Presencia de los vikingos en el Continente Americano

Por lo que es hoy en día conocido como Canadá, al extremo norte del Continente Americano, llegaron los vikingos (Groenlandia Terranova) allá por en el siglo X. Estas colonias vikingas permanecieron en América durante casi 500 años.

Existe un pequeño asentamiento vikingo en Canadá llamado L’anse  Aux. que fue declarado como Patrimonio de La Humanidad por la UNESCO y que fue descubierto por el investigador  Helge Ingstad y su  compañera y esposa  quien era arqueóloga, llamada Anne Stine.

¿Qué se sabe sobre la Presencia de los vikingos en el Continente Americano?

Todo lo expuesto anteriormente, vendría a echar por tierra, el hecho de que sería Cristóbal Colón el primero en pisar el Continente Americano.  Varios siglos después, además en la Isla de Baffinen, Canadá, que es la segunda isla más grande del mundo, fueron encontrados unos restos de crisol para fundir bronce, que data del año 750 de nuestra era.

Todo esto evidencia aún más la presencia en el Continente Americano de navegantes que le antecedieron a Cristóbal Colón.

Textos medievales sobre la Presencia de los vikingos en América

También existen dos textos medievales que datan  del siglo XIII, Las Sagas de Vinlandia; que dejan evidencia de la presencia de vikingos en América en  la época precolombina. También, en el año 1200, fue escrita La Saga de los Groenlandeses y en el año 1260, la saga de Erik el Rojo.

Estos escritos, no son de fuente muy confiable. Ya que el escrito de estas sagas es anónimo. Además se ha tenido que buscar apoyo científico para comprobar su veracidad.   

Según estas sagas, los vikingos llegaron a América procedentes de Islandia en el año 982.  Fundaron casi medio centenar de granjas con unos 5.000 hombres. Se presume que los vikingos, una vez instaurados en Groenlandia. También se dedicaron a la exportación de marfil y productos agropecuarios. En el año 1261, Noruega tomó el dominio de estas tierras y su consabida productividad.

Hacia el año 1350, comenzaron a disminuir las colonias, unos diez años después fue eliminada la diócesis de Gardar.  El ultimo asiento en los registros matrimoniales, data del año 1408.

Se presume que para el siglo XV, ya habían desaparecido de forma definitiva las colonias vikingas en el continente. Según lo ponen de manifiesto algunos estudios con radiocarbono.

Pequeña Edad Del Hielo

No se sabe a ciencia cierta las razones por las cuales desaparecieron definitivamente estos asentamientos. Pero se presume que las condiciones climáticas, por demás inclementes, tuvieron mucho que ver.

Todo apunta a que la “Pequeña Edad Del Hielo”, pudo influir de forma radical en la exportación de sus productos. Debido a la congelación del océano, lo cual obviamente impedía la libre navegación.  La misma supervivencia de sus habitantes.

También la exportación de marfil, se vio afectada muy duramente. Ya que los europeos también lo podían obtener procedente del continente africano.

Además de quedarles más cerca y por consiguiente el flete era menos costoso, lo había en más cantidad y de mejor calidad. O sea que éste mercado no era competitivo, por lo que fue desechado.

Sin embargo, pese a haber desaparecido estos asentamientos vikingos en América, el gobierno danés continuó considerando estas tierras como dominio suyo.

Los geógrafos jamás dejaron de tomar en cuenta  a la isla, pese a ser un territorio casi inhabitable, no dejaba de significar masa en territorio si a habida cuenta.

Los grandes imperios no compiten solo por sus riquezas, sino también se considera el tamaño de sus territorios sumando las colonias.

Leifsbúoir, Markland y Vinland

Vinland, es sabido a través de ésta saga, que los vikingos entraron en Groenlandia e hicieron algunos asentamientos, a través de  un navegante de nombre Bjarni  Herjólfsson , que se perdió en su ruta original y por error, fue a parar a América del Norte descubriendo  y fundando  allí  un asentamiento al que le puso por nombre Leifsbúoir.

En realidad, allí se hicieron tres asentamientos, Helluland, que significa “tierra de las piedras planas”; Markland, comprendida por una zona boscosa; y Vinland un poco más al Sur. Los asentamientos de Leif, no fueron prósperos debido a  la  escases de mujeres, lo que originó disputas entre los del sexo masculino.

Poco tiempo después, este asentamiento fue abandonado. Pero aun así continuaron abasteciéndose de madera procedente de Markland. Se presume que el último viaje de los vikingos, ocurrió a finales del siglo XIV, no pudiéndose precisar el año por lo dudoso de la autenticidad de ésta saga.

Sin embargo, en el año 1837 Carl Christian Rafn un historiador. Describió detalladamente y con ciertos datos fidedignos, la presencia de los vikingos en América. En la década de 1960, se descubrió en unas excavaciones suficiente material para sustentar el descubrimiento de esta zona de América por parte de los vikingos mucho antes de que Cristóbal Colón pusiera pié en el nuevo continente.

No podemos concluir este artículo basado en la presencie de los vikingos en América. Sin hablar sobre runas en  Nazca, en PerúBrasil, Paraguay y en las provincias de Tucumán y Córdoba en Argentina, y  el hallazgo de las runas en América del Sur. Se supone que algunos petroglifos  que se encuentran en América del Sur, están relacionados con escrituras al estilo de runas.

Runas en Oklahoma

En América del Norte, también fueron halladas otras runas, en Oklahoma, que supuestamente son de origen escandinavo. Sin embargo algunos runólogos contradicen esta aceptación porque carecen de inconsistencia. Enfáticamente las han considerado unas burdas falsificaciones. Lo cual ha traído mucha controversia en la creencia de una presencia de los vikingos en el Continente Norteamericano.

En controversia a lo expuesta en el párrafo anterior. Se ha especulado sobre la historia de que una mujer amerindia. La misma fue trasladada desde Suramérica hasta Islandia en el año 1000. Donde se proliferó, ya que cuatro familias y sus descendientes. Poseen un linaje denominado C1e, que es típico de los amerindios y es proveniente de células  mitocondriales.

Se ha investigado mucho sobre la descendencia de estas  cuatro familias. Pero no se han encontrado pruebas fehacientes de que haya habido matrimonios cruzados entre estas dos razas. Ya que desde el siglo X, esta isla prácticamente quedo en absoluta  desolación.

Acerca del autor
Comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *