Maximiliano Hernández Martínez es oriundo de El Salvador, exactamente del municipio San Matías; hoy en día perteneciente al departamento de La Libertad, naciendo el 20 de octubre de 1882. Sus padres fueron Petronila Martínez y Raymundo Hernández; el dictador salvadoreño fue conocido por practicar el vegetarianismo y las ciencias ocultas.

Estudios, carrera y matrimonio

Inició una carrera militar en Guatemala al terminar su educación media en el Instituto Nacional de El Salvador; a sus 17 años de edad regresa al país en 1899 y se une al ejército, época en que Tomás Regalado era presidente. Entre los años 1903 y 1919 recibe múltiples ascensos en cuanto a la jerarquía militar; llegó a ser desde capitán hasta general de brigada, siendo este el último cargo militar que ostentó, el cual le fue otorgado por Jorge Meléndez.

Gracias a su excelente desempeño, le otorgan el cargo de ministro de guerra en el año 1921; 10 años después, inicia su carrera política en el año 1931, optando al cargo de vicepresidente. Finalmente, contrae nupcias con Concepción Monteagudo por petición del ex mandatario Arturo Araujo. De esta unión nacen 8 hijos, de los cuales 1 muere a causa de apendicitis, quien llevó por nombre Maximiliano.

Carrera militar

Maximiliano Hernández Martínez inició su carrera política en el año 1931; cuando es elegido para el cargo de vicepresidente de la república en la administración de Arturo Araujo. Personaje que a posterior traicionaría a través de un golpe de estado; logrando hacerse del poder, el cual mantuvo por más de 10 años. Convirtiéndose en uno de los dictadores de El Salvador.

Muerte de Maximiliano Hernández

Después de realizar varios mandatos presidenciales, se dedica al cultivo de la tierra, época en que se residencio en Honduras; donde le llegó la muerte el 15 de mayo de 1966, a sus 84 años de edad. Siendo la causa de muerte heridas de arma blanca; el autor intelectual del hecho fue Cipriano Morales, quien cometió el hecho en estado de ebriedad.

¿Quién fue Maximiliano Hernández?

Maximiliano Hernández Martínez fue conocido como dictador, militar y uno de los presidentes de El Salvador; cumpliendo funciones como jefe de estado desde el 1 de marzo de 1932. Fecha en que recibió el poder de manos de Andrés Ignacio Menéndez; este periodo presidencial debió terminar el 28 de agosto de 1934, pero, Hernández Martínez decidió mantenerse en el poder. Es así que se convierte en dictador, culminando su mandato el  9 de mayo de 1944; fecha en que entrega el cargo después de presenciar diferentes levantamientos y protestas civiles.

Llegada al poder

Martínez Hernández es elegido vicepresidente durante la administración de Arturo Araujo en 1931; posterior a ello, se convierte en Ministro de Guerra ese mismo año. Momento en que participa en un atentado en contra del mandatario; donde sus principales actores fueron militares y una pequeña representación de civiles. De esta manera se convierten en presidente; siendo designado por el Directorio Cívico, el cual cumplió funciones provisionales.

Logros de gobierno de Maximiliano Hernández

Entre las estrategias del mandato de Hernández Martínez se pueden encontrar las siguientes:

  • La reducción de la delincuencia, lo cual logró usando la fuerza, basándose en la ley 41.
  • Reformas en la constitución de 1944, donde se permitió el voto femenino.
  • Creó el Banco Hipotecario, el Banco Nacional de Reserva, la Ley Agraria y las Instituciones crediticias.
  • Creó un reglamento para el Escudo de Armas.
  • Destinó una partida para la construcción de la Carretera Panamericana.
  • Pagó en su totalidad la deuda externa.
  • Disminución de la deuda de pequeños y medianos terratenientes.
  • Aplicó medidas a favor de los productores de algodón, azúcar y café.
  • Implementó medidas para depurar la tesorería nacional.
  • Creó la Ley Por El Bien de La Familia.

Aspectos negativos del mandato

Un año después de recibir el poder, en 1932, se da el levantamiento campesino; todo en medio de un ambiente de tensión, causado por las medidas del gobierno reinante. La cuales afectaron la tenencia de la tierra por parte de los campesinos e indígenas; donde estos sufrieron los ataques del ejército salvadoreño. Quienes asesinaron a más de 24.000 indígenas, entre ellos Feliciano Ama, quien fue en vida el líder de la insurrección. Estos hechos ocasionaron la desaparición de la cultura pipil en El Salvador.

En el proceso también fueron asesinados algunos integrantes del Partido Comunista Salvadoreño; como fue el caso de Farabundo Martí, personaje que también lideró un levantamiento insurrecto el mismo día. Con la diferencia que fue apresado antes de poder participar, pero de igual forma sus compañeros de partido lo llevaron a cabo; de forma que se establece un estado de excepción y se restablece una supuesta tranquilidad en el país.