Papas que estuvieron a favor de la conquista de América

En el año 1493, El papa Alejandro VI, tuvo el privilegio de encabezar las bulas alejandrinas, donde se les concedía a los reyes católicos de España el derecho de conquistar y evangelizar al nuevo continente mediante cuatro documentos, a  favor de Fernando e Isabel.

¿Cuáles fueron los papas que estuvieron a favor de la conquista de América?

Estos cuatro documentos tienen las siguientes data: Breve Inter Caetera día 3 de mayo, Bula Menor Eximiae Devotionis día 3 de mayo, Bula Menor Inter Caetera 4 de mayo y Bula Dudum Siquidem día 26 de septiembre, todas del mismo año (1492)

El Breve Inter Caetera, fue redactado  durante el mes de abril y enviado a la península a los reyes católicos el 17 de mayo, quienes la enviaron al papa a través de su embajador en Roma, nuevamente para conseguir una bula mejor. Lo que dio origen a la creación de una nueva bula la cual fue reenviada a Cristóbal Colón el día 4 de agosto de 1492.

En esta bula se precisa que se concede el dominio sobre las tierras descubiertas, y tierras por descubrir en las islas y tierra firme del mar Océano a la corona española. El papa como vicario de Cristo, tenía la potestad de emitir ésta bula con el firme propósito de evangelizar a los infieles nativos.

Esta resolución papal concede a los reyes  derechos sobre señoríos, castillos, ciudades, lugares y villas con sus respectivas jurisdicciones y desconoce a cualquier otro emancipador que no estuviera autorizado por la corona española. Cualquier otro país o personaje  que no tuviera tal licencia quedaba excluido por el papa de tal labor.

Según el vaticano, era urgente y absolutamente necesaria la evangelización, y así con que “los fines justifican los medios” fue la excusa perfecta para arrasar con todas las creencias indígenas e imponerles por la fuerza la religión católica para salvar sus almas. Fue cuando el papa escribió los reyes católicos de España el siguiente enunciado:

 

“Nos, que aunque indignos, ejercemos en la tierra el poder de Nuestro Señor…consideramos sin embargo que los indios son verdaderos hombres y que no solo son capaces de entender la fe católica, sino que, de acuerdo con nuestras informaciones, se hallan deseosos de recibirla.”

¿Cuáles fueron los factores que la misión conquistadora?

Este razonamiento empuja al vicario a emitir una nueva bula papal basándose en que si los indios eran considerados como no pertenecientes a la raza humana, y por lo tanto carecerían de alma, ¿para qué iban a recibir una instrucción religiosa si no tenían nada que salvar?

Es decir que para poder justificar la evangelización, primero había que aceptar que eran verdaderos seres humanos dignos hijos de Dios. Por tal motivo al ser ignorantes de la fe católica, tenían la obligación de instruirlos para que pudieran entonces ser salvos ante Dios.

Empero la necesidad de esta bula papal, era más imperiosa para los reyes de España. Para ellos fue la mejor excusa para permitirse la intromisión dentro de éstas cultura y arrolladoramente devastar cuanta creencia no fuera compatible con la iglesia católica y sus intereses y los de la corona.

O sea que los conquistadores europeos, tuvieron entonces carta abierta para someter a todos los pobladores primitivos y en el nombre de Dios y con la venia de la Iglesia Católica, Apostólica y Romana, cometer los más abominables crímenes de guerra desigual para  despojarlos de sus creencias, de sus tierras y de su identidad.

En una visión más reciente y de absoluta conciencia por parte de la iglesia, ha habido papas que se han revelado contra este comportamiento injusto y han clamado al cielo perdón por los pecados cometidos en el nombre de Dios.

Recientemente el papa Francisco (Jorge Mario Bergoglio)  de nacionalidad argentina, pidió perdón por “Los crímenes cometidos por la iglesia durante la conquista de América”. También manifestó que se habían cometido graves pecados contra los pueblos originarios y que había llegado el momento de un cambio ante un “sistema que no aguanta”

Santa Cruz de la Sierra

Cuando el papa llegó a Santa Cruz de la Sierra en Bolivia, empleó un discurso más contundente aún que el día anterior en La Paz y afirmó  con pesar que ya sus antecesores también lo habían reconocido y del mismo modo La Conferencia Episcopal de la América Latina y citó las palabras de Juan Pablo II “Pido que la iglesia se postre ante Dios e implore perdón por los pecados pasados y presentes de sus hijos”

También el papa Benedicto VI a su paso por Brasil en el año 2007, manifestó “no se puede ignorar las sombras que acompañaron la evangelización del continente latinoamericano” y “el sufrimiento y las injusticias infligidos por los colonizadores a las poblaciones indígenas”, estas  palabras las pronunció en el centro expo feria donde presidió en Encuentro Mundial de Movimientos Populares

Dijo también éste vicario de la iglesia de cristo que había que asumir el acuerdo de las tres T (trabajo, techo y tierra) para los trabajadores que se han esforzado toda su vida curtiendo su piel expuesta al sol y aún carecen de las principales necesidades de un ser humano.

Manifestó que desde la época de la emancipación por parte de la iglesia, aún ésta no había hecho nada por liberarlos de la opresión en que vivían y que debíamos orar para salvaguardarnos de esta tercera guerra mundial por cuotas que estamos viviendo.

Durante una hora, el papa escuchó la voz de los indígenas, secundado por un encendido alegato por parte del presidente de la república Evo Morales (descendiente directo de una etnia indígena) en contra de los colonialismos pasados.

No se hizo esperar la respuesta papal “necesitamos un cambio positivo, un cambio que nos haga bien, un cambio redentor. Necesitamos un cambio real. Este sistema ya no se aguanta. Y los más humildes, los explotados, pueden hacer mucho. El futuro de la humanidad está en sus manos.”

No obstante el papa recordó con complacencia que su antecesor  el papa Juan Pablo II (quien fue canonizado recientemente) había también pedido a Dios perdón por los pecados cometidos por la iglesia y los conquistadores en contra de la población indígena.

Acerca del autor
Comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *