El señor feudal era aquella persona a la que el rey le adjudicaba el poder absoluto sobre determinado número de territorios; los cuales arrendaba a personas de estratos sociales medios y bajos para lograr la producción agrícola. Sobre el cual cumplió el rol de administrador, sacando el máximo provecho del cultivo para su sustento propio y de sus subordinados; los cuales fueron inducidos a una relación de dependencia, donde el señor tenía poder sobre sus siervos o vasallos.

Origen del señor feudal

El título de señor feudal surgió después que se estableciera el feudalismo durante la Edad Media; exactamente con el establecimiento del Imperio Carolingio entre los siglos VI y IX,  momento en que las invasiones entre reinos habían ganado terreno. Por lo que, los monarcas dividían sus territorios en feudos  modo de protección; es así que adjudican sus dominios a integrantes de la nobleza  a través de una ceremonia llamada Homenaje de las investiduras.

Donde los nobles debían jurar fidelidad al rey con La Biblia como testigo del pacto entre las partes; posterior a ello se les otorgaba el poder absoluto sobre todo lo existente en el feudo, incluso de los trabajadores; quienes terminaron por convertirse en siervos, realizando labores agrícolas y  nivel de servidumbre.

 Relación  señor- vasallo – siervo

La relación existente entre el señor, vasallo y siervo derivó de la posición social que cada uno de ellos poseía; de modo que podemos explicarla de la siguiente manera:

  • El señor feudal como parte de la nobleza alta, tenía poder absoluto, tanto del feudo como de vasallos y siervos.
  • Los vasallos pertenecieron a la nobleza media-baja, recibían un feudo y cumplían funciones en diferentes cargos; hombres libres de la sociedad que debían obediencia al señor, recibían un salario. Además eran protegidos por el señor en cualquier situación de justicia y estaban obligados a apoyarlos militar y políticamente.
  • Por su parte, el siervo pertenecía a la sociedad común, clase trabajadora o campesinado; los cuales no solo trabajaban la tierra, sino que también de servidumbre del señor feudal y que además debían pagar impuestos por el beneficio recibido.

Obligaciones del señor feudal

Las obligaciones del señor feudal consistió solamente en mantener fidelidad y obediencia plena con el monarca; su deber era mantener el pacto, aun cuando existiese cambio de rey, es decir, que su fidelidad se debía a cualquiera que estuviese en el trono. De ello dependía su poder, puesto que la monarquía le adjudicaba su posición dentro del reino.

También, era responsable de estar al pendiente del cobro de impuestos, no solo a los vasallos y siervos sino también a los comerciantes; quienes debían pagar un peaje o impuesto al pasar de un territorio a otro, siempre y cuando el mismo perteneciese al señor.  Entre sus roles se encontraba el papel de juez, pues, podía impartir justicia entre los habitantes del feudo; de igual modo eran administradores de los bienes feudales y dueños de ejércitos que protegían al rey. Con el cual a su vez ofrecían protección a sus siervos en caso de invasiones inesperadas.

Causas de la desaparición del señorío

Entre las causas que generaron la desaparición del señor feudal, se pueden mencionar las siguientes:

  • La exigencia de los campesinos sobre el derecho de la tierra que generó incomodidad en el señor.
  • La necesidad de los trabajadores de finalizar la relación de dependencia, señor-siervo.
  • Aumento de la migración desde el campo a las ciudades, por lo que la mano de obra era escasa.
  • Disminución de la recaudación de impuestos a causa del abandono rural.
  • Excesivos decesos en el sector campesino a causa de múltiples epidemias.

¿Cómo obtener el título de señor feudal?

Para alcanzar el título de señor feudal, primeramente debían pertenecerá una clase social alta, en caso que fuesen a optar directamente al cargo; sin embargo, existían otras maneras para llegar a ser señor, esto era por herencia, ya que el cargo era transmitido de generación en generación. Eso en caso que dicho señor tuviese familia, como el puesto era de carácter vitalicio, solo podía heredarse con la muerte del señor feudal. Quienes heredaban el feudo, no sólo obtenían el poder sobre las tierras, sino también sobre los vasallos y siervos del señor.

Sociedad del señor feudal

La sociedad del señor feudal constó de diferentes estratos sociales, donde se pueden sectorizar sus integrantes de la siguiente manera:

  • El rey, el gobernante de la nación, considerado el más importante a quien se rendían tributos.
  • Duques y condes, quienes formaban parte de la alta nobleza.
  • Caballeros, obispos y abades, los cuales podían acceder al rol de vasallo, es decir, el clero.
  • Soldados y campesinos, estos últimos los destinados a ser siervos del señor feudal.

Relación entre la iglesia y el señor feudal

La religión que se profeso en tiempos del sistema feudal fue el cristianismo; donde la iglesia cumplió con el rol institucional político y económico, aumentando sus riquezas, por lo que pertenecieron a las clases pudientes. Puesto que no sólo tenían poder moral, sino también feudal, es decir, la posesión de grandes porciones territoriales los convirtió en señores feudales; quienes mantuvieron un fuerte lazo con los monarcas y que a pesar de no poseer familia, sus bienes eran heredados.

El sector episcopal como sacerdotes y obispos, podía compartir sus territorios con las máximas autoridades, como reyes y emperadores; al hacerlo, los mismos recibían títulos nobiliarios, siendo reconocidos como condes o duques. Esto sucedió en los sistemas feudales de Alemania, Francia, Inglaterra, Italia y España; donde la iglesia practicó el sentido de dominio para explotar sus recursos agrícolas.

La mayoría de los terrenos que poseía la iglesia eran provenientes de las conquistas, eran el pago que recibían por su evangelización; es por ello que en la época independentista de América, muchas de sus bienhechurías fueron confiscadas o expropiadas, pasando a manos del estado.