La pólvora o pólvora negra es el producto que se obtiene como resultado de la combinación de varios elementos; específicamente  carbón vegetal, salitre (sal) y azufre, al unirse pueden resultar inflamables al entrar en contacto con el calor. Lo que en definitiva generara gases en gran proporción, siendo estos los que dan inicio a cualquier tipo de explosión de bajo nivel.

Los ejemplos más sencillos de su uso en la vida diaria, lo encontramos en los fuegos artificiales  y en las balas; estas últimas utilizadas para el funcionamiento de las armas de fuego, sin ella no sería posible el movimiento y velocidad de los proyectiles. 

Origen de la pólvora

De acuerdo con las investigaciones, la pólvora data de más de unos 1000 años de antigüedad; colocando como fecha de aproximación los años  400 y 900 d.C, época ubicada entre los siglos VIII y IX. Por lo que es considerada una de las invenciones más antiguas de la historia, la cual fue descubierta de forma accidental en China; cuando la Dinastía Tang se encontraba en sus últimas décadas. Convirtiéndose en los precursores en la alquimia de este potente producto que es usado hoy en día en el mundo entero.

Los asiáticos descubrieron la pólvora al unir pequeños porcentajes de azufre y carbón vegetal con un mayor porcentaje de nitrato de potasio; combinación con la que pretendían encontrar la inmortalidad, la que no lograron descubrir, por el contrario encontraron la primera mezcla explosiva conocida por el hombre. En sus inicios no tenía un efecto tan potente y era conocida como polvo negro, una vez descubierta fue usada para la elaboración de pirotécnicos. Es sí que el gigante asiático fue el primero en aprovechar las bondades de esta mezcla.

Para el siglo IX, las plantas como sauco, avellano y el sauce aportaban el carbón a los alquimistas chinos; materiales que a posterior serían triturados y unidos con el azufre, el salitre y algo de líquido; una vez que la mezcla se secaba, se procedía a darle forma circular, inicialmente su elaboración era peligrosa, por lo que el líquido era necesario para evitar incendios.

En esta época, también salió a la luz un texto llamado El libro del Parentesco de los tres; donde se hacía alusión al origen de dicha mezcla y las sustancias que llevaron a su creación. Posterior a esto, se desarrolló la fórmula definitiva de la pólvora, usando la misma para amedrentar a sus adversarios.

Conocimiento de la pólvora

Para el año 492 d.C, los alquimistas chinos mantenían la teoría de que el sulfuro y el salitre tenían un poder purificador; después de pasar por diferentes investigaciones, llegan a conocer el poder incendiario de los minerales. Los cuales usaron para desarrollar armas de fuego para enfrentar a  los mongoles durante la guerra; batalla que perdieron, por lo que sus creaciones pasaron a manos de los europeos y árabes a posterior. De este modo comienza el recorrido de la formula por el mundo.

La pólvora y las armas de fuego

Los avances de la mezcla llegaron con la Dinastía Song entre los años 900 y 1200, época en que los Song y los Jin se encontraban en pie de guerra; a partir de allí, es cuando realmente se le da un uso bélico a la mezcla inicial de la pólvora, siendo incorporada a las armas de fuego. Entre ellas se pueden mencionar:

  • flechas de fuego, lanzas de fuego.
  • Bombas de trueno.
  • Cañones de mano.

Estos últimos, comenzaron a utilizarse alrededor del año 1249, donde se lanzaban esféricas de arcilla a través de un pedazo de bambú; las cuales eran impulsadas a grandes distancias gracias al empuje que proporcionaba la pólvora. Dicha invención dio paso al cañón años más tarde, para ser más exactos en el siglo XIII (1200 y 1300); por lo que la evolución de las armas fue determinante para ampliar el impacto de la mezcla. De modo que se crean diferentes fórmulas, unas más letales que otras, usando cada una de ellas con fines militares.

Algunas de ellas fueron la pólvora enceguecedora, la pólvora divina y la pólvora venenosa; las cuales tuvieron su aparición entre los años 1300 y 1400, haciéndose potentes al agregar pirita, un mineral que contiene hierro y azufre. Para el años 1076, la Dinastía Song se encargó de monopolizar la producción de la pólvora; prohibiendo el intercambio comercial de sus ingredientes con el sector extranjero.

Sobre todo del salitre y el azufre.  A pesar de ello, no pudieron evitar la diseminación de su uso en el mundo; entre los años 1240 y 1280, los árabes se encontraban elaborando publicaciones relacionadas con este producto.

Introducción de la pólvora en el mundo

Como sabemos la invención de la pólvora se dio en un momento bélico de la historia donde la lucha estaba en su apogeo; siendo los mongoles y los chinos los protagonistas, estos últimos fueron derrotados. Por lo que la pólvora dejó de ser una mezcla exclusiva del gigante asiático,  es así que llega a ser usada a través de las armas de fuego; donde los encargados de continuar con el legado serían países árabes y europeos, entre los cuales podemos mencionar los siguientes: 

  • La India utilizó la pólvora a través de armas de fuego en 1531.
  • Italia comienza a derribar muros a través de la pólvora en 1403.
  • Entre los años 1240 y 1280 comienza a usarse en el Oriente Medio.
  • Inglaterra usó la pólvora a partir de 1334.
  • Para el año 1343, se inicia en España el uso de la pólvora.
  • Alemania utilizó la fórmula a partir de 1340.

América del Norte

Para los siglos XV y XX se encontraba latente la lucha entre las tropas de Estados Unidos y los Cheyenne, Arapahoes y Lakota; sectores indígenas que peleaban por la libertad y sus tierras. Quienes además recibieron armamento bélico y pólvora a través de la comercialización con los portugueses y franceses.

América del Sur

Por otro lado, Suramérica no estuvo exento del uso de la pólvora; puesto que llegaron a conocer de ella en el periodo de la Conquista de América. Momento en que los portugueses y españoles intentaban dominar diferentes territorios indígenas, donde se localizaban las culturas precolombinas; espacios conocidos por su riqueza mineral, donde el azufre y el salitre predominaban, elementos fundamentales para su elaboración. Ejemplo de ello fue el territorio ocupado por los maya en Honduras, Guatemala, Belice y El Salvador.

De igual forma, dichos minerales serían encontrados abundantemente en el espacio geográfico ocupado por los Inca y Azteca; grupos indígenas ubicados en los actuales Chile, Perú, Ecuador, Argentina, Bolivia, México y Guatemala. Zonas que fueron dominadas en su totalidad por los Conquistadores españoles; quienes no solo introdujeron la pólvora, sino que también trajeron consigo enfermedades mortales.

Tipos de pólvora

Entre los tipos de pólvora que se conocen hasta el momento, encontramos los siguientes:

  • Flash: usada en el ámbito de la fotografía antigua para generar mayor cantidad de luz.
  • Sin Humo: esta es conocida también con el nombre pólvora blanca, la cual sustituyó a  la pólvora negra al no dejar residuos.
  • Negra: al reaccionar produce mucho humo y fue la primera en inventarse.
  • Lenta: también conocida como pólvora marrón, caracterizada por ser de lenta combustión.

Usos de la mezcla

La pólvora puede usarse en la elaboración de diferentes productos, entre los cuales podemos mencionar los siguientes:

  • Explosivos o detonadores: usados para la extracción de minerales a nivel mundial, haciendo explotar las rocas ubicadas en los yacimientos. También suelen ser utilizados para la demolición de edificaciones.
  • Municiones de armas de fuego: producto que forma parte fundamental del armamento bélico, ejemplo de ellos son las balas.
  • Fuegos artificiales: productos generalmente utilizados para el entretenimiento y celebración de fiestas, también conocidos como pirotécnicos.
  • Armas de fuego: artefactos creados a partir de los años 1200, capaces de contrarrestar los ataques enemigos de aquella época; un ejemplo clásico son los cañones. También, pueden cumplir funciones deportivas como es el caso de la cacería.
  • Bengalas: usualmente utilizadas en las misiones de rescate.

La mayoría de las pólvoras actuales se crean a base de diferentes componentes explosivos, uno de ellos es el TNT; el cual se combina con otras sustancias químicas, unión que produce una clase de onda expansiva. Logrando así separar las partículas de cualquier cuerpo sólido y rudimentario.

Composición y fabricación

Es importante conocer cómo es la fabricación y composición de la pólvora, lo cual explicaremos a continuación:

Composición

De acuerdo con el proceso químico, la elaboración de la pólvora puede variar; es decir, que la combinación de elementos va depender del tipo de pólvora que se desee preparar. En el caso de la pólvora negra, se necesita un 10% de azufre, un 75% de nitrato de potasio y un 15% de carbono; en cambio para la pólvora actual o más avanzada se necesita nitroglicerina y nitrocelulosa, combinación que evita la expulsión de humo.

Fabricación

En los tiempos de la antigua China, es decir, cuando aún existían las dinastías, la preparación de la pólvora era a mano; los ingredientes eran primeramente triturados o granulados, de esto dependía el nivel de combustión. Por lo que el producto final debía ser más o menos fino, posteriormente se mezclaban.

Actualmente, las pólvoras sin humo son mayormente utilizadas, para crearlas se mezclan nitroglicerina y nitrocelulosa; combinadas con solventes y nitrógeno, proceso que se realiza hasta obtener un producto muy delgado o fino, el que al secarse esta listo para producir fuego.

Consecuencias de su creación

Entre los aspectos negativos que se pueden mencionar con el descubrimiento de la pólvora, tenemos:

  • Creación de armas usadas para la guerra, como es el caso de pistolas, cañones, bombas, rifles y minas.
  • Dio un giro muy grande a las artes militares en el mundo entero.
  • Aumentó el deseo de poder en el ser humano.
  • Creación de pirotécnicos que pueden desembocar en quemaduras por uso indebido.
  • Contaminación ambiental, debido a los gases que se desprenden del producto.
  • Sus explosiones pueden causar desde heridas graves hasta la muerte.