Manuel José de Arce nació en San Salvador un 5 de enero del año 1787. Fue un político que ostentó el cargo de General, también fue elegido como el primer presidente de la recién inaugurada República federal Centroamericana; hijo de Bernardo José de Arce y León y Dominga Antonia Fagoaga Aguilar. Su esposa fue Felipa de Aranzamendi y Palomo, proveniente de una de las familias más adineradas de la época; se graduó de bachiller en filosofía en Guatemala.

Inicios en los movimientos independentistas

Desde muy temprana edad, Manuel José Arce participó activamente en movimientos independentistas; puesto que su familia tenía un fuerte interés por la causa libertaria. En 1811 surge el nuevo idealismo en la provincia Salvadoreña; donde Arce busca tener predominio en las actividades políticas. Dando el primer Grito de Independencia en la ciudad de San Salvador, ciudad que lo vio nacer.

Estuvo en prisión un año por ser el autor intelectual y líder del grupo insubordinado; posteriormente, sale en libertad, pero poco tiempo después cae en prisión nuevamente. Todo por llevar consigo las ideas emancipadoras y volver a participar en movimientos independentistas.

Reconocimiento público a Manuel José Arce

Manuel José de Arce y Fagoaga fue premiado por su lucha
libertadora durante la firma del acta de la independencia; el reconocimiento se realizó el 15 de septiembre de 1821, pero no duró mucho. Puesto que luego de las elecciones de la Junta Provincial, se efectuó un enfrentamiento entre las corrientes conservadoras y liberales.

Batalla que le hizo ser apresado por tercera vez, donde el Doctor Barriere dio la orden de encarcelamiento; lo que trajo como consecuencia que no se lograran ni las elecciones ni la Junta Provincial. José Matías Delgado , quien había sido electo gobernador de El Salvador, considerado un incansable independentista puso a Arce en libertad. Posteriormente lo integra como parte de la Junta Provincial.

Inicios en la política

En 1821 fue nombrado jefe del ejército Salvadoreño, ya en 1824 tuvo actuación  en el Congreso General Constituyente. Fue un férreo adversario a la idea de anexión de El Salvador al primer Imperio Mexicano; la cual fue propuesta por Don Agustín de Iturbide, e iba en contra de la lucha de su vida. Siendo uno de sus ideales lograr un país independiente y libre; al ver su sueño truncado José Arce formó parte de la misión a Estados Unidos de América.

Viaje que tenía como finalidad que El Salvador formará parte de ese país y no de México. Entre los años 1823 y 1825 tuvo una participación activa en los gobiernos provisionales que dirigieron a Centroamérica. Donde también participó como comisionado del gobierno en 1825 por la paz de Nicaragua.

Produjo la huida del emigrante de Perú Juan Salas, quien era el jefe de armas nombrado por la “Junta Gubernativa del viejo”.  Formada en Managua Nicaragua, en junio de 1824 por personas que huyeron de Granada León y Nicaragua.

Llegada al poder

Un grupo de simpatizantes seleccionó a Arce para las elecciones presidenciales de Centroamérica. Donde competía con el conservador José Cecilio del Valle, según la revisión de actas este último ganó las elecciones. El lado liberal con peso en el Congreso decide que no hubo mayoría plena. Terminando por elegir a Manuel José  Arce y Fagoaga como presidente de la región del primer congreso de la Federación Centroamericana. El cual estuvo integrado por El Salvador, Guatemala, Honduras y Costa Rica para que gobernara entre el periodo 1825 a 1829.

Controversias en el gobierno

Su gestión de gobierno siempre estuvo rodeada de controversias desde que empezó su mandato. José Cecilio del Valle no aceptó la vicepresidencia que le correspondía teniendo, que elegir a otro. resultando electo José Francisco Barrundia, quien también rechazó dicho cargo.

A pesar que pertenecía y tenía el patrocinio de la corriente liberal, esta dejó de darle apoyo. A tal punto que no se hicieron más sesiones ni en el Senado ni en el Congreso Federal. Después que lo señalan de perder sus ideales liberalistas.

En 1826, Arce se vuelve del partido de los conservadores y el clero recibe su apoyo. El cual no duró mucho tiempo, ya que los intereses económicos y las pasiones políticas prevalecieron. Logrando quitarlo de su cargo, fue allí que un grupo de terratenientes guatemaltecos toma el mando de la federación. Para 1827 la mayoría de los pueblos de Centroamérica estaban en guerra civil.

Guerra en Centroamérica

Para el inicio de los conflictos bélicos es Manuel José Arce decide sustituir a los jefes de El Salvador y Honduras; de modo que colocó al frente de la operación a Justo Milla, quien ejecutaría sus ordenes en Guatemala; quien tenían como objetivo darle paso hacia Comayagua, Honduras, mientras otra división estaría dando paso hacia San Salvador.

Los departamentos de Santa Ana y Ahuachapán para ese entonces estaban preparándose para la guerra; la tropa era comandada por el jefe del Estado de El Salvador, Mariano Prado. Quien creía que era el momento para una emboscada contra el enemigo; el 16 de marzo de 1827, Arce decide ponerse al frente de la Federación como general en jefe.

De modo que el vicepresidente Mariano Beltranena quedó al mando y Arce tomó a sus soldados y se dirigió hacia la hacienda de Arrazola; donde decretó ley Marcial, para que todos se incorporaran al servicio militar. A pesar de ello, la ley pierde efecto cuando los ciudadanos se alistaron voluntariamente al ejército; inmediatamente, llegaron a tener más de 3000 soldados.

El 23 de marzo de 1827 empieza la batalla entre salvadoreños y Federales; enfrentamiento donde Arce obtuvo la victoria, la cual le dio fama y el honor que hoy ostenta. Esta victoria le dio la motivación para comenzar la campaña sobre El Salvador; permaneciendo en la hacienda Los Arcos a kilómetros de la hacienda Arrazola.

Exilio de Manuel José Arce

En 1828 quiso volver a obtener la presidencia que le cedió a Mariano Beltranena, quien se negó a dársela. En abril 1829 toma el poder a la fuerza Francisco Morazán , designando a José Francisco Barrundia y Cepeda como presidente provisional. Después de esto Arce tuvo persecución y exilio, así que se residencio en los Estados Unidos. Finalmente, se refugia en México hasta regresar en 1842 a su ciudad natal, San Salvador.

Muerte de Manuel José Arce

Un 14 de febrero de 1847, a las 3 de la tarde muere en San Salvador, Manuel José Arce. Su funeral fue en la iglesia de San Francisco en San Salvador. Entre los asistentes estuvieron Eugenio Aguilar, presidente para la época y una gran multitud. También contó con la presencia de ministros y representantes públicos.

Su sepultura fue en la iglesia su Merced hoy día Nuestra Señora de la Merced en San Salvador. El 17 de diciembre de 1847 se describe su vida y funeral en una publicación; información que aparece en la gaceta del Gobierno Supremo del Estado del Salvador.