Parque Arqueológico Cihuatán “primeras civilizaciones”

Uno de los lugares preferidos por los visitantes son los Parques Arqueológicos de El Salvador; zonas que revelan innumerables enigmas del pasado, en cuanto a la aparición del hombre en el mundo. Para ser exactos, existen 8 de ellos en el país,  sin embargo, el día de hoy, recorreremos el Parque Arqueológico Cihuatán. Un sitio que alberga diferentes estructuras de la época prehispánica, convirtiéndose en el área indicada para hacer turismo El Salvador.

Ubicación del Parque Arqueológico Cihuatán

Si deseas conocer a fondo el territorio arqueológico salvadoreño, deberás visitar el Parque Arqueológico Cihuatán; este se encuentra localizado en el municipio de Aguilares en el departamento de San Salvador. Ubicado a tan solo 37 kilómetros al norte de dicho departamento, por lo que es bastante accesible.

Características del área

El Parque Arqueologico Cihuatán es considerado hoy en día, uno de los más grandes sitios arqueológicos del país; esto debido a la extensión de su territorio, hablamos de más o menos unos 3 km2. Además es visto como uno de los sectores más importantes de Centroamérica a nivel internacional; sus espacios están rodeados de diferentes estructuras, las que han sido divididas en 3 áreas de interés. Mucho de lo que encontrarás en la zona, deja ver claramente las habilidades artísticas y costumbres de los que fueran alguna vez sus habitantes.

El mismo está dividido en dos sectores, el primero es llamado Centro Ceremonial Oriente o Acrópolis; identificado de esta forma, al ser una gran plataforma que sostiene otras edificaciones. Mientras que el segundo se conoce como Centro Ceremonial Poniente, un espacio rodeado de murallas, las que forman al final una pirámide.

Su ubicación pareciese estar hecha de forma estratégica, ya se encuentra en una colina; lo que permite apreciar ampliamente el paisaje. Nos referimos a los ríos que la rodean, los que además son cercanos al volcán de Guazapa. Un dato interesante es la procedencia de su nombre; de acuerdo con los especialistas, la palabra Cihuatán proviene de la lengua náhuatl; la que trae a colación un significado muy particular, siendo este “lugar de mujeres”. 

De allí, tanto investigadores como particulares pueden sacar sus propias conclusiones. Si decides visitar sus espacios, puedes hacerlo en automóvil; ya que el sector cuenta con un amplio estacionamiento, siendo resguardado por personal de seguridad. En caso que desees algún refrigerio, puedes tomarlo en la cafetería; después de una buena caminata, puedes hacer un pequeño picnic en las áreas verdes. Con este pequeño preámbulo de la zona, te dejo a la expectativa de que puedes observar al visitar Parque Arqueológico Cihuatán.

Historia del Parque Arqueológico Cihuatán

Hasta el momento las investigaciones han arrojado que el Parque Arqueológico Cihuatán fue habitado por pobladores Maya; después del colapso de esta gran cultura, logró transformarse en una capital regional. Hechos sucedidos entre los años 900 y 1200 d.C; siendo reconocida en un escrito municipal como los vestigios de una ciudad grande y populosa. Las fechas anteriores determinan que su tiempo de ocupación fue bastante breve; lo que pudo ser a consecuencias de las guerras y conflictos de la época.

Las primeras referencias acerca de Cihuatán se dejan ver en el año 1859, gracias a informaciones municipales; sin embargo, no es hasta 1985 que se inician excavaciones para un análisis profundo del sector. Las cuales se ejecutaron con el apoyo del Museo Nacional David J. Guzmán y la Universidad de El Salvador; entre los años 1953 y 1994, el estado adquiere varias hectáreas del lugar. Esto con la finalidad de mantener el espacio protegido, ya que es parte importante de la historia del país.

Atractivos turísticos

Para muchos, la arqueología puede resultar aburrida; pero déjame decirte, que el Parque Arqueologico Cihuatán tiene variedad de actividades para ofrecer.  Sobre todo si eres amante de la historia y gustas culturizarte; el recorrido inicia con una visita al museo de sitio,  un pequeño espacio diseñado para contar las vivencias del pasado. Mostrando, todo lo que presenciarás al adentrarte en la zona; solo un abreboca de lo que te espera.

El segundo paso es conocer la sala interpretativa, lugar en el verás los diferentes hallazgos encontrados en las excavaciones; alguno de ellos son una figura de un perro con ruedas, varios trozos de cerámica e incensarios espigados. Además del cuerpo de una mujer, quien estaba acompañada de copas miniatura y un perro.

Acto seguido, podrás disfrutar del sendero arqueológico interpretativo; allí serás el guía de tu expedición, la cual sabrás realizar gracias a un folleto que encontrarás en el cafetín. Después de esto, puedes recorrer la Ciudad Prehispánica; donde conocerás el Centro Ceremonial, la plaza amurallada con pirámides y otras estructuras. Otros de los tractivos que verás son dos canchas de pelota, totalmente amuralladas por pirámides; ubicadas en el Centro Ceremonial Poniente.

Al llegar a la cima descubrirás, porque fue llamado de esta manera; y es que desde ahí, se puede ver el cuerpo de una mujer en reposo. Justo a lo largo del cerro de Guazapa, lo cual no será lo único que verás, ya que el resto del paisaje es impresionante. El costo de la entrada a estas instalaciones es bastante accesible; este punto es el que menos debe importar. Con esto, finalizamos la travesía por el Parque Arqueológico Cihuatán. Recuerda visitar sus espacios y alimenta tu intelecto.

¿Cómo llegar al Parque Arqueológico Cihuatán?

Si viajas en auto particular desde San Salvador, debes tomar la carretera Troncal del Norte, la que te llevará a Cihuatán; encontrarás la entrada del parque después de pasar el pueblo de Aguilares, unos 4 kilómetros más o menos.  El viaje tomará 1 hora, recuerda estar al pendiente de las señalizaciones, te guiaran para que llegues seguro a tu destino.

Para acceder al parque en bus, solo llega hasta terminal de Oriente, ubicada en San Salvador; luego de eso toma la ruta dirigida a La Palma o Chalatenango. Si es primera vez que visitas el lugar, pregunta al chofer por la entrada a las ruinas; la cual se encuentra a pocos minutos del pueblo de Aguilares. Al llegar, deberás subir por el camino al sitio, en realidad no tiene perdida, hay señales que indican la dirección a seguir. El bus solo tarda 1:30 en llegar y el costo del pasaje es bastante económico.

¿Qué más hacer en El Salvador?

No olvides que El Salvador tiene espacios para todos los gustos, en caso de que los lugares históricos no sean de tu agrado; hay un sinfín para escoger. Si necesitas más opciones, recomendamos acudir a las costas salvadoreñas; pedazos de océano que resultan encantadores a la vista. Un ejemplo de tranquilidad y privacidad es playa El Pimental, lugar ideal para observar la fauna y respirar aire fresco; otro cautivante paisaje es playa la perla, espacio en el que puedes practicar deportes acuáticos y degustar ricos mariscos.

Pero, si lo que buscas es calma y tranquilidad, eso solo lo conseguirás, adentrándose en la naturaleza; para ello recorre los senderos del Parque Walter Thilo Deininger, zona boscosa rodeada de enormes árboles y fauna magistral. Incluso, si deseas subir un poco la adrenalina, puedes hacerlo a través de la práctica de rapel; al final de esto, es casi obligado tomar un baño en el río que recorre los espacios del parque. Finalizando la jornada quedarás exhausto y hambriento, por lo que recomiendo pasar por algún restaurante cercano.

Donde degustarás exquisitos platillos salvadoreños, en este punto puedo recomendarte varios; el primero es el casamiento de frijoles con arroz. Un menú netamente tradicional que no debes dejar de probar; si te gustan los frijoles, entonces sugiero degustar una deliciosa sopa de frijoles rojos. Te aseguro que con este plato repondrán las fuerzas perdidas. Así que no olvides disfrutar la gastronomía salvadoreña al hacer un recorrido turístico.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *