La cultura yanomami o yanomamios también es conocida como los Gerard; una etnia indígena evangelizada por los misioneros salesianos italianos que recibieron su nombre gracias al padre Cocco; se divide en tres grupos conocidos como yaman, sanuma y yanomam, quienes no hablan la misma lengua y sin embargo logran entenderse entre sí. 

Ubicación de los yanomami

Se encuentran ubicados en Venezuela justo en el estado Amazonas, en la cuenca del río Mavaca y afluentes del río Orinoco en la Sierra Parima; los 20.000 habitantes de la cultura yanomami viven dispersos por la selva tropical en aldeas. Separadas unas de las otras por muchos kilómetros de  tierra deshabitada; cerca del 70%  de esta etnia ocupa el sur de Venezuela. Mientras que el resto habita los alrededores de Brasil, en los estados Amazonas y Roraima. Son considerados muy pacíficos, sin embargo, tuvieron violentos  contactos con vecinos de cultura piaroa, los cuales se caracterizaban por ser muy dados al combate y a la guerra.

Organización social de la cultura yanomami

La organización social de los yanomamis se determinó de la siguiente manera:

  • El liderazgo suele relacionarse con los vínculos matrimoniales y descendencia de antepasados.
  • Los hombres más grandes y astutos pueden llegar a convertirse en autócratas. Aunque la mayoría no gusta ejercer autoridad ante los suyos.
  • Son pacificadores y guerreros, pues el uso de fuerza es común.
  • Los jefes de las tribus por ser más grandes y fuertes someten fácilmente a los otros, estos son llamados fieros.

Estilo de vida de los yanomami

La cultura yanomami solía vivir en grandes viviendas de forma circular que se encontraban totalmente abiertas; sus techos eran de palma y dentro del lugar habitaban más de 50 familias que comparten lo obtenido de la cosecha, pesca y caza. Su modo de vida es nómada, ya que, su subsistencia depende de la productividad de las tierras;  donde cosecharon malanga, ñame, plátano y batata.

Dentro de su alimentación se contemplan productos obtenidos de la recolección y anfibios como ranas; sus actividades frecuentes para la obtención de alimentos contemplo la pesca en poca frecuencia, usando timbó (planta) y flecha. Mientras que la caza la ejecutaban todo el año tanto en grupo como individualmente; su supervivencia dependió del autoconsumo y el intercambio de flechas, garrotes, cestas y arcos entre familias de su misma cultura.

El matrimonio es la base fundamental de la familia yanomami, dentro del cual se distinguen 5 tipos diferentes:

  • Pologínico-poliándrico, donde a la esposa se le permite tener otro esposo después de cierto tiempo de casada.
  • Monogamico, donde solo un hombre y una mujer se unen en matrimonio y solo se separan por la muerte.
  • Poliándrico, utilizado por la escasez de féminas en las tribus, realizándose el matrimonio entre una mujer y varios hombres; en muchos de los casos los hermanos resultan emparentados con la misma mujer en este tipo de relación.
  • Poligínico,  donde se permite el matrimonio entre varias mujeres y un hombre.
  • Poligínia-Sororal, unión entre varias mujeres que son hermanas con un mismo hombre. 

Religión de los yanomami

La religión de la cultura yanomami se basa en el chamanismo y el animismo; constituidas por un conjunto de rituales y mitos que expresan a través de sus manifestaciones culturales. Siendo estas primordialmente del tipo mágico religiosas que utilizan para crear un tipo de solidaridad social; muchos de sus mitos reflejan el origen del mundo, como entro la muerte al mundo, renacimiento y nacimiento.

Por lo general, sus rituales tratan de aportar soluciones a la población cuando enfrentan dificultades; presentando la transformación de los seres humanos en seres que generalmente forman parte de la mitología.

Economía de la cultura yanomami

Las actividades que comprenden la economía yanomami son recolección, agricultura, pesca y caza; antiguamente realizaron la pesca usando la técnica del barbasco, arpón y anzuelos de hueso. Sin embargo, en la actualidad utilizan linternas, boyas, curiaras, cañas, hilos y arpones metálicos; la práctica de la pesca es ejecutada tanto por hombres como mujeres, al igual que la recolección y la agricultura.

Mientras que la caza es estrictamente realizada por los hombres, quienes tienen 2 modalidades de caza; en la primera salen a cazar por varios días y solo la realizan por motivos de fiestas o funerales. No regresan a casa hasta después de salar y quemar al animal; la segunda modalidad, la llevan a cabo en sitios cercanos a su vivienda y lo hacen para consumo diario. Entre los animales que cazan encontramos ranas, váquiros, tarántulas, monos, anacondas, tragavenados, lapas, pájaros, tapires y pavos.  

Su agricultura se realiza en conucos aledaños a la vivienda, donde todos participan en la producción agrícola; tienen como norma compartir su producción a pesar que cada miembro es dueño de lo que produce. Por lo que logran alimentarse de forma variada al compartir los diferentes rubros obtenidos de la siembra.

Agricultura yanomami

La agricultura de la cultura yanomami depende del nomadismo, debido a las condiciones climáticas del Amazonas; por lo que sus siembras se producen en cortos periodos de tiempo. Donde producen rubros como batata, plátano, ñame, yuca dulce y amarga y maíz en diferentes terrenos; los cuales llegan a pertenecer a una misma familia, quienes lo cultivan entre 2 y 3 años.

El proceso agrícola los hace conocedores de más de 300 variedades de plantas silvestres, de las cuales utilizan solo 65; su cultivo no produce excedentes, pues, solo cosechan para la subsistencia diaria. De modo que llegan a pasar muchas necesidades en situaciones inesperadas; la preparación del terreno para la siembra, la realizan a través de la quema y la roza. En la agricultura, las mujeres se encargan de la quema, recoger los frutos y quitar la hierba; mientras que los hombres realizan la roza y la siembra de los productos agrícolas.

Arquitectura de la cultura yanomami

Mientras que en la parte inferior, cruzan palos cortos para dar mejor soporte y cubren la estructura con hojas de palma, haciendo una enramada; dentro de sus viviendas solo se encuentran los chinchorros, donde duermen por la noche o descansan en el día; las estructuras son conocidas con el nombre de shapono y a una gran altura se puede ver como un gran agujero en el medio con paredes laterales.

La arquitectura yanomami no presenta grandes características, pues es observable a través de sus viviendas; las cuales constan de una enorme casa comunal, nombre que reciben al ser capaces de albergar más de 100 familias en ellas. Son elaboradas de forma circular, cuyas paredes cumplen doble función, techo y pared; edificadas con palos que forman triángulos, cumpliendo el papel de vigas en la parte superior.

Las viviendas matrimoniales de los yanomami, reciben diferentes nombres, entre los cuales podemos encontrar los siguientes:

  • Una pareja que convive con familiares del esposo, conocida como virilocal.
  • Se elige de forma libre e independiente el lugar de residencia, recibe el nombre de neolocal.
  • Una pareja que convive con los familiares de la esposa, conocida como uxorilocal.

Costumbres de los yanomami

Entre las creencias más importantes podemos destacar las siguientes:

  • Práctica del Canibalismo endogámico como parte de un ritual sagrado, llamado ceremonia de la muerte.
    • Comen las cenizas del muerto, pensando que obtendrán la energía de sus huesos.
    • Utilizan el curare (una sustancia venenosa) en sus flechas a la hora de cazar para inmovilizar a las presas.
    • Las mujeres de la cultura yanomami adornan sus cuerpos, atravesando un palo pequeño por su tabique y los labios.
    • También utilizan pintura vegetal para rallarse los rostros, utilizando el rojo y el negro; aunque este último es más usado cuando están de luto y para las expediciones de guerra.
    • Toda la etnia yanomami lleva el mismo corte de cabello, con flequillo y la coronilla rasurada.
    • Sus cicatrices son muestra de valentía.
    • Su estatura es mediana, los hombres suelen vestir con un cinturón tubular y las mujeres con un pequeño fleco.
    • Creen en deidades como el sol y la luna, la creación de los tepuyes y las actividades del héroe creador Makunaima y su hermano.
    • Consumen virola, una planta que contiene una sustancia alucinógena, utilizada en rituales y ceremonias curativas.
    • La virola se usa en muy poca cantidad y en polvo, es introducida al chamán a través de sus fosas nasales absorbiéndose por un palo hueco.
    • Los chamanes de la tribu las utilizan para comunicarse con los espíritus ancestrales.

Vestimenta de los yanomami

La vestimenta de la cultura yanomami fue inicialmente conocida para los hombres como cinta pubiana; la cual constaba de un hilo amarrado a la cadera que cubría los genitales masculinos. Usado generalmente en los niños menores de 7 años, al pasar esta edad, se ataba la cinta al pene y se le mantenía levantado hacia el vientre; hoy en día, tanto mujeres como hombres utilizan el taparrabo o guayuco.

Su confección consta de dos tapas, una para tapar la parte delantera y otra para tapar la parte trasera del cuerpo; es elaborada en algodón y para las mujeres es usada más como un adorno. Mientras que los hombres la usan por pudor, para no dejar ver sus genitales; acompañan su vestimenta con diferentes adornos, uno de ellos es la pintura corporal, donde predomina el rojo obtenido del onoto.

También el negro que lo obtienen de la resina curbaril y morado, obtenido de la mezcla de la resina caraña y el onoto; otros adornos comprenden brazaletes elaborados con plumas de aves, las cuales también colocan en sus cabezas. Los collares de cuentas y zarcillos, este último más usado por las mujeres, quienes los elaboran con cogollos de palmeras.

Rasgos físicos la cultura yanomami

Los rasgos físicos que caracterizan a la cultura yanomami son los siguientes:

  • El color de sus ojos suele ser gris, negro y hasta pardos.
  • La estatura promedio de las mujeres era de 1, 48, mientras que los hombres miden 1,58.
  • Su tez morena clara gracias a las diferentes especies arbóreas que bloquean los rayos solares.
  • Su corte de cabello es estilo totuma, tanto para hombres como para mujeres.
  • Labios delgados y nariz gruesa y achatada.

Arte de los yanomami

El arte yanomami se compone de una variedad de actividades, entre las cuales podemos destacar la alfarería; la cual era practicada por los hombres, quienes usaban las técnicas de alisado, quemado y enrollado para elaborar vasijas sin asas con arcilla blanca. Sin embargo, son muy pocos los hombres que en la actualidad continúan ejecutando esta actividad.

Otra actividad que realizaron en el pasado y que al parecer no han perdido es la textilería; usada para elaborar los famosos chinchorros de los yanomami, cuyo material base es la fibra de la palma. Mientras que para crear mecates y cordones decorativos, utilizan raíces juncos y lianas; de estos materiales fueron elaboradas la primera vestimenta de los hombres, conocidos como la cinta pubiana. En la actualidad, los guayucos aún se elaboran, solo que agregando materiales modernos, como es el caso de la mostacilla.

Dentro de sus actividades artísticas también encontramos la cestería, practicada mayormente por las mujeres; quienes utilizan bejuco para elaborar cestas artesanales que cumplen diferentes funciones. Entre ellas podemos mencionar petacas, esteras, guapas, sopladores, mapires, cedazos, catumares, etc.

Lengua de la cultura yanomami

Historiadores importantes como Migliazza y Joseph Greenberg concuerdan en que la lengua yanomami tiene algunos vocablos semejantes al idioma chibcha; sin embargo, no han hallado el parentesco real entre ellas y las ramas lingüísticas que lo conforman. Identificadas como yanomam, yaman y sanumá, los cuales se presentan como casos aislados al no encontrarse relación con lenguas de otras culturas.

Idiomas que componen una familia de lenguas indígenas, todas ellas practicadas por las tribus ubicadas en Bolívar y Amazonas; estados venezolanos localizados al sur del país, los cuales comparten dichos idiomas con los sectores de Amazonas y Roraima que se ubica en Brasil.

La Cultura Yanomami y su relación con la sociedad

La sociedad yanomami se hizo presente hace ya más de dos siglos atrás, a raíz de la llegada de los Conquistadores Portugueses en el Amazonas y Río Negro. Situación que los hizo permanecer refugiados hasta mediados del siglo XX. Para los años cincuenta, comenzaron el contacto más directo con personas no indígenas. Periodo en el que tuvieron encuentros nada amigables con criollos venezolanos y brasileños.

Tanto venezolanos como brasileños llegaron al territorio yanomami para la explotación cauchera (el caucho: es un polímero elástico que surge como una emulsión lechosa en la savia de varias plantas conocida como LÁTEX).  Explotación que conllevo a fuertes enfrentamientos en contra de los indígenas, quedando varias víctimas mortales y otras raptadas.

Importantes investigadores antropológicos han coincidido en que la Cultura Yanomami migró de las zonas cercanas del Rió Blanco y el Río Negro en Brasil a lugares más seguros. Refugiándose en la Sierra Parima, en una cadena montañosa entre las fronteras de Venezuela y Brasil.

Esto trajo como consecuencia que las familias sobrevivientes de la Cultura Yanomami crecieran numerosamente. Llegando a expandirse hasta las cercanías del Río Orinoco. Para finalmente, formar parte de las grandes Culturas de América.

Pasado éste desagradable momento para la Cultura Yanomami, un grupo de exploradores venezolanos y franceses entre los cuales se encontraban misioneros religiosos y otras personas no indígenas realizan una expedición donde se toparon con la cuenca del Río Orinoco, estableciéndose en territorio Yanomami.

Estos representan el primer grupo con presencia permanente en la zona, en consecuencia los contactos cada vez se hacen más frecuentes y de manera creciente entre estos y los Yanomami.


Bibliografía