Si eres de esos que aman viajar por el mundo y aprender sobre nuestros antepasados; entonces debes visitar los Museos de El Salvador, donde conocerás no solo la cultura y tradiciones salvadoreñas, sino también algo de historia. Muestra de ello es el Museo de Nacional de Antropología, espacio admirable que recorre el periodo prehispánico y la actualidad. Siendo el lugar ideal para hacer turismo El Salvador.

Localización del espacio

Para recorrer los senderos del Museo Nacional de Antropología “Dr. David J. Guzmán”, simplemente debes llegar al departamento de San Salvador; en su ciudad capital hallarás una hermosa estructura que alberga la historia de culturas antiguas. Dedicado a los amantes del pasado histórico de las generaciones.

¿Qué se sabe a cerca del Museo Nacional de Antropología?

Actualmente el Museo Nacional de Antropología es considerado uno de los museos más grandes a nivel estatal; su creación se la debemos al presidente Rafael Zaldivar, quien fundó dicha institución el 9 de octubre de 1883. En varias oportunidades, la institución sufrió cambios en su nombre, para el año 1902 fue llamado Museo Científico, Agrícola e Industrial; mientras que en  1913, por decreto presidencial pasó a llamarse Museo Nacional e Instituto de Historia Natural.

El antiguo Museo Nacional de Antropología se inauguró en las inmediaciones de la Finca Modelo, justo el 1 de agosto de 1904; pero, de acuerdo con un decreto del presidente Manuel Enrique Araujo fue extinguido, siendo sustituido por el Instituto de Historia Natural. Al ser desplazado, decidieron anexarlo a la Facultad de Química y Farmacia de la Universidad Nacional 8 años después. Para 1927, el Museo Nacional de Antropología estaba de regreso, pero esta vez siendo ubicado en los Pabellones del antiguo Hospital Militar; hechos ocurridos por otro decreto presidencial a cargo de Carlos Meléndez.

Inicialmente las instalaciones del Museo Nacional de Antropología contenían una sección de bellas artes, antigüedades e historia; además de productos minerales, manufacturados, botánicos y de zoológicos. La distribución del espacio se basó en 1 biblioteca, 1 unidad de investigación y la distribución de las colecciones; de esta forma fueron distribuidos los espacios de dicha instalación. Su nombre viene dado, gracias a su primer director, el Dr. David Joaquín Guzmán, nombre con el que lo reconocemos en la actualidad.

El Museo Nacional de Antropología que conocemos hoy en día abrió sus puertas a los visitantes el 9 de noviembre del año 2001; pero, fue inaugurado, dos años antes, exactamente el 21 de mayo de 1999, bajo la iniciativa del entonces presidente Armando Calderón Sol.

¿Qué ver en el Museo Nacional de Antropología?

Si eres amante de la historia, entonces debes visitar el Museo Nacional de Antropología; el cual se encuentra dividido en 5 interesantes salas. Siendo la primera en visitar, la sala introductoria, es allí, donde conoceremos el patrimonio cultural salvadoreño; además de su identidad nacional y lo que en realidad significa la antropología. Esto, para que puedas empaparte del sentir salvadoreño, antes de iniciar la aventura que representa recorrer los espacios de la galería.

La primera que encontrarás es la sala 1, identificada como “Migración y Arraigo”; allí observarás de forma temática el proceso de migración sufrido por los salvadoreños. Poniendo de manifiesto a la mujer como elemento importante en el proceso migratorio; el cual dejan ver desde el periodo prehispánico hasta la actualidad. El tema se desarrolla de forma secuencial, iniciando con el poblamiento del Continente americano; seguido por las influencias recibidas en El Salvador prehispánico. Después de ello, verás emerger el proceso de conquista, colonización e independencia vividos en el país.

Que mas ver

Finalmente, llegarás a una Galería que muestra los salvadoreños en el exterior, es así que culmina el paso por la sala 1; al finalizar este recorrido, nos encontramos con la sala 2 “Asentamientos Humanos”. Allí es donde encontraremos los datos más interesantes, ya que deja ver el proceso de aparición y evolución de las primeras culturas precolombinas americanas. También se abre paso el proceso de colonización y los cambios sociales y culturales de la región.

Acto seguido, hace su aparición la sala 3 “Agricultura”. Lugar, donde se ponen de manifiesto los productos agrícolas mayormente producidos en periodos antiguos;  así como también los instrumentos y procesos agrícolas utilizados para explotar la tierra, todo planteado desde el pasado hasta el presente.

