La mitología celta es el conjunto de creencias religiosas transmitidas de generación en generación a través de diferentes relatos;  los cuales por lo general se encontraban en forma de leyendas y mitos relacionados con los pueblos que habitaron el continente europeo en la antigüedad.

Origen

El origen de la mitología celta se desarrolla a partir de las tradiciones orales que se transmitieron de generación en generación; la cual se distribuyó entre los pueblos del norte de España, Irlanda, Francia y Gran Bretaña, quienes ocuparon la zona en el siglo V durante el cristianismo. Quienes elaboraron una serie de leyendas que contenían mujeres hermosas, monstruos, héroes y dioses; los cuales, por lo general se difundían en la corte, donde los monjes cristianos fueron los primeros en recopilar las historias en el periodo medieval.

Aunque dichos relatos ya habían sido contados desde la Edad de Hierro. En su mayoría, muchas de las historias se relataron de la propia boca del rey Arturo; quien expuso que fuerzas sobrenaturales dominaban el mundo. Por lo que los seres humanos debían vivir de la mejor forma posible, tratando de sobrevivir.

En ellas se encuentra muy marcado el renacimiento, simbolismo y la muerte; son conocidos como celtas, el conjunto de pueblos que dominaron la lengua celta, quienes tenían diferentes orígenes. Denominados de esta forma para diferenciar a pueblos de variadas tradiciones.

Características de la mitología celta

 Entre las características de la mitología celta, encontramos lo siguiente:

  • Se basó en el politeísmo, haciendo uso de múltiples dioses.
  • Tenían una clasificación para los dioses.
  • Plena confianza en el renacimiento.
  • La vida se planteó de manera simbólica.
  •  La muerte era vista como parte de la vida.
  • Los dioses se identificaron con nombres romanos.
  • Se transmitió de forma oral.
  • Utilización de seres sobrenaturales.

Historia de la mitología

La mitología celta se desarrolló a partir de la Edad de Hierro (1200-400 a.C) a través de relatos;  puesto que los pueblos celtas no dependían de la escritura, para ellos era más importante mantener vivas las creencias por la vía oral. Por lo que es poco lo que se sabe acerca de dicha cultura, logrando con ello prevalecer en el tiempo; muchos eran los pueblos que integraban la cultura celta, de modo que decidieron identificar a sus dioses dependiendo de la localidad.

Es decir, que los dioses podían variar de un lugar a otro y debido a la cantidad de población, los relatos eran variados;  se puede decir que la mitología celta es una combinación de la religión y la cultura, haciéndola autóctona de los pueblos europeos; sin embargo, su tradición oral fue cambiando con el tiempo, a medida que entraban en contacto con otras culturas.

Dentro de su historia encontramos personajes particulares como los Druidas, un grupo selecto de sacerdotes; actividad que se heredaba de generación en generación, quienes tomaban como vital la relación con los dioses y los rituales. De acuerdo con su mitología, estos Druidas obtenían su poder de la planta conocida como muérdago; además se encargaban de realizar las ceremonias religiosas en los bosques.

Dioses de la mitología celta

Entre los dioses de la mitología celta, se pueden encontrar los siguientes:

  • Epona, responsable de la protección de los caballos y jinetes, conocida como la diosa de la fertilidad de la tierra.
  • Armaethon, dios de la agricultura, encargado del cuidado de los cultivos.
  • Taranis, un dios poderoso que podía volar por los cielos usando un carruaje, identificado como el dios del trueno.
  • Angus, responsable de la parte sentimental de los humanos, dios del amor.
  • Morrigan, diosa de la guerra que cambiaba de forma, transformándose de animal a humana.
  • Arianrod, protectora y diosa de los cielos.
  • Dea Dama, una diosa capaz de albergar 3 divinidades en una sola, conocida como la diosa madre.
  • Belenus, conocido como el dios del fuego.
  • Lugh, experimentado en las batallas y líder nato que representa al dios de la luz y el sol.
  • Bile, el dios supremo y creador de todos los dioses.
  • Dagda, podía quitar y dar vida, con grandes dotes de guerrero, por lo que se conoce como el dios de la sabiduría y la magia.
  • Cernunnos, dios de la lujuria y la fertilidad humana.
  • Dian Cecht, protector de los médicos y dios de la salud.
  • Fornoireos, responsables de las almas de los muertos, dioses de la muerte, la noche y todo lo malo.

Referentes de la mitología celta

Al parecer el estudio de la mitología celta ha sido siempre objeto de estudio, del cual han formado parte diferentes historiadores; entre los cuales destacan los siguientes:

  • Procopio de Cesárea, un historiador Bizantino del siglo VI que también escribió sobre Justiniano;  quien comentó muchas de las leyendas de los galos relacionadas con la Ultratumba. Exponiendo que a pesar del tiempo, la zona ubicada al oeste de la isla de Gran Bretaña se consideraba la tierra de la muerte; puesto que las almas viajaban desde Galia hasta la antigua Britania en búsqueda de marineros fantasmas que los llevasen a su destino.
  • Cornelio Tácito, un historiador romano, por su parte respalda la historia de ultratumba contada por Cesárea; exponiendo que las almas posiblemente salían desde el Cabo Ortegal, donde supuestamente se veía el fin de la tierra, el mar y el cielo. Desde allí se dirigirían hacia las islas del paraíso.
  • Constantino Cabal, escritor que coincidió con Tácito en cuanto a la partida de las almas; puesto que presentó el Cabo Ortegal y el Pico Sacro como los lugares de donde partían las almas para llegar hasta las islas del paraíso. Con esto se demuestran las fuertes creencias celtas que hasta la fecha se mantuvieron vivas.