La masacre El Junquillo fue una matanza ocurrida en El Salvador el 12 de marzo de 1981, durante la guerra civil; donde murieron 67 campesinos y 34 niños en el departamento de Morazán, víctimas de un operativo ejecutado por  el Batallón Atlacatl. Quienes peinaron la zona por  9 días, dando muerte a la población civil, integrada por ancianos, niños y mujeres.

Lugar de los hechos

Dentro del departamento Morazán, en las inmediaciones del municipio de Cacaopera, justo en el Caserío el Chupadero del Cantón El Junquillo, se desarrolló la masacre El Junquillo; personal de Defensa Civil y del Batallón Atlacatl realizaron un operativo de tierra arrasada.

Dando muerte a 67 adultos, todos ellos campesinos y 34 menores, distribuidos entre niñas y niños. Convirtiéndose en otra de las masacres de El Salvador.

Causas de la masacre El Junquillo

Entre las causas que dieron origen a la masacre El Junquillo, encontramos las siguientes:

  • Destruir las bases de las guerrillas en su totalidad.
  • Operativos de tierra arrasada con el fin de eliminar la población, considerada como colaboradores de los revolucionarios.
  • Conflictos bélicos entre el FMLN, Guardia Nacional y Defensa Civil.
  • Desarrollo de la guerra civil en El Salvador.
  • Búsqueda de la igualdad social, derechos humanos y eliminación de la represión.

Desarrollo de la masacre

Entre el 3 y el 11 de marzo de 1981, soldados pertenecientes al destacamento militar de Sonsonate acudieron a un operativo en El Junquillo;  donde permanecieron por más de 7 día, peinando la zona, por supuesta presencia de guerrilleros. De acuerdo con los sobrevivientes, los efectivos militares iniciaron disparando con morteros desde cerros cercanos el 12 de marzo en la mañana; pasados un poco más de 10 minutos, los soldados se apersonaron al cantón El Junquillo, invadiendo las casas de los pobladores.

Con el bombardeo, muchos de los habitantes murieron instantáneamente, sin embargo, para asegurar la misión, encendieron en fuego las viviendas; también, mataron a los animales y todo el alimento que hallaron se lo apropiaron. Fueron vistos por algunos vecinos de zonas aledañas, quienes tuvieron que huir al ser atacados con armas de fuego. 

Versión de los sobrevivientes de la masacre El Junquillo

El informe de la Comisión de la Verdad establecida a partir de la firma de los acuerdos de paz, expone que existen pruebas suficientes que implican a efectivos militares en la masacre El Junquillo; pertenecientes al destacamento n-6 de Sonsonate que no fueron investigados por la Fuerza Armada, el Poder Judicial y el Gobierno. Para corroborar de forma legal su implicación en el asesinato de la población civil de El Junquillo.

Dentro de los hechos, se encuentran implicados integrantes de Defensa Civil pertenecientes al municipio Cacaopera; quienes de acuerdo con los familiares de las víctimas, asesinaron a niños, hombres y mujeres el 12 de marzo de 1981. Los cuales actuaron conjuntamente con miembros de destacamento militar de Sonsonate; de acuerdo con familiares y vecinos, ambos son cómplices y culpables de los hechos.

Justicia para sobrevivientes de la masacre

Hasta la fecha, los familiares de las víctimas y demás sobrevivientes piden justicia ante la masacre sucedida hace más de 30 años; a pesar que miembros del FMLN comunicó por radio lo sucedido a la población de El Junquillo, el gobierno no tomo ningún tipo de medidas. Incluso, se solicitó el esclarecimiento de los hechos a través de comunicados de prensa; pero, no sirvió de nada, puesto que ni el Poder Judicial ni la Fuerza Armada estuvieron interesados en investigar dichos acontecimientos.

Incumpliendo con el deber que tienen las instituciones del estado de llevar los debidos procesos jurídicos y cumplir con el derecho internacional; donde se condenen a los responsables de las causas judiciales e investiga los acontecimientos graves acaecidos para ese entonces. Además, también violó el derecho de la Comisión de la Verdad durante la investigación, al no proporcionar lo relacionado con el operativo militar; lo cual determina la obstrucción predispuesta por parte del gobierno para el no esclarecimiento de los hechos.

Desde el año 1981, lo único que han recibido los sobrevivientes y familiares de las  víctimas fueron unas disculpas; formuladas en 2012 por el ex presidente Mauricio Funes, quien expresó su apoyo al pueblo por todo el sufrimiento vivido durante la guerra civil. Momento en que se suscitaron masacres como la del río Sumpul, El Mozote, El Calabozo, Sacerdotes Jesuitas, etc. Este sería el único acto de reparación, si se le puede llamar de esta manera, que han recibido los salvadoreños.

En marzo del 2012 un alto cargo de las fuerzas armadas en el tiempo del conflicto armado fue deportado por las autoridades estadounidenses, el Capitán Carlos Medina  mencionado en la comisión de la verdad como presunto responsable de dar la orden.

Víctimas de la masacre El Junquillo

De acuerdo con información suministrada por la Comisión de la Verdad, el estado el estado de los cadáveres varó de uno a otro; alguno s fueron encontrados quemados y otros con disparos de arma de fuego en la cabeza, algunos se pueden identificar con los siguientes nombres:

  • Rosa Otilia Díaz
  • Esteban Argueta
  • Francisca Díaz
  • Vicente Argueta
  • Santana Díaz
  • Leopoldo Chicas
  • Juana Díaz
  • Eufemia Sánchez
  • Guillermina Díaz
  • Luciano Argueta
  • María Santos Díaz, menor de 13 años.
  • Filomena Chicas
  • Doroteo Chicas Díaz
  • Transito Chicas
  • Eulalio Chicas
  • Santos Majín Chicas
  • María Argentina Chicas Chicas

Los nombres de los menores no se identificaron, solo las cantidades y sus edades; de quienes se dice le fueron encontradas heridas de bala en la cabeza y de arma blanca en el pecho. Entre ellos se cuentan el siguiente número de víctimas y sus edades:

  • 2 menores de 11 años de edad.
  • 16 menores de 10 años de edad.
  • 6 niños de 12 años de edad
  • 2 niños de 7 años de edad.
  • 1 recién nacido.
  • 1 de 9 años de edad.

BIBLIOGRAFIA CONSULTADA