El neolítico es una de las etapas por las que pasó el hombre durante la edad de piedra; donde se establece en comunidades sedentarias al poner en práctica la ganadería y la agricultura. Se ubica antes de la etapa de los metales y después del mesolítico hace más de 10.000 años; caracterizada por el desarrollo de habilidades e introducción de nuevas costumbres y tradiciones en su modo de vida. Además se le ubica como uno de los últimos períodos evolutivos en la edad de piedra, por lo que se conoce también como la revolución neolítica.

Cronología del neolítico

La etapa del neolítico se desarrolló en fechas distintas en todos los sectores del planeta; es así que los especialistas parten de las siguientes fechas:

  • El inicio del neolítico  se fecha partir del año 8.500 a.C en Oriente Próximo; posteriormente se extendería a Asia, Europa, Oriente Medio y Egipto, zonas que pasarían de recolectoras y cazadoras a ser productoras.
  • Mientras que en el año 7.500 a.C comienza en Nueva Guinea y China.
  • Para el año 7.500 a.C, zonas de África reciben influencia de Asia para desarrollar la actividad agrícola; aunque también se piensa que cultivaron plantas locales, por lo que no dependieron de otros para comenzar el cultivo.
  • Por su parte, Europa comenzó el proceso agrícola entre los años 6.000 y 3.500 a.C, teniendo influencia de Oriente Próximo.
  • En cuanto a Sur y Centro América (Mesoamérica), la etapa agrícola se fecha hace 5.500 años.
  • América del Norte fue uno de los sectores que más tardó en desarrollar el proceso de cultivo; el cual de acuerdo con los historiadores se fecha a partir del año 4.500 a.C.

Características

Entre las características del neolítico, podemos encontrar las siguientes:

  • Piedras pulidas y moldeadas utilizadas en la elaboración de herramientas.
  • Se desarrolla la domesticación de animales.
  • La producción agraria colabora con el sedentarismo, avanzando en el modo de vida.
  • Se desarrolló por etapas, conocidas como neolítico inicial, medio y final.
  • Se inició aproximadamente en el año 10.000 a.C.
  • Sus etapas permitieron alcanzar el desarrollo de las artes, ganadería, cerámica, alfarería y arquitectura.
  • Se identifica como el periodo de revolución que llevó al hombre a mejorar sus formas de subsistencia.
  • Se estableció antes de la Edad de los metales.

Etapas del neolítico

Entre las etapas que se desarrollaron en el neolítico, podemos destacar las siguientes:

Neolítico inicial

Se desarrolló entre los años 6.000 y 3.500 a.C, sus características no son muy diferentes del paleolítico superior; enfrentaron los cambios climáticos que posteriormente colaboraron en el desarrollo de actividades económicas. Inicialmente, fueron horticultores, domesticando plantas locales, gracias a la observación que permitió el salir de las cuevas; esto ayudó al sedentarismo y la necesidad de agua para los cultivos los ubicó cercanos a los ríos. Para este momento, la cantidad de aldeas era reducida, aun se encontraban en proceso de expansión.

Neolítico medio

El neolítico medio se llevó a cabo entre los años 3.000 y 2.800 a.C, produciendo mayores asentamientos; donde viven en chozas que les permiten hacer contacto con otras tribus o clanes. En el neolítico medio se construyen herramientas de vidrio volcánico, huesos y piedra pulida, al mismo tiempo se abre paso la agricultura; también, incluyen la alfarería acanalada como uno de sus avances, desarrollando implementos del hogar. Por estas razones, el neolítico medio es considerado como la etapa álgida del hombre.

Sin embargo, los historiadores concuerdan que después de mostrar un gran desarrollo evolutivo, el neolítico ubicado en Italia y Suiza sufrió un estancamiento; retrocediendo a la vida nómada gracias a sequias inexplicables en las áreas de asentamientos; por lo que tuvo que desplazarse a Cataluña, donde continuaron con el proceso agrícola y ganadero.

Neolítico final

El neolítico final se estableció entre los años 2.800 y 2.300 a.C, periodo breve, donde se continuó el estilo de vida sedentario; el mismo el espacio de tiempo que dio vida a la edad de los metales. Se puede decir que fue el periodo de transición antes de lograr un proceso evolutivo más tecnificado.

Sociedades

Como en el resto de las fases de la edad de piedra, esta se dio progresivamente y vino dada gracias al cambio climático;  de allí que desaparezcan los grupos cazadores y recolectores, pues algunos animales de gran tamaño también desaparecieron. Por lo que generaron nuevas formas de subsistencia, entre ellas la agricultura y la ganadería; lo que les permitió crecer poblacionalmente y domesticar animales que colaboraron en el trabajo diario.

Los materiales usados en la construcción de viviendas cambio de madera a adobe, instaurando desde pequeñas aldeas hasta ciudades; por lo que tuvieron que implementar el sistema de riego que ayudaría a la producción de la cosecha. La pirámide social surge a través del trabajo y la cantidad de riquezas acumuladas; características que debía poseer un jefe, de esta manera surgen los encargados de dirigir los clanes. Cargo que era heredado de generación en generación, puesto que era un derecho adquirido.

En segundo lugar, se encontraban los tejedores y artesanos, considerados importantes por la labor realizada; puesto que de ellos dependía parte del comercio y la elaboración de las vestimentas. Mientras que en el último escalafón de la jerarquía social se encontraban los ganaderos y campesino; como ven, el trabajo determinó la posición social que tenían los habitantes dentro de las tribus.

Las actividades de tala, caza, cosecha, siembra, domesticación de animales, elaboración de herramientas y pesca era realizada por los hombres; mientras que el tejido, alfarería y cerámica por las mujeres. Haciendo de esto un arte, aunque considerado poco sofisticado, pues era de barro, con lo que elaboraron vasijas.

El comercio se hizo frecuente debido al contacto con otras tribus, realizado a través de trueques; la vida neolítica mejoraría con la llegada de la edad de los metales, etapa que presenta otro avance para la primera especie humana. Quienes se convirtieron en los antepasados de las civilizaciones que conocemos como culturas precolombinas de América.