Como ves, el material del Museo Nacional de Antropología se encuentra bien detallado cronológicamente; enlazando los temas de cada sala de forma muy singular. Comento esto, porque en la sala 3, cuyo nombre es Producción Artesanal, Industria e Intercambio; encontrarás, como pasan de los procesos agrícolas manuales a la parte más tecnificada; aquí es donde se observan los avances tecnológicos que permitieron crear nuevos procesos de producción.

Más opciones para disfrutar del Museo Nacional de Antropología

Siempre hay algo interesante que observar en el Museo Nacional de Antropología, pues las anteriores no eran la únicas exhibiciones; ahora recorreremos la sala 4, bautizada con el nombre “religión”. Tema que no puede faltar cuando hablamos que las primeras civilizaciones; pues, recordemos que nuestros aborígenes tenían creencias religiosas muy arraigadas. Por lo que esta sala hace mención del catolicismo, además de exponer la época colonial en un marco religioso; pasando inmediatamente a la evolución de la religión en la época contemporánea.

La sala 4 deja ver las diferentes religiones que se han puesto de manifiesto con el paso del tiempo; llegando a interpretar los aspectos religiosos en el periodo prehispánico, donde las colecciones arqueológicas hablan por sí solas.  Entre las piezas que sobresale en la colección arqueológica están: Xipe Tótec, considerada una de las deidades más importantes del  periodo posclásico; también verás el Perrito con Ruedas, una pieza de cerámica encontrada en los años 50.

Así mismo, las instalaciones de la galería resguarda a Estela de Tazumal, también conocida como “Virgen del Tazumal”; todas estas piezas fueron recabadas y reconocidas gracias a la labor de prestigiosos arqueólogos. Cabe destacar que el espacio presta servicios de visitas guiadas, de forma que la información llegue completamente a los visitantes; incluso puedes hacer uso de la biblioteca, como si fuese poco, también prestan un servicio de alquiler de espacios.

Para los amantes de la lectura, ponen a su disposición la Librería de la Dirección de Publicaciones e imprenta; dejando claro con ello que no estarás desinformado en ningún momento, aún hay espacio para presentar la colección de estampillas. Presentada en la sala Filatélica, ideada para los admiradores y coleccionistas de estampillas; como si fuera poco, también puedes acudir a la sala 5, donde verás emerger de repente las Culturas Precolombinas de América.

Deliciosa gastronomía

De seguro, después de realizar el recorrido por las instalaciones del Museo Nacional de Antropología, tu apetito irá en aumento; lo que no debería preocuparte en absoluto, ya que en las inmediaciones del museo encontrarás un encantador Bistro; donde podrás degustar un excelente menú, muy variado, planeado para todos los gustos. Podrás degustar desde platos de mariscos, bebidas espumantes y comidas muy tradicionales; todas ellas con cómodos y accesibles precios, pensando en el presupuesto de los visitantes.

Hospedaje en el Museo Nacional de Antropología

Recordemos que el Museo Nacional de Antropología se encuentra ubicado en San Salvador, ciudad hermosa por excelencia; así que después de adentrarte en el museo, siempre puedes caminar por sus calles y conocer el resto de los atributos turísticos que ofrece el lugar. Para ello, necesitarás donde pasar la noche, así que puedes elegir cualquiera de los hostales y hoteles que se encuentran en la zona; edificaciones que prestan un excelente servicio, además de ser cómodos,  confiables y bastante económicos.

Seguridad completamente garantizada

Para mayor confianza de los turistas, el Ministerio de Turismo pone a su disposición el servicio de POLITUR; personal encargado de realizar el acompañamiento que requieran los visitantes. Los mismos poseen todo tipo de indumentaria requerida para las visitas guiadas, en caso que decidas visitar zonas montañosas; incluso, para la actividad de acampada, puedes solicitar el servicio. No importa el tipo de actividad que desees realizar, ellos serán tus acompañantes, si lo decides. El único requisito es hacer la solicitud con una semana de anticipación, así como también garantizar la alimentación de los agentes.

¿Cómo llegar al Museo Nacional de Antropología?

Para los que viajan en bus, las opciones son variadas, ya que podrán tomar las rutas 42, 30-B y 101, las cuales te dejaran en frente del Museo Nacional de Antropología; si no deseas retornar en bus, entonces puedes hacer uso de los puntos de taxis. El costo del pasaje es accesible en cualquiera de los casos, por lo que no es un tema que te pueda preocupar.

Si viajas en automóvil, entonces debes dirigirte a la Avenida Revolución, al final de la calle te encontrarás con una imponente edificación; lo que quiere decir que has llegado al Museo Nacional de Antropología. En caso que te preocupe la seguridad del vehículo, no temas, puesto que la galería posee parqueadero; así que podrás dejarlo allí con toda tranquilidad.