Parque Arqueológico San Andrés “espacio místico natural”

Sí aún desconoces que es el Parque Arqueológico San Andrés, aclaramos esa duda; es un sitio maya prehispánico de El Salvador. Donde sus pobladores lograron establecerse en el valle de Zapotitán, siendo netamente un pueblo agrícola; actividad que los caracterizó durante siglos. Sin embargo, tuvieron que desalojar el lugar en el año 250 a.C, debido a la erupción repentina del volcán de Ilopango, ahora es conocido como Lago de Ilopango ; conoce más de los parques arqueológicos de El Salvador a continuación.

Ubicación

Si deseas conocer el Parque Arqueológico San Andrés, debes visitar el departamento de La Libertad; lugar que fue el territorio capital de un señorío maya en tiempos remotos. Lo encontrarás, justo a pocos kilómetros de la Joya de Cerén y Tazumal, exactamente en el valle de Zapotitán. Senderos ideales para los amantes de la historia de nuestros antepasados, haz turismo El Salvador y lo conocerás.

Características del Parque Arqueológico San Andrés

Otro de los centros prehispánicos de El Salvador es el Parque Arqueológico San Andrés; considerado el sitio arqueológico más grande del país, al poseer aproximadamente un área de 35 hectáreas. El cual se supone fue una capital regional entre los años 600 y 900 d.C; fecha en la que la cultura Maya tuvo su mayor apogeo. De acuerdo con los investigadores, el espacio fue para aquella época un centro dedicado al comercio y la política; por lo que llegó a ser uno de los asentamientos más importantes del momento:

Los expertos consideran que el Parque Arqueológico San Andrés estaba encargado de controlar el resto de los asentamientos del valle; la comunidad de la zona estaba integrada por militares, gobernantes, artesanos, comerciantes y sacerdotes.  A la lista agregaremos, todos aquellos agricultores que vivían en los alrededores del espacio; después de la erupción, llegaron al lugar algunos integrantes de la civilización pipil. Permaneciendo en la zona por un corto periodo de tiempo.

Está dividido en varios sectores, en los que hallaremos una enorme plaza, donde veremos enormes pirámides; teniendo una de ellas forma de campana. Por otro lado, encontraremos la acrópolis, y un espacio que dio lugar a un mercado; destinado al intercambio comercial. Algunas estructuras fueron construidas en adobe, mientras que otras fueron hechas a base de toba volcánica.

De acuerdo con los investigadores, este sector fue protagonista de un intercambio comercial; siendo sus principales proveedores las civilizaciones del actual Petén guatemalteco y Belice. Lo que significa que la mayoría de las culturas precolombinas de América estaban conectadas, de una u otra forma; con esta pequeña descripción, podemos decir que vale la pena visitar el Parque Arqueológico San Andrés.

¿Qué ver en el Parque Arqueológico San Andrés?

Para reencontrarte con tus antepasados, debes visitar el Parque Arqueológico San Andrés; donde podrás observar un centro político-ceremonial. Dividido en dos sectores, denominados plaza norte y plaza sur; las investigaciones han arrojado que este último estaba destinado a los gobernantes, además sobre ella se desarrolló la acrópolis. Lugar, en el cual podemos ubicar las estructuras ceremoniales y políticas.

Por el lado oriente y sur de la acrópolis podrás ver la pirámide principal; mientras que por la zona norte, ubicamos las habitaciones de los gobernantes. Reconocidos, por los expertos como los últimos palacios de San Andrés; también disfrutarás en el extremo sur de otro de los centros ceremoniales que contiene el lugar.  La mayor satisfacción a la vista, será cuando observes la Gran Plaza, allí sobresale una pirámide; la que es llamada Campana de San Andrés.

La misma se encuentra conectada a la acrópolis a través de una estructura que posee forma de L; también existe en el lugar un área residencial, pero hasta el momento no ha sido investigada. El espacio está cubierto de áreas verdes, por lo que evoca a la calma y tranquilidad del alma; aunque para algunos, puede sonar algo ridículo, pero es así. Las indagaciones aún continúan; evidenciando uno de los últimos estudios un área de creación de cerámica y quemadores de incienso. 

Otros atractivos turísticos de San Andrés

Una zona bastante particular es el obraje de añil que encontrarás en las inmediaciones del Parque Arqueológico San Andrés; el mismo pertenece a la época colonial y además se ha mantenido intacto, gracias a la erupción del volcán Playón. La que se desarrolló en el año 1658 d.C,  y que además mantuvo sepultado este sector durante mucho tiempo; otros atractivos que encontrarás en la zona es el museo de sitio.

Diseñado especialmente para que recorras el lugar de forma visual; además de una tienda de artesanías, donde podrás adquirir cualquier souvenir para tus familiares. Incluso, pone a tu disposición los guías locales, quienes se encargaran de mostrarte el lugar sin inconvenientes.

Si sientes antojo de consumir algún aperitivo, eso podrás hacerlo en la cafetería; tomando gaseosas o comiendo golosinas. No solo verás los asentamientos indígenas establecidos en estas tierras; sino que también podrás aprender sobre el contacto que hicieron con otras culturas prehispánicas. Esto y más verás en el Parque Arqueológico San Andrés, paraíso de culturas pasadas en toda la extensión de la palabra.

¿Cómo llegar al espacio?

Si viajas en automóvil será muy sencillo, pues, solo debes conducir sobre la carretera CA-1, la cual te llevará desde San Salvador al Occidente; luego, verás la entrada del sitio, justo en el kilómetro 31.5. No hay pérdida alguna, la única exigencia para no perderte es observar las señalizaciones.

Si el anterior no es tu caso, y por el contrario, viajas en bus, entonces debes dirigirte a la Terminal de Occidente; donde deberás tomar la ruta 201, la cual te llevará directo a Santa Ana. Una vez allí, puedes solicitar al chofer que te deje en la estación de San Andrés; no hay forma de que te pierdas, ya que el autobús te dejará en frente del lugar. Después de ello, estás listo para iniciar la travesía arqueológica, y conocer los Parques Arqueológicos de El Salvador.

Más lugares que visitar en El Salvador

Si hay algo que amo, cuando hago turismo, eso es visitar los hermosos paisajes salvadoreños; algunos de ellos totalmente paradisíacos. Con esto, me refiero a sus playas, siendo unas de mis preferidas, playa San Diego, playa El Zonte y playa Mizata. Lugares espaciosos llenos de cocoteras y ramadas de palma, donde puedes apostarte para descansar del sol. Obtendrás una gran satisfacción, si combinas el entorno con su rica gastronomía.

Es por ello que cada vez que puedo darme una pasada por el país; me dirijo a cualquier comedor o restaurante y solicitó un delicioso salpicón de res. Con esto logro potenciar mis energías y continúo con el recorrido; ya que son muchos los lugares que se pueden disfrutar en el pulgarcito de América. Por lo que no lograrás observarlos todos de una sola sentada, si caminas las calles salvadoreñas en tiempos calurosos; no hay mejor momento para degustar una rica y refrescante minuta. La puedes elegir del sabor que más prefieras, tendrás mucho de donde escoger, solo recuerda que su preparación es única en El Salvador

Tierra que no solo es rica en paisajes hermosos, sino también en comidas tradicionales; cualquier zona que visites del país te impresionará. Incluso, si llegas a pasear por sus volcanes, los cuales son atemorizantes y bellos a la vez; hablarán por sí solos y te contarán sus historias. Solo déjate llevar, consigue una cámara y lleva los mejores recuerdos a casa, el recorrido no te decepcionará, eso lo prometo.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *