La naturaleza está a la orden del día cuando se visita El Salvador, país donde conoceremos la Puerta del Diablo; otra forma de hacer turismo en El Salvador, y que además vale la pena conocer. Recorre el espacio rápidamente a través de la lectura, y verifica si es el lugar ideal para tus próximas vacaciones.

Actualmente se encuentra en pausa de una remodelación que ganara mas visitas de turistas locales y extranjeros, dio inicios en el año 2019.

Cuando se termine oficialmente contara con parqueo, caseta de control, ara administrativa, merenderos y locales para las ventas locales de artesanías y típicos.

Ubicación de la Puerta del Diablo

Si deseas adentrarte en la naturaleza, entonces debes acudir al sur de la ciudad capital, San Salvador; justo en el municipio Panchimalco, en el cerro El Chulo, localizados dentro del departamento de San Salvador. Allí conocerás la Puerta del Diablo, también conocido una formación rocosa que cuenta con su propia leyenda; solo ubícate en el mapa y adéntrate a lo desconocido a través de este paisaje natural.

Características del lugar            

La Puerta del Diablo es una formación rocosa ubicada en el cerro El Chulo, cuya altura es 1,131 metros sobre el nivel del mar.

Está conformada por tres peñascos, y la unión de dos de ellos forman una grieta. Es considerado una de las zonas más altas del país, por lo que es un área bastante concurrida y visitada por los turistas; ya que, desde allí obtendrás la mejor vista hacia diferentes sectores de la región como el lago de Ilopango, el volcán de San Vicente y la misma capital de San Salvador.

Es importante destacar que la Puerta del Diablo posee un clima bastante fresco. Puedes gozar de dicho clima, solo si subes hasta los peñascos que la integran; de acuerdo con la historia, el espacio se creó después de una fuerte tormenta sucedida el 08 de octubre del año 1762 conocido como el diluvio de San Dionisio. La cual ocasionó la aparición de los 3 peñascos, pues antiguamente, el cerro El Chulo constaba de 1 roca; al parecer las fuerzas de la naturaleza ejercieron todo su poder, creando esta magnífica formación.

En torno al lugar, existen muchas leyendas, una de ellas describe al príncipe de las tinieblas cortejando a la hija de un terrateniente; quien decidió acosar al maligno, por lo que no le quedó más remedio que huir. En su partida, derribó las montañas con su galope, permitiendo que se formara la grieta; desde ese momento, el lugar es llamado la Puerta del Diablo. Hay más de una historia que gira alrededor de la aparición de este bello lugar; solo con ellas vale la pena visitarlo y escuchar lo que tienen para decir los lugareños.

¿Qué hacer en la Puerta del Diablo?

Primero que nada, para llegar hasta la cima de la Puerta del Diablo, debes escalar sus tres peñascos, hasta el mirador; una vez al llegar, te encontrarás con una de las mejores vistas, es decir, que el primer disfrute es visual. Puesto que te encontrarás observando a lo lejos el tranquilizante paisaje del lago de Ilopango; a esto le unimos otra hermosa vista, como lo es la ciudad de San Salvador. Pero, no hay nada que cause más satisfacción que ver desde las alturas el Cerro de Las Pavas.

Otra de las vistas que gozarás es el imponente volcán San Vicente y el pueblo de Panchimalco.

Para los más activos, están las caminatas hacia los senderos que conducen hasta los peñascos; si eres amante de la adrenalina, entonces aprovecha para practicar un poco de rappel y canopy. Con ellos sentirás como se agita la sangre en tu cuerpo; pero, si estas en búsqueda de diversión más tradicional, pues, debes recurrir a los juegos mecánicos, muy divertidos por cierto. Incluso, puedes lanzarte por la tirolesa o hacer algo de montañismo; como ves, hay mucho que hacer cuando se visita la Puerta del Diablo.

Te recomiendo visitar este lugar en horas de la tarde, ya que es cuando se puede presenciar de lleno la neblina que baja desde Mil Cumbres.

¿Qué y dónde comer?

Cuando se realizan actividades turísticas al aire libre, siempre es importante llevar alimentos; pero eso no será necesario si acudes a la Puerta del Diablo, ya que, encontrarás muchos vendedores en la zona. Quienes ofrecen platillos típicos de la región, muy ricos y a módicos precios; cabe destacar que el menú es muy diverso, por lo que puedes elegir lo que más te guste.

Puedes degustar un rico atol de elote, maíz tostado o piñuela que son bebidas calientes típicas de El Salvador; para acompañarlo una torta de elote o un elote asado.

Si está entre tus planes obtener algún tipo de recuerdo o artesanía, los vendedores te pueden ayudar; así llevarás a casa un pedacito de El Salvador.

Hospedaje en la Puerta del Diablo

Son muchos los hoteles y hostales que encontrarás cercanos a la Puerta del Diablo; locales que prestan un excelente servicio, además de ser muy aseados, donde encontrarás habitaciones con su baño. Espacios dispuestos para que disfrutes del mayor confort, los cuales incluyen servicio de restaurante; sus precios son módicos, ajustándose al presupuesto de la clientela como el Hotel Boutique Amatechan.

Seguridad en la Puerta del diablo

Cuando visitas este lugar turístico la POLITUR  se encarga de custodiar el espacio, brindando la protección que necesitan los visitantes. Si deseas visitar otros espacios de esparcimiento en el país, puedes solicitar la compañía de los agentes; solo debes comunicar a los entes indicados con una semana de anticipación, además de cubrir los gastos de alimentación del personal.

¿Cómo llegar a la Puerta del Diablo?

Si te encuentras ubicado en el centro de San Salvador, puedes llegar a la Puerta del Diablo, tomando la ruta 12 del microbús, toma en cuenta que debe ser la que se dirige a «Mil Cumbres» pasa por el parque Balboa y el parque de la familia. Con un costo muy accesible a todo publico $0.50 ctvs.

Si decides visitar el espacio en vehículo particular, debes conducir hacia el sur del Parque Balboa; en el camino encontrarás muchas señalizaciones que te ayudarán a llegar al lugar. Hay espacio suficiente para estacionar, solo debes cancelar el costo del servicio y acordar con los lugareños; ellos estarán al pendiente del automóvil.   

Ultima actualización 02 de octubre 2020.