Tomás Regalado

Nacimiento y muerte de Tomás Regalado

El General Tomás Regalado nació en Santa Ana, el 7 de noviembre del año 1861.​ Mientras que falleció en el Jícaro, Jutiapa el 11 de julio de 1906. No solo se le considera militar, sino también un estadista y un político salvadoreño.

Fue un ferviente creyente en la unión de Centroamérica, unión que por supuesto iba a liderar El Salvador. Como persona se le conoció como alcohólico y de un temperamento sumamente fuerte. También se le considera uno de los causantes de la Guerra Civil. Puesto que robó sin escrúpulos tierras comunales.

Fue presidente en dos períodos

  • El primero como Presidente Provisorio de la República desde el 14 de Noviembre de 1898 hasta el 28 de Febrero de 1899.
  • El segundo período como Presidente transcurrió desde el año 1899 hasta el año 1903.

Después de este segundo mandato, siguió ejerciendo funciones militares como Mayor General del Ejército, hasta su muerte.

Al General regalado se le conocía con el sobrenombre de El Cuto Regalado, ya que durante su adolescencia sufrió un accidente en una molienda familiar, cuando su mano quedó aprisionada por un triturador, y para no perder toda la mano, el mismo agarró un machete y se cortó los dedos, quedándose solo con el dedo pulgar. Este accidente le marcó toda la vida, ya que hizo de él una persona más temeraria y reafirmó su fuerte personalidad.

Aspectos positivos de su mandato

  • Superar la crisis económica en que se encontraba el país acrecentada por la quiebra del Banco Industrial
  • Aplicar fielmente los principios liberales
  • Fomentar la creación de juntas de fomento a fin de mejorar la agricultura e industria nacionales
  • Convocó a los acreedores del estado a fin de que redujeran al cincuenta por ciento las amortizaciones para permitir el equilibrio de las finanzas
  • Liberó los derechos de la exportación del café, para lograr incentivar su producción y calidad
  • Promovió la reunión entre los presidentes centroamericanos, a fin de analizar el porqué de las alzas y bajas del café, un antecedente a los congresos cafetaleros
  • En materia de libertad de prensa, y a pesar de ser un régimen autoritario, fue muy amplia pero con las limitaciones propias de su tiempo, entre otros aciertos.
  • Modernizó la escuela militar, formó el batallón especial de caballería y la policía montada rural
Acerca del autor
Comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *