Métodos europeos usados durante la conquista de América

Entre los Métodos europeos usados durante la conquista contra los aborígenes. Podemos mencionar con mayor énfasis el brutal trabajo forzoso, que contribuyó notablemente a la disminución de la población. Sin contar con las enfermedades que estos trajeron a América, las cuales causaron grandes estragos.

Se calcula que la población indígena antes de la llegada de los conquistadores, oscilaba entre 40 y 50 millones de habitantes en el año 1400. Para el año 1800, entre nativos, negros y conquistadores, se había reducido a unos 18 millones. Los españoles contaban con el uso de armas; artillería pesada que se ayudaba con el uso de los caballos; además el uso de la pólvora, todo esto, contribuyó  a someter a los aborígenes.

¿Algunos Métodos europeos usados durante la conquista de Améria?

Los pobres nativos solo utilizaban sus armas líticas a base de piedra, flechas y escudos de cuero. Pero a pesar de las ventajas de los europeos. Los indios contaban con el conocimiento de sus territorios palmo a palmo. Además de que superaban en mucho el número de hombres. Es decir sus ejércitos eran mucho más nutridos.

Publicidad de Google AdSense

Una de las razones que favorecieron altamente a los conquistadores. Fue que en un principio los nativos creyeron que los conquistadores, eran dioses que habían partido con la promesa de regresar.

Quetzalcoatl y el dios Viracocha 

Tal es el caso del dios Quetzalcoatl entre los aztecas y el dios Viracocha entre los pueblos andinos. Al pensar que sus dioses habían regresado para defenderlos de enfermedades y otras inclemencias. La resistencia por parte de éstos fue menor.

Ademá, la aparición del fuego, el paso de algunos cometas, el descubrimiento de los espejos etc… pusieron en duda a los indígenas y los llevaron a la diatriba de si resistían o no a los nuevos visitantes.

En un principio llegaron a pensar que caballo y hombre, eran una sola entidad. Los indios por su ignorancia, eran seres muy supersticiosos.

Publicidad de Google AdSense

Todas estas supersticiones, contribuyeron a que los indígenas de alguna forma justificaran y aceptaran su derrota. Además se asustaban con la presencia de los negros, que era una raza desconocida para ellos.  Los catalogaban como personificaciones del mal hasta darse cuenta que al igual que ellos, eran también abusados y maltratados.

Además existía una rivalidad entre las mismas poblaciones indígenas, quienes tenían diferentes lenguas; diferentes dioses, diferentes costumbres, diferentes creencias. Todo esto trajo como consecuencia que se dividieran entre sí en vez de haberse unido para combatir al extranjero. Por el contrario, muchas veces se aliaban con ellos para contribuir a su propio exterminio.

Hernán Cortés y Francisco Pizarro

En efecto, tanto Hernán Cortés como Francisco Pizarro, contaron con grandes ejércitos de nativos para lograr la victoria sobre otro grupo de nativos a quienes consideraban enemigos. De toda esta reyerta, los conquistadores supieron sacar buen provecho para proclamarse vencedores en sus batallas. Entonces, engañaron a los contribuyentes con promesas de algunas recompensas.

La gripe y la viruela, eran enfermedades desconocidas en América. Los nativos no tenían métodos para combatirlas. De hecho, se les hizo creer que estas enfermedades eran castigo de  los dioses por oponerse a ser sometidos a los requerimientos de ellos. En todo caso, indio que se rebelaba, era sometido a pena de muerte para intimidar aún más la población.

Entre los Métodos europeos que utilizaron para el sometimiento al trabajo, podemos mencionar: La mita, la encomienda y el yanaconazgo.

La encomienda

La encomienda consistía en agrupar un lote de indios, y ponerlo a merced de un jefe  llamado “encomendero” quien por todo pago a su trabajo forzado, recibía de éste ropa, alimento e instrucción católica para la salvación de su alma. Quien no se sometiera a este “encomendero”, era duramente castigado y desprovisto de toda protección, en casos extremos eran azotados y o ajusticiados.

En algunos casos, fueron de tal magnitud los abusos por parte de los “encomenderos” que las protestas llegaron a oídos de la corona, como fue el caso de fray Bartolomé de Las Casas, quien puso sus quejas a la corona para que tomara las medidas pertinentes y la destitución o destierro de los mismos. Podemos citar el caso de Lope de Aguirre, conquistador que fue mandado a azotar en una plaza pública por órdenes de un juez.

La mita

La mita, esta modalidad consistía en administrar la forma de trabajo para los nativos de la siguiente manera, Se reunían un número determinado de trabajadores que efectuaban sus jornadas desempeñándose en labores doméstica durante  15 días consecutivos, de tres a cuatro meses como pastores y diez meses como mineros. Después de recibir su pago, tenían que esperar un tiempo para ser contratados nuevamente.

Los mitayos, trabajaban en la construcción y  reparación de templos, en las minas y como agricultores, durante el lapso que estuvieran cesantes, eran proveídos de alimento y bebida, así como también de  vestimenta, después del descanso en sus aldeas compartiendo con sus hijos, volvían nuevamente a sus trabajos.

El yanaconazgo

El yanaconazgo, era también una institución  o método introducido en América por los españoles,  que se encargaba de elegir servidores en las aldeas, pero estos quedaban a merced de su jefe y perdían todo vínculo con sus familiares quedando sujetos a la esclavitud perpetua y a ser confinados a trabajos forzados también de por vida. Faltando el hombre de la casa, quedaban las mujeres y los niños desprotegidos y a la merced de los colonizadores.

El yanaconazgo, era una modalidad de las más injustas, ya que los trabajos no eran remunerados, prácticamente el personal era reclutado entre los perdedores de un enfrentamiento y sus familias eran tomadas para diferentes destinos, desmembrando así todo nexo de parentesco. Esta institución era por demás cruel ya que no volvían a encontrarse nunca más en la mayoría de los casos.

Según la ley española, los indios eran “Hombres libres y vasallos de la corona española como cualquier otro español”, sin embargo esto no era la realidad, puesto que la libertad de los indios, estaba totalmente restringida, y el supuesto pago, no les era realizado nunca, sino que tenían que conformarse con recibir el escaso sustento a criterio de sus amos.

Una asamblea general  efectuada a instancias de la corona española, pretendió terminar con esta especulación, pero no tuvo éxito.

Acerca del autor
Comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *