Entre todos los lugares turísticos que puedes visitar en el mundo, recomiendo recorrer el Museo de Historia Natural; pues, no solo encontrarás entretenimiento, sino que también enriquecerán su conocimiento.

Siendo este, solo una muestra de los museos de El Salvador; donde combinan la diversión con la ciencia, llevando el aprendizaje a otro nivel. De modo que no dudo en decir que debes planificar unas vacaciones y hacer turismo en el pulgarcito de América, y verás que no te arrepentirás.

Localización 

Para llegar hasta el Museo de Historia Natural, solo debes dirigirte a la ciudad de San Salvador; la cual se encuentra localizada en el departamento de San Salvador. Exactamente, dentro de las instalaciones del Parque Saburo Hirao, donde compartirás con la naturaleza mientras aprendes  ciencias. Su ubicación es inmejorable, ya que se encuentra a tan solo 10 minutos del centro de la ciudad.

Características del Museo de Historia Natural

Las exhibiciones del Museo de Historia Natural se encuentran repartidas en tres salas expositivas; las mismas han sido identificadas como Ecosistemas, Paleontología, Rocas y Minerales. Siendo basados en toda clase de materiales hallados por reconocidos paleontólogos y biólogos extranjeros y salvadoreños; mostrando al mundo entero el patrimonio natural que posee el país, cuyas recopilaciones van desde el pasado hasta el presente.

Este interesante espacio se creó con la finalidad de administrar y preservar las diferentes colecciones Nacionales de Historia Natural; la que comprende muestras de diferentes tipos, destacando las colecciones de ornitología, entomología, ictiología, entre otros. Para mayor impresión del público, también se encarga de administrar el Herbario Nacional de El Salvador; una de las responsabilidades del lugar es resguardar las piezas, muestras y ejemplares que son parte del Patrimonio Natural salvadoreño.

Sus salas son de exposición permanente, abiertas al público de miércoles a domingo; las que podrás visitar entre las 9 de la mañana y las 4 de la tarde. Lo que resulta más interesante de todo es que el Museo de Historia Natural cumple una función  educativa; implementando todo tipo de actividades en sus espacios, todo para impartir conocimiento. Como si fuera poco, cuenta con exposiciones itinerantes y temporales, de esta última destaca la Pieza del Més.

Además de las salas de exhibición, también cuenta con 3 unidades; siendo denominadas: Unidad de Talleres Especializados, Unidad de Colecciones de Historia Natural y Unidad de Servicios Educativos y Museografía. Cada una con objetivos diferentes, pero que están completamente entrelazados; es así que el Museo de Historia Natural se convierte en un centro investigativo científico o totalmente innovador. Punto que debes tomar en cuenta al seleccionarlo como destino turístico.

Recreación en el Museo de Historia Natural

En los espacios del Museo de Historia Natural puedes solicitar visitas guiadas, servicio que presta sus instalaciones; lo que debes tomar en cuenta, pues recibirás toda la información referente a lo que observarás. Cuando te adentres en la sala de Rocas y Minerales, podrás ver diferentes de minerales; algunos de ellos procedentes de varios departamentos del país, entre ellos resalta el ópalo rosado, el que proviene de Santa Ana.

También, observarás las formas rocosas conocidas por todos, como lo son metamórficas, ígneas y sedimentarias; este sector es ideal para aquellos que disfrutan conocer los hallazgos encontrados en zonas naturales. Al salir de allí, debes dirigirte inmediatamente a la sala de Paleontología, uno de los más interesantes, en mi opinión; pues, arroja objetos inigualables, como por ejemplo el molar de un mastodonte y hojas encontradas en rocas sedimentarias.

Otros de los objetos que impresionan el sentido de la vista son: las improntas de ranas y peces; además de una réplica de un cráneo de un tigre dientes de sable, incluyendo otros elementos y fósiles. Algunos de estos elementos fueron encontrados en los departamentos de Cabañas y San Vicente; demostrando que hace 10.000 millones de años, ya, las tierras salvadoreñas habían sido habitadas. No me dirás, que esta información no resulta interesante a tus ojos, imagina ver todos estos hallazgos frente a frente; es aún mejor, la sensación es indescriptible, eso créemelo.

Después de lo anterior, nos encontramos en la sala de Ecosistemas, otro atractivo del Museo de Historia Natural; allí verás como el Parque Nacional San Diego y el Parque Nacional Montecristo se hace presente. Sentirás que te transportas a dichos lugares, ya que, las instalaciones del Museo de Historia Natural recrea dichos espacios; incluso, presenciaras una escenificación de los manglares, obra maravillosa de la naturaleza y que se encuentra presente en El Salvador.

¿Qué más hacer en el museo?

