Popol Vuh

El Popol vuh es el libro sagrado de la cultura Maya y la etnia Quiche que se ubicaron en parte de México, Belice, Honduras, Guatemala y El Salvador, convirtiéndose en el más importante de los libros de ésta cultura que aún se conservan. Estos textos se destacan por su extraordinario contenido y sobre todo por sus cualidades literarias. Son éstas de tal envergadura, que se les puede comparar con La Ilíada de Homero o con La Sagrada Biblia de los católicos. Su traducción podría significar «Libro del consejo»

¿Qué se sabe sobre el Popol Vuh?

Este libro es de un gran contenido cosmogónico, porque en él se relata todo el proceso de la creación. Hablamos del comienzo de la vida del hombre en el planeta. Dice que las montañas surgieron del mar, luego explica sobre la formación de la vegetación sobre los valles y la aparición de los primeros animales.

Libro sagrado Maya

Todo este ecosistema fue creado por varios dioses, quienes después exigen sacrificios a los seres humanos para adorarlos. Los primeros animales que se crearon, fueron los cuadrúpedos, luego se crearon las aves. Éste sistema fracasó porque los animales eran incapaces de hablar y entonces los dioses hacen un segundo intento para crear un mundo más perfecto.

Luego hacen una criatura de barro semejante a ellos, que por supuesto tiene forma de un humano. Lamentablemente esta criatura al ser expuesta a las lluvias se disolvió. Según El Popol Vuh, hacen un tercer intento, esta vez hacen hombres de madera, pero como éstos no eran capaces de venerar a los dioses, enfurecidos provocan un huracán para castigarlos.

En el cuarto intento logran su objetivo, y crean al hombre que proviene del maíz. Estas nuevas criaturas si son capaces de adorar a sus dioses y ver todo. Lo que no era del agrado de los dioses y enviaron nubes para que ellos no pudieran verlos. Así podrían mantener su privacidad, quienes vendrían siendo la humanidad que actualmente habita el planeta.

Los nombres de la primera pareja según El Popol Vuh fueron Xpiyacoc y Xmucané. A estos les siguen sus hijos llamados Uno Hunahpú y Siete Hunahpú, nueras y nietos. Quienes se convirtieron en artesanos y escribas. La misión de estas primeras criaturas era cuidar de los días del calendario el cual tenía 260 días.

¿Qué nos relata el Popol Vuh?

Relata El Popol Vuh, que la formación de la humanidad se llevó a cabo sobre la superficie de La Tierra. En sus profundidades, representaron el día y la noche, sus actores y rectores el sol y la luna. El pintor Diego Rivera en varias de sus famosas pinturas interpreta todos estos actos de ésta comedia llamada Popol Vuh.

Según el lenguaje quiché, Popol Vuh, significa “libro del consejo” o también “libro de la comunidad”. Aparentemente, estos acontecimientos ocurrieron, en lo que hoy día es Guatemala. La que entonces estaba habitada por los indios Maya. El Popol Vuh se ha comparado con la biblia de la religión católica, por su alto contenido histórico y religioso. Donde se trata de explicar la creación del mundo, por eso también se le denomina “el libro sagrado”.

A diferencia de la biblia, también trata de explicar todos los fenómenos naturales como la lluvia, la luz, los relámpagos. También, la creación de los mares y todo lo que para ellos era un misterio, así como la vida misma de vegetales y animales. Según fray Francisco Ximénez, la primera versión escrita fue en la lengua de los quiché en el siglo dieciséis, la cual permaneció en la clandestinidad hasta el año 1701.

¿Cómo era el Popol Vuh?

La versión original era interpretada con jeroglíficos. Donde los sacerdotes indígenas tenían la obligación de explicarlos a la población para el aprendizaje de la religión.  Allí interpretan claramente la necesidad de rendir culto y dar ofrendas a sus dioses mediante sacrificios humanos.

La primera interpretación de fray Ximénez fue un tanto confusa, y por eso hace una segunda interpretación de forma más clara traducida del idioma quiché al español. Estos escritos se conservaron en Guatemala hasta el año 1854. Cuando fueron descubiertos por un austriaco llamado Charles Schezer, quien en 1857 decidió publicarla en Viena con el nombre “Las historias de los indios de ésta provincia de Guatemala”.

El libro original del Popol Vuh fue vendido a un coleccionista, después de haber sido sustraído del convento donde se encontraba. Este hurto lo llevó a cabo  un sacerdote misionero llamado Charles Étienne Brasseur de Bourbourg quien se lo llevó a Europa y lo mandó a traducir en francés.

Después de la muerte del coleccionista Alfonso Pinart, su viuda lo vendió a un etnólogo de nombre Otto Stoll, luego éste se lo vendió a Edward E. Ayer quien por consciencia decidió devolver las escrituras al Continente Americano de donde nunca debió haber salido.

Actualmente la primera traducción de Ximénez al castellano, y su «Manuscrito de Chichicastenango» se encuentran en la Biblioteca Newberry, en Chicago, Estados Unidos

Según el criterio de varios intérpretes de las religiones y culturas indígenas del Continente Americano, el Popol Vuh es un libro de alto contenido religioso y cultural, pero es aceptado como una leyenda sin fundamentos científicos que puedan evidenciar alguna coherencia con la realidad de la existencia del hombre en La Tierra.

Similitud del Popol Vuh con la Biblia

Tiene mucha similitud con el capítulo de génesis en la Biblia Católica donde se narra como dios creó al primer hombre, Adán a partir del barro y luego a Eva su compañera quien fue sacada de una costilla de éste. Sigue el misterio de la procreación donde tuvieron que echarse varón y hembra siendo hermanos para que no se extinguiera la raza humana.

Otra similitud del Popol Vuh con La Biblia Católica, es el orden en que fueron creadas todas las cosas. Primero se crearon el sol, la luna y las estrellas, después los mares y las montañas, luego el reino vegetal y finalmente el reino animal incluyendo al hombre.

Según los mayas el hombre, desciende del mono pero  según La Biblia fue creación exclusiva y selecta del dios del universo cuyo nombre es Jehová o Yahvé. Podemos notar que en estas similitudes o controversias doctrinales, el hombre siempre ha tratado de explicarse a sí mismo su origen. Tienen siempre la interrogante de si el hombre está en La Tierra por creación o por evolución.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *