De la monarquía parlamentaria se puede decir que es un tipo de democracia, donde el rey es la figura, pero no gobierna la nación; un sistema que desplazó a la monarquía absoluta que surgió en la edad media en Europa. Donde el poder ejecutivo y legislativo limitan las acciones del monarca a través del gobierno y el parlamento.    

Origen de la monarquía parlamentaria

Las tendencias filosóficas expresadas por Voltaire, como fue el caso de la ilustración, dan origen a la monarquía parlamentaria; dejando de lado el poder divino que posteriormente se delega en los individuos de una nación. Donde se les otorga a través de la constitución el poder de elegir sus gobernantes, por lo que se limita la toma de decisión del rey;  teniendo su evolución en la Edad Contemporánea, cuando la Revolución Francesa está en pleno apogeo. 

Se puede decir que los ideales franceses y norteamericanos impulsaron el cambio de la monarquía; transformando las ideologías religiosas que a posterior conllevaron a la Reforma Protestante que enfrentó a protestantes y católicos. Estas luchas colaboraron con la extinción o disminución del poder en el rey, instaurando la soberanía del pueblo; siendo Inglaterra, una de las primeras naciones en practicar el parlamentarismo después de separarse de Roma  y romper con las creencias del catolicismo.

Los enfrentamientos religiosos fueron los causantes de la extinción del régimen absolutista; los conflictos políticos que pretendían disminuir el poder del rey, se encontraban en segundo plano. Es así que el periodo de restauración inglesa establece el parlamento que comparte el poder con el rey a partir de 1660. Es por ello que se dice que Inglaterra fue la primera en practicar la monarquía parlamentaria.

Características de la monarquía parlamentaria          

Entre las características que se pueden mencionar en la monarquía parlamentaria, tenemos las siguientes:

  • Tanto los parlamentarios como la figura del monarca se rigen por las leyes constitucionales.
  • El pueblo otorga a través de la constitución el poder ejecutivo y legislativo a ciertos funcionarios.
  • Se organiza en Senado, Cámaras o parlamento, todo depende de la organización de las naciones.
  • La unidad del reino o nación depende de la figura del monarca.  

Organización política de la monarquía parlamentaria

La organización política de la monarquía parlamentaria, se encuentra instituida de la siguiente manera:

  • El rey, representa a la nación como Jefe de Estado.
  • Poder Legislativo, integrado por el parlamento que controla el poder del rey.
  • Poder Ejecutivo, responsable de gobernar la nación, quien se apega a las leyes constitucionales.

Atribuciones de los reyes

Entre las atribuciones de los reyes de la monarquía parlamentaria, encontramos las siguientes:

  • Tiene el derecho de presentar leyes, las cuales pueden ser sancionadas por la cámara o parlamento.
  • Permanece en el poder de modo vitalicio y  sólo puede heredar el trono a sus descendientes.
  • Dirige actos gubernamentales y ceremonias políticas del estado.
  • No participa en las diferencias políticas del estado con otras naciones.
  • Se sostiene económicamente gracias al ejecutivo y al pueblo.
  • Se rige por los estatutos legales de la nación, establecidos en la constitución.
  • Tiene inmunidad y su figura le da la característica de intocable. 
  • Ratifica los decretos y leyes emitidos por el parlamento.

Monarquías parlamentarias

Algunas de las monarquías parlamentarias que se encuentran en la actualidad, encontramos las siguientes:

Reino Unido

El Reino Unido es una de las monarquías más antiguas del mundo, su máximo representante en la actualidad es la reina Isabel II; otro exponente que solo representa pero no gobierna la nación, sino que lo hace el parlamento. Su sistema político se compone de 2 Cámaras, identificadas como la Cámara Alta y la Cámara Baja; donde sus 600 miembros se seleccionan  por medio de elecciones libres. Se puede decir que Reino Unido pasó del absolutismo al parlamentarismo después que se revelasen parte de la nobleza y el clero en los años 1600.

Cabe destacar que los miembros de la Cámara Alta  son seleccionados por el rey, después de escuchar sugerencias del Primer Ministro; cuyo cargo es otorgado a través de elecciones libres y su responsabilidad incluye aconsejar a la reina en la elección de los miembros de la Cámara Alta. Donde se contemplan la participación del arzobispado  y que además no puede desestimar las leyes propuestas por el parlamento.

Luxemburgo

El sistema político de Luxemburgo recae sobre una monarquía parlamentaria que contempla el poder en 2 Cámaras; la primera conocida como Consejo de Estado, conformado por miembros elegido por el duque. Mientras que la segunda se identifica como Cámara de Diputados, cuyos integrantes se seleccionan a través de elecciones libres; el poder ejecutivo recae sobre el monarca, quien cumple con la función de destituir a los parlamentarios. Sin embargo, cumple su rol, acompañado de varios ministros.

Dinamarca

La Casa Real Danesa es la encargada de representar la monarquía de Dinamarca, pero solamente de forma representativa;  su antigüedad data de más de 1000 años y hasta el momento ha posicionado a 50 reyes y 2 reinas. Su actual reina es Margarita II, representa el símbolo del país y además cumple el rol de jefe de estado; aunque solo el título, porque en realidad no toma decisiones políticas ni legales. Su influencia va determinada hacia el medio ambiente, la política exterior, salud, cultura y ayuda humanitaria.

Lesotho

Otra monarquía parlamentaria es Lesotho, ubicado en los alrededores de Sudáfrica, prácticamente es un país dentro de otro país; donde su rey o monarca cumple con el nombramiento de los integrantes de las Cámaras, representadas por la Asamblea Nacional y el Senado. Algunos de sus miembros son designados por el rey, mientras que el resto de ellos son elegidos por el Consejo  de Gobierno. El actual rey se encuentra en el trono desde hace más de 20 años, identificado como Letsie III y se rige por las leyes constitucionales.