A todo lo anterior le podemos agregar la observación de colecciones referidas a diferentes estudios; a mi parecer las más interesantes son el estudio de los moluscos, reptiles y parte de los mamíferos. Sin embargo, no se puede dejar de lado la colección de botánica, donde se muestras diferentes tipos de plantas; todas ellas sustentadas con material bibliográfico, material didáctico y colecciones emitidas por paleontólogos y biólogos. Los cuales encontrarás en la biblioteca del sitio.

Dentro de las instalaciones del Museo de Historia Natural encontrarás el servicio de actividades recreativas, tanto para jóvenes y niños; también ofrece el servicio de inspecciones paleontológicas y botánicas, así mismo de charlas educativas. Otro servicio que se puede incluir dentro de las actividades del Museo de Historia Natural, son las capacitaciones sobre zoología, paleontología y botánica; así que sí te encuentras dentro de estas áreas profesionales, la visita será de mucha ayuda.

Uno de los mayores atractivos del Museo de Historia Natural, sobre todo para los niños, son las áreas arbóreas; donde conocerás más de 75 especies distintas de árboles. Así mismo, puedes deleitar la vista con los jardines que poseen cascadas y fuentes, algunas con estilo oriental; el paisaje es inmejorable, nadie creería que en estos espacios se encuentra inmerso un museo. Con esto, puedes hacerte una idea de lo extraordinario que será visitar el Museo de Historia Natural.

¿Dónde comer?

Dentro de las instalaciones del Museo de Historia Natural, encontrarás una cafetería, allí podrás consumir algún alimento; si esto no es de tu agrado,en los alrededores del mismo, encontrarás una serie de establecimientos. En ellos puedes perfectamente probar algún bocadillo, incluso, si te apetece, puedes degustar las comidas típicas de la región; además de bebidas y postres, por lo general,prestan buen servicio, y existen locales para todos los gustos. Encontrarás desde los más sencillos hasta los más sofisticados, el costo del menú suele ser variable; existen platillos muy económicos. Todo depende del que elijas, solo debes adecuarlo a tu presupuesto y no tendrás inconvenientes. 

Buen hospedaje

Si planeas pasar más de un día en San Salvador; entonces, después de visitar los espacios del Museo de Historia Natural, debes seleccionar uno de los hoteles y hostales que se encuentran en la ciudad. Son muchos, eso créelo, todos ellos excelentes establecimientos, con buenos precios, cómodos y un ambiente cordial; a esto súmale su ubicación geográfica, y sabrás que has hecho una excelente elección. Los locales se ajustan al presupuesto de los visitantes, todo depende de las exigencias de cada turista.  Además, siempre puedes encontrar alguno que se encuentre cercano al Museo de Historia Natural.

Seguridad en el Museo de Historia Natural

Cuando lo visitantes necesitan sentir seguridad, El Salvador lo hace posible, poniendo a tu disposición el servicio POLITUR; el cual puedes utilizar si decides visitar el Museo de Historia Natural, además de otras zonas turísticas. Esto, gracias a que los agentes cuentan con todo el equipamiento requerido para llevar a cabo actividades turísticas;  el único requisito para solicitar el servicio es presentar una carta ante los entes pertinentes; debes tener en cuenta dicha acción debe ser ejecutada una semana antes del recorrido. Además garantizar la alimentación del personal, del resto, el servicio es totalmente gratuito.

¿Cómo llegar al Museo de Historia Natural?

Si viajas en bus, encontrarás las rutas que suelen recorrer la zona; entre estas, puedes tomar la 12 y l 2, también encontrarás los microbuses, pertenecientes a la ruta 11B. Ellas tienen como destino San Jacinto y el Zoológico Nacional, estos serán tus puntos referenciales.

Por si deseas llegar en automóvil, no te preocupes, las instalaciones del Museo de Historia Natural tienen parqueadero; solo debes pagar el costo del mismo, y el vehículo estará bien cuidado.

Historia del Museo

Dicha institución fue fundada el 12 de febrero de 1976, sin embargo, su origen se remonta al decreto de creación del museo nacional; hechos acaecidos el 16 de octubre de 1883, donde se divide el mismo en 2 departamentos. El primero de Antropología y el segundo Ciencias Naturales, es así como se separan por órdenes del Ministerio de Educación; convirtiéndose este último en el Museo de Historia Natural, creado con la finalidad investigar la biodiversidad biológica. Además de resguardar la riqueza natural salvadoreña, abarcando colecciones relacionadas con los recursos naturales.

Es importante destacar, que el establecimiento se encuentra dentro de las instalaciones del Parque Saburo Hirao; cuyo nombre es en honor a uno de los gestores japoneses que contribuyó con una donación, para hacer realidad el establecimiento.