expedición donde se toparon con la cuenca del Río Orinoco, estableciéndose en territorio Yanomami.

Estos representan el primer grupo con presencia permanente en la zona en consecuencia los contactos cada vez se hacen más frecuentes y de manera creciente entre estos y los Yanomami.

Arquitectura

Sus viviendas con muy grandes se construyen de forma circular completamente abiertas dejando caer un techo de palma solo en los bordes llegan a albergar a varias familias, ya que llegan a ser habitadas por entre 50 y 60 habitantes.

También suelen hacer cabañas, igualmente circulares una cabaña junto a la otra, las familias Yanomami comparten con las otras familias de la misma etnia, productos obtenidos de la Pesca, la Caza y la Cosecha.

Costumbres y Creencias de la Cultura Yanomami

Una de sus costumbres más destacadas, por curiosas y primitivas, era la práctica del Canibalismo endogámico como parte de un ritual sagrado. En la ceremonia de la muerte, colectivamente comen las cenizas del muerto.

tienen la creencia, de pensar que al comer las cenizas de sus parientes fallecidos ingerirán la energía que se encuentra en sus huesos,

tiene por costumbre utilizar el Curare (una sustancias venenosa) para impregnar sus flechas, de esta manera el animal se paraliza sin alterar su conciencia y sensibilidad quedando así inmovilizado.

Las mujeres de la Cultura Yanomami adornan sus cuerpos, atravesando un palo pequeño por su tabique, al igual que por los labios. También utilizan pintura vegetal para rallarse los rostros.

Toda la etnia Yanomami lleva el mismo corte de cabello, con flequillo y la coronilla rasurada, típico estilo capuchino.
Sus cicatrices son muestra de valentía . Su estatura es mediana y los hombres suelen vestir con un cinturón tubular y las mujeres con un pequeño fleco.

Cabe destacar, que la primera persona en recopilar datos exactos de sus creencias y costumbres fue el Tetnólogo heodoro Koch-Grunberg, quien visitó Roraima en el año 1912.

La Cultura Yanomami tiene una tradición mitológica, la cual continúa hasta hoy en día. Pese a la conversión de Pemones al catolicismo; Los mitos son basados en la creencia de deidades como el Sol y la Luna, la creación de los Tepuyes y las actividades del héroe creador Makunaima y su hermano.

También consumen la virola. Es una planta que contiene una sustancia alucinógena, la cual la utilizan para rituales y ceremonias curativas. Los chamanes de la tribu las utilizan para comunicarse con los espíritus ancestrales. La virola se usa en muy poca cantidad y en polvo. Es introducida al chaman a través de sus fosas nasales absorbiéndolas por un palo hueco

Subsistencia de la Cultura Yanomami

Los Yanomami son nómadas, debido al corto plazo de productividad de sus cultivos. Los cuales hacen en huertos.

Donde siembran PlátanoMalangaBatata y Ñame. Los cultivos pueden llegar a durar hasta tres años, cuando éste no da para más se movilizan a otras tierras. Los miembros de la Cultura Yanomami recolectan productos silvestres y también comen ranas. Practican la Caza todo el año, tanto en solitario como de modo grupal. Su arma son las flechas impregnadas de Curare.

La Pesca la practican con mucho menos frecuencia. Aquí utilizan la flecha y el timbó, el cual es una especie de planta. Con la cual agitan las aguas de los ríos para atontar a los peces. Los Yanomamis no tienen comercio con otras etnias cercanas. Pues se basan en el autoconsumo e intercambio de cestasgarrotesarcos y flechas.

Sociedad de la Cultura Yanomami

El liderazgo suele vincularse al parentesco por vínculos matrimoniales, descendencias de antepasados. Los hombres más grandes y astutos pueden llegar a convertirse en autócratas. Aunque la mayoría no le gusta ejercer autoridad ante los suyos.

Son pacificadores y guerreros. Pues el uso de fuerza es común. Los jefes de las tribus por ser más grandes y fuertes someten fácilmente a los otros, estos son llamados fieros.

Acerca del autor
Comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *