Manuel Enrique Araujo 

Dr. Manuel Enrique Araujo (1911-1913)

Manuel Enrique Araujo

Manuel Enrique Araujo nació el 12 de Octubre del año 1865 y murió el 9 de Febrero del año 1913. Fue Presidente de la República de El Salvador electo por una amplia mayoría entre los años 1911 y 1913, año en el que fue asesinado. Durante su gobierno fueron muy evidente las desigualdades sociales, lo cual generó malestar en la población.

 

La situación de El Salvador era muy crítica en esos tiempo, por lo cual se tuvieron que tomar medidas extraordinarias, entre las cuales se pueden mencionar: eliminación de cargos públicos innecesarios, incremento en los impuestos, entre ellos el del café, revisión de alianzas comerciales Nacionales e Internacionales, entre otras medidas importantes.

 

A pesar de la situación económica tan difícil, se ejecutaron importantes obras de infraestructura como por ejemplo: inauguración del Ferrocarril de San Miguel a La Unión y construcción y apertura del Puerto El Triunfo. Adicionalmente,  se creó el Ministerio de Agricultura, para darle el impulso tan necesario a esta labor. Fue un hombre que se interesó mucho en la educación, por lo cual se crearon y otorgaron importantes premios, y a muchos estudiantes se les envió al extranjero para que tuvieron una mejor preparación e instrucción, por lo cual fueron enviados a Estados Unidos y a Europa.

 

Sus reformas se extendieron al campo Laboral y al de Salud. En el campo Laboral se decretaron leyes que protegían a los empleados contra los accidentes de trabajo, y a su vez, tanto el estado como la Empresa, debían compartir la indemnización del afectado. En el campo de la Salud construyó la Rotonda conocida como “La Escuela de Medicina de la Universidad de El Salvador”, tenía como objetivo la capacitación de médicos para la nación.

 

Fue un Presidente que se interesó en mantener excelentes relaciones con sus vecinos, por lo cual en el Campo Internacional tuvo mucho éxito. Creía firmemente en la unión de Centroamérica, por lo que se oponía a la injerencia de Estados Unidos en los asuntos de Latinoamérica. Para el año de 1911, muchos salvadoreños se encontraban frustrados por la situación económica tan difícil que atravesaba el País, esto llevó a constantes brotes de violencia y a mucho descontento general.

 

El Presidente era un hombre que le gustaba estar en espacios públicos, frecuentaba regularmente el Parque Bolívar hoy conocido como la Plaza Gerardo Barrios. La noche del 4 de Febrero del año 1913, mientras estaba con un sobrino recibió un balazo debajo del omoplato derecho y varias heridas de gravedad efectuadas con un arma punzante y un machete.

 

Aún herido, Araujo pudo caminar por sí solo. Entre el 5 y 8 de febrero el presidente era observado en la residencia presidencial, y pese a la gravedad de su condición, se dice que podía comunicarse y movilizarse por sí mismo, pero el 9 de febrero una de las heridas acabó infectándose y entró en estado de coma, falleciendo a las 3:30 de la tarde. El cuerpo del presidente fue embalsamado y exhibido en el Salón Azul del Palacio Nacional y recibió todos los honores correspondientes a su investidura. Tres sujetos fueron capturados por el magnicidio: Fabián Graciano, Fermín Pérez y Virgilio Mulatillo, todos de origen campesino y finalmente después de un juicio acabaron en el paredón de fusilamiento. Como legado se puede decir que fue un hombre de recia personalidad, atento, amable y a la vez respetuoso.

 

Acerca del autor
Comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *