La masacre de la Quesera fue una de las matanzas generadas durante la guerra civil salvadoreña; donde fueron asesinadas más de 500 personas, ubicadas en el departamento de Usulután. Quienes murieron a manos del ejército salvadoreño entre el 20 y 30 de octubre de 1981 durante un operativo ejecutado por los efectivos militares. Los cuales aplicaron la técnica de tierra arrasada para eliminar a la población civil de varios municipios del departamento,

Lugar de los acontecimientos

De acuerdo con información proporcionada por los sobrevivientes, mujeres, niños y adultos mayores murieron en manos de la Fuerza Armada; quienes ingresaron al municipio de San Agustín, Cantón la Quesera, donde se ubican los caseríos Santa Clara y Las Flores. También, pertenecen a esta jurisdicción Salitre, Los Ayalas, Las Delicias, El Cedro, Las Crucitas, El Pilón y El Caulotal; zonas que también se vieron afectadas por los actos violentos.

Otro poblado afectado por la violencia fue el municipio Jiquilisco, también, perteneciente al departamento de Usulután; donde asesinaron una cantidad de personas desconocidas hasta ese momento, lo que sí reconocen los testigos, es que 20 soldados ingresaron a la zona. Con el fin de asesinar a los pobladores.

Causas de la masacre de la Quesera

Entre las causas que originaron la masacre de la Quesera, se pueden mencionar las siguientes:

  • Enfrentamientos armados internos, protagonizados por la Fuerza Armada y el FMLN.
  • Pleno desarrollo de la guerra civil en El Salvador.
  • Opresión constante y abuso de la fuerza por parte de los cuerpos de seguridad del estado.
  • No había distinción entre población civil y guerrilla, todos representaban lo mismo.
  • Exigencia del respeto por los derechos humanos e igualdad social.

Desarrollo de la masacre de la quesera

De acuerdo con los testigos, los actos violentos fueron realizados por la Fuerza Aérea, Batallón Atlacatl, Sexta Brigada de Infantería, Batallón Atonal, Defensa Civil y Guardia Nacional; quienes se apersonaron a diferentes localidades, donde se ubicaban más de 100 familias. Muchas de las cuales buscaron escapar después de escucharan del operativo por la radio; huyendo hacia las comunidades de la Llorona y el Rión, en este último fueron ultimadas las familias.

Tanto mujeres, niños, adultos mayores, jóvenes y hombres fueron víctimas de torturas y en el peor de los casos violaciones;  el operativo inició para dar fin a los grupos guerrilleros que al parecer se ubicaban en la zona. La manera de sacar a los revolucionarios de su escondite era quemando los montes, bombardeando la zona y por último arrinconaros con armas de fuego; los sobrevivientes llegaron a describir actos inhumanos por parte de los efectivos militares.

Como fue el caso de hombres que eran mutilados que esperaban la muerte al desangrarse; así como mujeres que le fueron cortados sus senos, violadas, torturadas y luego ametralladas. En otros casos, simplemente, después de golpear incansablemente a sus víctimas les ordenaban que se suicidaran; los sobrevivientes estiman que se pueden contar más o menos unas 1000 personas asesinadas durante la masacre de la Quesera. Algunos lograron escapar, pero fueron interceptados por los soldados, y por supuesto eran asesinados.

Versión de los sobrevivientes

Los sobrevivientes de la masacre de la quesera exponen que muchos de los pobladores salieron en busca de refugio ante el constante bombardeo; algunas mujeres fueron sacadas de sus casas y transportadas en helicópteros, desde donde las arrojaron. Mientras que a otras las ahorcaron y violaron, las víctimas eran entre adultas y jóvenes que sufrieron a manos de los soldados entre el 21 y 31 de octubre de 1981.

Comentan que la mayoría perdió a sus familiares, más de 500 personas murieron en las inmediaciones del municipio Jiquilisco; donde se adentraron a los cantones San Marcos Lempa, Bolívar, las Piletas, Berlín, San Pedro, Las Delicias y San Juan Letrán. También rondaron diferentes comunidades ubicadas en los cantones La Quesera, Linares Caulotal, Linares Montañita y Valle Nuevo, todos pertenecientes al municipio San Agustín.

Diferentes arzobispos llevaron a cabo una investigación de los hechos; concluyendo que los soldados en cuestión pertenecían a la Fuerza Aérea, Batallones Atonal y Atlacatl, Quinta y Sexta Brigada de Infantería, Guardia Nacional y Defensa Civil. Perpetrando los asesinatos de la masacre la quesera, llamada de este modo porque la mayoría de las víctimas pertenecen a dicho sector; con este nombre integra la lista de masacres de El Salvador.

Justicia de la masacre de la Quesera      

Para el año 2018, los sobrevivientes aún se encontraban a la espera de la justicia y reparación por el sufrimiento vivido en 1981; uno de los fiscales del caso, afirmó que su equipo tenía toda la disposición de trabajar y hacer justicia para las víctimas del caso de la Quesera. Se identifica como Julio Larrama, quien solicita a los implicados un poco de paciencia, pues no están solos; incluso, los abogados de Tutela María Julia Hernández están colaborando con la causa.

Hasta el momento, los sobrevivientes y los familiares de las víctimas han recibido un acto de justicia por parte del estado salvadoreño; y es que recibieron la declaratoria como bien cultural del lugar de memoria histórica hace un año, es decir, en 2019. Reuniéndose en el Cantón Caulotal en el municipio Jiquilisco.

Desde 1981 hasta la fecha no hay señalados directos y la justicia no ha sentado en los tribunales a los que pudieron dar orden del operativo.

Víctimas de la masacre

Entre las pocas víctimas que se pueden mencionar de la masacre de la quesera, encontramos los siguientes nombres:

  • Roberto Vázquez Ramírez
  • Vilma Rivas
  • José Rubén Rivero
  • Roxana Urías
  • Santos Ernesto Salinas
  • Transito Serrano Mores.

Bibliográfia

  • Informe especial sobre las masacres durante el conflicto – Marxists.org