Paraguay

Paraguay es uno de los países ubicado en América del Sur entre Brasil, Bolivia y Argentina. Posee una extensión territorial de 407.000 kilómetros cuadrados, con una población que supera los 5 millones de habitantes. La capital de este país es la ciudad es la ciudad de Asunción.

La porción Oriental, la Selva, cubierta de un denso bosque tropical húmedo, prolonga el Mato Grosso y solo presenta elevaciones de escasa altitud. Al Oeste se extiende la planicie del Chalco, marcada por la aridez, donde la principal actividad económica es la explotación maderera.

El campo en el CentroSur, está regado por el río Paraguay, el Paraná y el Pilcomayo, que inundan periódicamente grandes extensiones y originan suelos pantanosos; en esta zona se concentran las principales áreas de cultivo y se dan mayores densidades de población.

La cría de ganado vacuno y la explotación forestal han perdido su importancia tradicional en el sector primario. En beneficio para la nación, la agricultura con siembras de algodón, semillas oleaginosas como la soya, mandiocas, maíz, tabaco, caña de azúcar y arroz generan bastantes ingresos al igual que puestos de trabajo para los paraguayos.

Es notable la producción hidroeléctrica, como por ejemplo, la central de Itaipú sobre el río Paraná, aunque se exporta en su mayor parte a Brasil y Argentina. La actividad industrial es muy modesta, pese a los incentivos concebidos al establecimiento de empresas extranjeras. El comercio exterior, que se desarrolla sobre todo con Brasil y Argentina, arroja un fuerte déficit. En el año 1991, Paraguay constituyó el Mercosur.

Símbolos patrios de Paraguay

Los símbolos patrios paraguayos son: la bandera, el escudo de armas y el himno nacional. Estos en conjunto, enorgullecen a todos los paraguayos dentro y fuera de sus tierras, pues son sinónimo de libertad.

 

La Bandera de Paraguay

La bandera de Paraguay, fue adoptada desde el año 1842 y fue creada en el Congreso General Extraordinario del Parlamento Nacional el 25 de noviembre del mismo año. Está, posee tres colores de igual anchura de manera horizontal, el rojo, el blanco y el azul.

En el centro del espacio blanco, hay un escudo con dos ramas que forman una corona rodeando una estrella. En su parte trasera, la bandera posee otro escudo, pero esta vez, es la imagen de un león con un gorro frigio que dice Paz y Justicia.

Cada color tiene un significado, el rojo, representa la Justicia, el blanco la Paz y el azul, representa la libertad.

Escudos de armas de Paraguay

Los escudos de armas de Paraguay son los utilizados en el pabellón nacional. Uno es el utilizado en el anverso de la bandera y el otro es el utilizado en el reverso, conocido como Sello de Hacienda, el primero es el Sello Nacional.

El día 30 de septiembre del año 1812, el Congreso Supremo de Paraguay adopta el escudo nacional como parte de sus símbolos patrios. Ocho años más tarde, en 1820 aparecieron unos papeles oficiales que certifican que el Dr. José Gaspar Rodríguez de Francia fue su creador.

Himno nacional de Paraguay

El himno nacional de Paraguay es otro de los símbolos patrios de esta nación. El autor de la letra es el poeta uruguayo Francisco Acuña de Figueroa, quien lo culminó y entregó el día 20 de mayo del año 1846. El gobierno paraguayo, ordenó la difusión intensa de éste, en cuarteles militares, en bailes, en escuelas y en todo acto nacional que requiera tocar las estrofas del mismo.

La música del himno nacional de Paraguay se le atribuye a Francisco José Debalí, ya que fue éste quien le puso música al poema escrito por Francisco Acuña de Figueroa. La letra dice así:

 

A los pueblos de América infausto
Tres centurias un cetro oprimió;
Más un día soberbia surgiendo,
¡Basta! dijo… y el cetro rompió.

Nuestros padres, lidiando grandiosos
Ilustraron su gloria marcial.

Y trozada la augusta diadema,
enalzaron el gorro triunfal

Coro

¡Paraguayos, República o muerte!
Nuestro brío nos dio libertad;
Ni opresores, ni siervos alientan
Donde reinan unión e igualdad.

Nueva Roma, la Patria ostentara
Dos caudillos de nombre y valer
Que rivales, cual Rómulo y Remo,
Dividieron gobierno y poder
Largos años, cual Febo entre nubes,
Vióse oculta la perla del Sud,
Hoy un héroe grandioso aparece
Realzando su gloria virtud.

Con aplauso la Europa y el Mundo
La saludan, y aclaman también
De heroísmo baluarte invencible,
De riquezas magnífico Edén.

Cuando en torno rugió la discordia
Que otros pueblos fatal devoró
paraguayos, al suelo sagrado
Con sus alas un ángel cubrió.

 

¡Oh, cuán pura, de lauro ceñida,
Dulce patria te ostentas así!

En tu enseña se ven los colores
Del zafiro, diamante y rubí.

En tu escudo, que el sol ilumina.

Bajo el gorro se mira el león,
Doble imagen de fuertes, y libres,
Y de glorias recuerdo, y blasón.

De la tumba del vil feudalismo
Se alza libre la patria Deidad;
¡Opresores, doblad la rodilla!

¡Compatriotas, el Himno entonad!

Suene el grito: ¡República, o muerte!

Nuestros pechos lo exhalen con fe.

Y sus ecos repitan los montes
Cual gigante poniéndose en pie.

Libertad y justicia defiende
Nuestra patria: ¡Tiranos oíd!

¡De sus fueros la carta sagrada
Su heroísmo sustenta en la lid!

Contra el mundo, si el mundo se opone,
Si intentara su prenda insultar
Batallando vengarla sabremos
O abrazados con ella expirar.

 

Alza, oh Pueblo, tu espada esplendente.

Que fulmina destellos de Dios,
No hay más medio que libre, o esclavo,
Y un abismo divide a los dos.

En las auras el Himno resuene,
Repitiendo con eco triunfal:
¡A los libres, perínclita gloria!

¡A la Patria, laurel inmortal!

Población precolombina paraguaya

El país estaba habitado por pueblos diversos, frecuentemente enfrentados. En el Chalco vivían cazadores, recolectores y pescadores, como los Chané, de la lengua Arawak y el grupo lingüístico guacurú; el pueblo más extendido era el guaraní, agricultor, cuyo enemigo tradicional eran los indios guaicurúes.

Conquista y colonización de Paraguay

En el año 1524, la expedición de A. García desde Brasil llegó a tierras paraguayas, posteriormente, cuatro años después, el viaje de Caboto surcó el río Paraná y Paraguay, para  el año 1535, P. de Mendoza inició la colonización, apoyándose en los guaraníes.

En 1537, se fundó la Asunción, por J. Salazar de Espinoza y posterior potenciación de la ciudad por Martínez de Irala como centro de la conquista del Río de la Plata. Sin metales preciosos, la colonia paraguaya fue rural, basada en la explotación indígena a través de la encomienda.

Las misiones de Jesuitas desde los años 1606 en adelante, se convirtieron en refugio de los guaraníes, lo que suscitó conflictos con los encomenderos durante muchos años. Esto ocurrió desde 1649, cuando explotó la revolución de los comuneros desde 1721 hasta 1735.

La guerra guaraní del 1753 hasta 1756, trajo como consecuencia la expulsión de la compañía de Jesús. En 1777, se creó el Virreinato del Río de la Plata y desplazamiento de la capital colonial a Buenos Aires.

Independencia y régimen de J. G Rodríguez de Francia

La guerra con la junta de Buenos Aires duró tan solo un año, al finalizar en el año 1811, se creó la constitución de una junta en la Asunción. Dos años después, en 1813, se declara la independencia frente a España y Buenos Aires.

Se creó el Consulado, presidido por F. Yegros y J. G Rodríguez. Desde el año 1814 hasta 1840 Rodríguez de Francia se proclamó dictador supremo y estableció el terror tras la frustrada conspiración de la aristocrática criolla en el año 1820; pero aseguro la independencia del país y el aislamiento favoreció la economía.

Los López y la guerra de la Triple Alianza

Carlos Antonio López mantuvo la política de independencia nacional desde el año 1840 hasta el año 1862, aunque inició la apertura al exterior en particular a Europa, aquí se emprendió la construcción del ferrocarril e impulsó el desarrollo industrial.

En el año 1862 hasta 1870, lo sucedió su hijo, Francisco Solano López, que asumió una posición intervencionista en los conflictos de la región; la guerra de la Triple Alianza, Brasil , Argentina y Paraguay contra Paraguay desde el año 1865 hasta 1870 tuvo consecuencias humanas y económicas catastróficas, donde Paraguay, perdió parte de su territorio.

La guerra de la Triple Alianza favoreció la implantación del sistema oligárquico de Liberales y Anticlericales y los colorados que eran conservadores católicos.

  

Guerra del Chaco

Durante la ocupación argentino brasileña se promulgó la constitución liberal de 1870, y empezaron a configurarse las principales corrientes políticas. Desde el año 1880 hasta el año 1904, el General Caballero inició el dominio del partido colorado, que el mismo constituyó. Durante su gestión se expandió la gran propiedad a expensas de la tierra pública y se impulsó la penetración de capital extranjero.

En el año 1904, la revolución liberal apoyada por Argentina y la inestabilidad durante los siguientes años hicieron que culminaran en una guerra civil en los años 1922 y 1923. Aquí, el régimen liberal fracasó en frenar la progresiva invasión del Chalco por Bolivia, lo que conllevó a la guerra del Chalco durante los años 1932 hasta 1935.

La guerra y las demandas populares de reforma agraria propiciaron el golpe del Coronel R. Franco en el año 1936, que abrió una época de intervencionismo militar. La constitución presidencialista del año 1940 favoreció el régimen autoritario del General Moríñigo. En el año 1954, el General Stroessner, apoyado por los colorados, instauró una férrea dictadura en beneficio de la oligarquía agraria.

Década de 1990 hasta la actualidad

El General Stroessner fue derribado por un golpe hecho por el General Andrés Rodríguez en febrero del año 1989, quien se vio confirmado en la jefatura del Estado por elecciones presidenciales.

Las diversas facciones coloradas se enfrentaron por el poder en el año 1992; las elecciones presidenciales del siguiente año, fueron ganadas por el partido colorado con su candidato de nombre Juan Carlos Wasmosy, con lo que los civiles recuperaron el poder.

En el año 1996, hubo un golpe de Estado hecho por el General L. Oviedo fue un fracaso y en el año 1998, Raúl Cubas, del partido colorado, se convirtió en presidente de la república. Un año más tarde, tras la dimisión de Cubas, resultado de una larga crisis política, Luis Gonzáles Macchi fue elegido presidente.

En el año 2000, Oviedo vuelve hacer un nuevo golpe de Estado, que también fracasó, tras verse derrotado, éste empezó a cumplir arresto domiciliario en Brasil y en el año 2002, Raúl Cubas, también exiliado en el mismo país, se entregó a la justicia paraguaya para responder el cargo de fraude contra el Estado.

En el año 2003, Nicanor Duarte, del partido colorado, ganó las elecciones presidenciales. Un año después, Luis Oviedo regresó al país y fue detenido, lo mismo le ocurrió a Stroessner, que estando exiliado en Brasil, se ordenó la captura y extradición del mismo. Luis Gonzáles Macchi fue condenado por enriquecimiento ilícito durante su mandato.

En el año 2008, la victoria en las elecciones presidenciales del antiguo Obispo Fernando Lugo, al frente de una coalición que agrupaba a partidos de izquierda y liberales, puso fin al dominio del partido colorado. Ya en el año 2012, Lugo fue destituido de su cargo y fue sustituido por Federico Franco. Actualmente, el presidente de Paraguay es Horacio Cartes.

Economía de Paraguay

La economía paraguaya se basa fundamentalmente en los sectores agropecuarios y forestales. Durante la década de 1950 el desarrollo económico fue casi nulo; a partir de 1960 se pudo observar un ligero incremento en la tasa anual del producto interno bruto, debido a una expansión de tales sectores.

La zona agrícola está concentrada, fundamentalmente, en cuatro departamentos adyacentes a la Asunción. Los principales cultivos son el maíz, la mandioca, el arroz, las patatas, los agrios, la caña de azúcar, el algodón y el tabaco.

La Ganadería ocupa un renglón importante en la economía paraguaya; destacan las cabañas de ganado bovino, porcino y ovino. La riqueza forestal es significativa, aunque se explote solamente parte de la que puede ofrecer el territorio. Las principales especies son el nogal y el cedro.

Otras actividades industriales son los productos derivados de la caña de azúcar, como lo es la producción de ron y alcohol.

Acerca del autor
Comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *