Uno de los mandatarios de El Salvador que llegó al poder con la ayuda de la familia Meléndez-Quiñones fue Pío Romero Bosque; personaje que participó en la política desde el año 1892, año en que comenzó su recorrido por diferentes cargos. Su periodo presidencial fue el protagonista de la gran crisis económica que vivió El Salvador entre 1929 y 1931; periodo que trajo como consecuencia el levantamiento campesino.

Nacimiento y estudios

En el actual departamento de La Paz, exactamente en la ciudad de Zacatecoluca nace Pío Romero Bosque; siendo 1860 su año de nacimiento, cuyos progenitores fueron Rosario Bosque y Serapio Romero.  Su abuelo fue un distinguido liberal conocido como Cayetano Bosque, parentescos que le permitieron realizar sus estudios; logrando graduarse en derecho, carrera que realizó de forma brillante.

Matrimonio y muerte

Una vez que demuestra lo brillante e impecable que podía ser en el ámbito de las leyes, logró acceder a diferentes cargos políticos; finalmente, contrae matrimonio con Amparo Molina, unión que dio como fruto 1 hija. Después de cumplir con su carrera política, muere a sus 75 años de edad el 10 de diciembre de 1935 en Nicaragua.

¿Quién fue Pío Romero Bosque?

Pio Romero Bosque fue conocido como abogado y político salvadoreño; quien fue uno de los presidentes de El Salvador en el año 1927, año en que recibe el cargo de manos de Alfonso Quiñones Molina. Para el 1 de marzo de 1931 culminó su mandato, es aquí que entrega el mando a Arturo Araujo.

Cargos políticos

Desde el año 1892, Pío Romero Bosque tuvo la oportunidad de ostentar diferentes cargos políticos; entre los cuales resaltan los siguientes:

  • Juez en Propiedad del Distrito de Zacatecoluca
  • Ministro de Gobernación y Vicepresidente entre 1923 y 1927, durante la administración de Quiñones Molina.
  • Ministro de Guerra entre los años 1919 y 1923, durante el mandato de Jorge Meléndez.
  • Magistrado de lo civil.
  • Tercer Magistrado de la Cámara Primera de Segunda Instancia en 1901.
  • Magistrado del Poder Judicial en 1892.
  • Diputado a la Asamblea Nacional en 1892.
  • Juez de Primera Instancia en 1892.
  • Suplente del departamento de San Salvador en 1889.

Ascenso al poder

El periodo de gobierno de Pío Romero Bosque inició el 1 de marzo del año 1927, después de ser apoyado por su predecesor; hablamos de Alfonso Quiñones Molina, quien pensó podría manejarlo a su antojo, sin embargo no fue así. Puesto que este logró ascender poco a poco y poner en marcha muchos de sus ideales democráticos. Los cuales no llegaron a feliz término, pues al final tuvo que hacer uso de la represión para mantener la estabilidad del país; el desarrollo de su mandato puso fin a los gobiernos sucesivos de los Quiñones-Meléndez.

Logros del mandato de Pío Romero Bosque

Entre los logros principales del presidente Pío Romero Bosque se encuentran los siguientes:

  • Creación del Ministerio del Trabajo, donde se establecieron ciertas leyes relacionadas con los accidentes de trabajo.
  • Regulaciones del trabajo femenino e infantil.
  • Tomó en cuenta las enfermedades y horarios laborales, el seguro y las fechas festivas.
  • La libertad de prensa.
  • Legalización de los sindicatos.

Su periodo de gobierno estuvo encausado en la finalización de la represión política; es así que se considera uno de los momentos políticos de El Salvador donde se respetaron los derechos políticos y civiles. Para el año 1929 enfrentó la crisis cafetalera, la cual representó la baja de los precios del producto; por lo que la seguridad económica de la población peligraba. En vista de ello, intenta sostener la economía del país con la creación de la Junta Nacional de Turismo en 1930; situación que beneficiaba a la industria y a la vez al comercio, además creó el Partido Comunista Salvadoreño ese mismo año.

Aspectos negativos de gobierno

La crisis económica de El Salvador fue uno de los puntos en contra que tuvo Romero Bosque en su mandato; a pesar que intentó paliar la situación, la misma se hizo insostenible. Puesto que las protestas se hicieron presentes y no le quedó más remedio que reprimir las mismas fuertemente; sin embargo, en medio de un ambiente político muy tenso, una vez que culmina su periodo de gobierno, intenta dar una salida democrática. Por lo que organiza elecciones libres y deposita el poder en manos de Arturo Araujo en marzo de 1931.