Los actores políticos de El Salvador, dejan ver diferentes personajes importantes; entre los cuales podemos mencionar a Timoteo Menéndez, uno de los mandatarios del país. Quien prohibió la circulación de maquiquinas y morlacos, las cuales representaban monedas cortadas de 4 reales y pesos; situación establecida a través de un decreto legislativo con fecha del 22 de abril de 1839.

Nacimiento

Hasta el momento se desconoce el año de nacimiento de Timoteo Menéndez, sin embargo, se sabe que era oriundo de Ahuachapán; uno de los departamentos de El Salvador. Hasta la fecha se desconocen datos acerca de su fecha y lugar de muerte.

¿Quién fue Timoteo Menéndez?

Timoteo Menéndez es conocido como uno de los presidentes de El Salvador;  quien ejerció su mandato bajo la figura de vicejefe, cargo que cumplió desde el mes de mayo de 1837. Donde recibió el poder de manos de Diego Vigil; personaje que vuelve a recibir el cargo, justo en el mes de junio del mismo año, convirtiéndose en su sucesor. Entre los años 1838 y 1839 desde enero hasta mayo retoma nuevamente el poder del estado; periodo que finaliza con éxito, dejando el mando en manos de Antonio José Cañas.

Primer mandato

La administración de Timoteo Menéndez enfrentó una insurrección de indígenas provenientes de La Paz, quienes atacaron San Vicente y Cuscatlán; hechos que llevaron a la suspensión de las garantías en ambos departamentos. Su mandato se desenvolvió durante la aparición de la epidemia de cólera;  por lo que ejecutó medidas para luchar contra la enfermedad que amenazaba la vida de los habitantes.

Timoteo Menéndez y el segundo Mandato presidencial

Para el mes de enero del año 1838 comienza su segundo periodo presidencial; donde designa a José Antonio Cañas como ministro general, cumpliendo funciones en Gobernación, Hacienda, Relaciones y Guerra. Durante este mandato, Dolores de Izalco y la Asunción son unidas en una sola municipalidad por decisión de la Asamblea Legislativa; por lo que recibe el nombre Villa Izalco. Timoteo Menéndez enfrentó los embates de las fuerzas militares de Guatemala; quien se adueña de Ahuachapán y Santa Ana.

En el mes de febrero del año 1839, Francisco Morazán es designado como General en Jefe; título que recibe de manos del presidente saliente. Quien ordena enfrentar las tropas de Nicaragua y Honduras que se apoderaron de El Salvador; desembocando en una batalla el 6 de abril de 1839, la cual ganan sin dificultad.  Al finalizar esta etapa, culmina la presidencia, entregando el mando a Antonio José Cañas.